Internacional

Exteriores trata de solucionar el lío de la gestación subrogada en Ucrania

El Ministerio dice buscar "la mejor solución posible" para las familias españolas que se encuentran atrapadas en ese país después de que Justicia anulara la posibilidad de registrar bebés subrogados con una prueba de ADN 

Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores
Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores EFE

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha asegurado este domingo que tratará de buscar "la mejor solución posible" para la veintena de familias españolas que presionan desde Kiev para poder registrar a sus bebés nacidos en Ucrania tras un proceso de gestación subrogada, una práctica ilegal en España pero legal en ese país. 

El Gobierno español, a través del Ministerio de Justicia, anuló el sábado una disposición emitida un día antes por la Dirección General de Registros y del Notariado (DGNR) en la que se abría la puerta a la posibilidad de registrar a esos bebés en España presentando una prueba de ADN que certificara la paternidad o maternidad de uno de los progenitores. 

"El Gobierno recuerda que la gestación por sustitución es una práctica prohibida en nuestro país y se compromete a perseguir a las agencias y establecimientos que ofrecen estos servicios y que se lucran conduciendo a cientos de parejas a procrear en terceros países mediante esta actividad ilegal", indicó ayer Justicia tras rectificar la decisión previa de la DGNR, dependiente del propio ministerio que encabeza Dolores Delgado.

Ante esta marcha atrás del Gobierno, Exteriores ha informado hoy que la Embajada de España en Kiev está realizando gestiones con las autoridades ucranianas para estudiar las "alternativas existentes" de registro, y atenderá "de manera individualizada" a las familias españolas que se encuentran en el país para informarles sobre la legislación vigente y las posibilidades legales.

Atender al interés del menor

Tras la rectificación de Justicia, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación recuerda que los cónsules y encargados de los Asuntos Consulares están sujetos al contenido de las Instrucciones de la DGRN, a la normativa sobre Registro Civil, y a la Ley sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida de 2006, "sin dejar de dar solución a las situaciones de hecho que se hayan creado, atendiendo al interés superior del menor".

Pese al conflicto interno, el Gobierno asegura que tiene "la obligación de preservar y proteger los derechos de las madres biológicas involucradas en este proceso, independientemente de su nacionalidad, así como de proteger el interés superior del menor".

"A la vista de esta situación, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación sigue desaconsejando el inicio de cualquier proceso de gestación subrogada, recomendación que este Ministerio lleva haciendo desde hace años", ha agregado en un comunicado el ministerio encabezado por Josep Borrell.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba