El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha dejado este jueves bastante claro que la entidad monetaria decidirá aplicar más estímulos monetarios en su reunión de marzo próximo. Draghi anunció en rueda de prensa en Fráncfort que se han incrementado los riesgos a la baja para el crecimiento de la zona del euro y que la inflación será más baja de lo que se preveía.

Previamente, el consejo de gobierno del BCE decidió mantener su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,05 %. También dejó sin cambios su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos a un día, en el -0,30 %. A comienzos de año "los riesgos a la baja han aumentado de nuevo entre una incertidumbre más alta sobre las perspectivas de crecimiento en las economías de los mercados emergentes", dijo Draghi, informa Efe.

El presidente del BCE también citó la "volatilidad en los mercados financieros y de materias primas y los riesgos geopolíticos" como riesgos a la baja para el crecimiento. "En este entorno, las dinámicas de inflación de también van a ser más débiles de los esperado", añadió. Por ello, continuó Draghi, "será necesario revisar y posiblemente reconsiderar nuestra política monetaria en nuestra próxima reunión a comienzos de marzo", cuando la entidad dispondrá de las nuevas proyecciones macroeconómicas de crecimiento e inflación del personal del BCE, que también cubren en 2018.

Draghi dejó entrever que existe alta probabilidad de que la inflación entre en territorio negativo

Draghi dejó entrever también que existe una alta probabilidad de que la inflación entrará en territorio negativo de nuevo los próximos meses. Asimismo Draghi reiteró durante la rueda de prensa la disposición y la capacidad del BCE de hacer todo lo que sea necesario para llevar la inflación hasta su objetivo de cerca de un 2 %. La inflación de la zona del euro fue en diciembre del 0,2 %, una décima más que en noviembre, y la tasa subyacente, que descuenta los elementos más volátiles como los precios de los alimentos y de la energía, se situó en el 0,9 % por segundo mes consecutivo.

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) fue en el tercer trimestre del año pasado del 0,3 % respecto al trimestre anterior, apoyado principalmente por el consumo privado."Las encuestas más recientes, disponibles hasta diciembre, apuntan que se mantuvo el ritmo de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre del año pasado", dijo Draghi. No mostró demasiada preocupación por la caída del los precios del petróleo, por debajo de los 28 dólares el barril, e incluso consideró que debería contribuir a mejorar el poder adquisitivo de los hogares y la rentabilidad de las empresas y así el consumo privado y la inversión.

La prima de riesgo española se ha relajado hasta los 127 puntos básicos, tres menos que ayer, después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, haya dejado la puerta abierta a aprobar en marzo, más medidas de estímulo si es necesario. Las bolsas también han recibido de manera positiva la noticia. El selectivo español cerró en los 8.444 puntos, con una subida del 1,97%.