El año 2020 pasará a la historia por la irrupción del coronavirus a escala global. Esta pandemia no solo ha sido sanitaria, también ha enfermado nuestro mercado laboral, que se ha visto gravemente dañado a causa del confinamiento de la población y al cierre de toda la economía.

Aunque el escenario no es el mejor, de las crisis siempre surgen nuevas ideas, enfoques y, sobre todo, oportunidades. Porque si algo bueno ha traído esta pandemia es que, por ejemplo, ha acelerado los procesos de digitalización.

Así, según el Informe Empleos Emergentes 2020 de LinkedIn, la tecnología digital es el punto común de los empleos que están por venir en nuestro país. Este análisis señala que en la actualidad se buscan profesionales con perfiles adaptados a las nuevas tecnologías, con mayor formación y que impulsen un cambio estructural en las organizaciones.

El Foro Económico Mundial 2020 asegura que dentro de cinco años, 85 millones de empleos quedarán obsoletos debido a la automatización, pero a su vez, se generarán 97 millones de roles nuevos adaptados a una convivencia profesional con máquinas y algoritmos.

Es por eso que ahora “más que nunca” es necesario movilizar todos los recursos, públicos y privados, por y para el empleo, con el objetivo de minimizar el impacto en la pérdida de puestos de trabajo y dinamizar un modelo laboral más inclusivo y garantista, señala Adecco en su último “Informe Infoempleo”.

En este documento, de más de doscientas páginas, la empresa de trabajo temporal hace un análisis de la situación del mercado laboral español que ha quedado tras la pandemia y arroja ciertos datos que deja entrever cuáles serán las tendencias del futuro.

Uno de los apartados más interesantes es el del teletrabajo. En él, en una encuesta realizada por Adecco, se señala que, excluidas las empresas cuya naturaleza no permite el trabajo a distancia, el 48,8% de las compañías aseguran que seguirán facilitando el teletrabajo en la nueva normalidad.

Por otro lado, el 87,9% de los encuestados considera que los nuevos nichos de empleo estarán básicamente en el ámbito tecnológico y la innovación y el 69,9% de ellos piensa que habremos conseguido realizar la transformación digital de nuestras organizaciones con éxito de cara a 2025.

Entidades como Banco Santander ponen el foco en favorecer y fomentar el aprendizaje continuo o Lifelong Learning

Entidades privadas como Banco Santander son conscientes del gran cambio que está dando el mercado laboral  y por eso ha evolucionado su programa de becas para 2021, poniendo el foco en favorecer la empleabilidad de las personas y fomentar el aprendizaje continuo o Lifelong Learning,  como factor clave para el progreso académico y profesional.

Esto puede conseguirse mediante dos nuevas tendencias muy demandadas hoy en día por las empresas, y que estructurarán parte de las iniciativas formativas del Santander: el reciclaje profesional o Reskilling, para impulsar la adquisición de nuevos conocimientos y habilidades que favorezcan la versatilidad o la posibilidad de reorientar nuestra trayectoria laboral; y la capacitación adicional en nuevas competencias o Upskilling, para facilitar formación en habilidades transversales que permitan una adaptación más eficaz a los puestos de trabajo actuales en un momento de profunda transformación y digitalización de las empresas.

Con estas novedades en su programa de apoyo a la educación, Santander refuerza su compromiso global con la igualdad de oportunidades, la empleabilidad y el progreso de las personas, en un mundo  en el que  el aprendizaje, el reciclaje continuo y la capacidad de adaptación serán fundamentales para mejorar las perspectivas de empleo, desarrollarse profesionalmente y obtener las habilidades necesarias para encontrar nuevas oportunidades.

Para 2021, el programa de Becas Santander, desarrollado a través de Santander Universidades, amplía por primera vez los perfiles y la edad de acceso de una parte de sus iniciativas académicas como muestra de este compromiso. En este contexto, las Becas Santander girarán en torno a siete ejes clave.

  • Santander Tech, para reforzar competencias digitales.
  • Santander Skills, para generar habilidades transversales.
  • Language, para el aprendizaje de idiomas en entornos laborales.
  • Women, para impulsar el liderazgo femenino.
  • Studies, para cursar estudios.
  • Internship, para la realización de prácticas profesionales.
  • Research, para proyectos de investigación.

Santander Tech | Digital Reskilling – Ironhack

El año ha comenzado con el lanzamiento de las Becas  Santander Tech | Digital Reskilling – Ironhack, cuyo plazo de inscripción permanecerá abierto hasta el 25 de marzo a través de www.becas-santander.com, y está destinado a 300 estudiantes y profesionales de cualquier edad con residencia en España, Portugal, Reino Unido, Polonia y Alemania que deseen aprender las bases del desarrollo web. Los 50 alumnos con mejor desempeño en ese curso introductorio, participarán, además, en el Bootcamp Web Development Full Stack para profundizar en lenguajes como Java, SQL, HTML5 o CSS3. Orientado a la empleabilidad, este curso intensivo, de seis meses de duración, será 100% práctico.