Entrevista

Martín Berrocal: “Manuel sabía quién era su padre pero a Benítez había que decirle quién era su hijo”

Horas antes de darse a conocer la sentencia judicial que determina que Manuel Benítez es el padre de Manuel Díaz, ‘Gritos’ ha tenido oportunidad de hablar con Vicky Martín Berrocal, ex mujer del torero. La diseñadora, que no ha podido acudir a los juzgados por estar grabando ‘Levántate All Stars’, hablaba casi con lágrimas en los ojos de este día tan especial pero a la vez difícil para ‘El Cordobés’, que ella ha vivido muy de cerca al ser su exmarido y Benítez, íntimo de su padre.

  • Horas antes de confirmarse la paternidad de Benítez de Manuel Díaz, hablamos con Vicky Martín Berrocal (Gtres).
    Horas antes de confirmarse la paternidad de Benítez de Manuel Díaz, hablamos con Vicky Martín Berrocal (Gtres).
  • Horas antes de confirmarse la paternidad de Benítez de Manuel Díaz, hablamos con Vicky Martín Berrocal (Gtres).
    Horas antes de confirmarse la paternidad de Benítez de Manuel Díaz, hablamos con Vicky Martín Berrocal (Gtres).

Un reconocimiento que llega después de muchos años de lucha y de dolor por parte del torero que por fin verá cerrado este amargo capítulo de su vida. No hay nadie mejor que Vicky para contarnos cómo se encuentra el torero y de cómo ha vivido ella todo este proceso ya que convivió con los dos protagonistas. Uno fue su marido y otro, amigo íntimo de su padre. Una situación que le ha llevado a ver y a oír mucho y que está dispuesta a contarlo todo a su debido tiempo y sin tapujos, como es ella.

Pregunta. ¡Qué alegría la noticia de la confirmación de la paternidad de Manuel Benítez, ¿no?

Respuesta: ¡Qué regalazo! Esos regalos que da la vida, pues tenía que ser, todo tiene un por qué.

P: ¿Te emocionas al hablar de esto, verdad?

R: í porque sabéis que le quiero y sabéis que yo me casé con él cuando la vida le era muy complicada. Cuando le conocí y esto era algo impensable, impensable. Yo cuando me enteré hace unos meses, un poquito antes que todos vosotros, no me lo creí realmente que pudiera dar ese paso porque vamos, yo lo hubiese dado…

P: ¿Cuándo estuviste con él le animaste a dar este paso?

R: No, no porque yo creo que todo tiene su tiempo y esto está en su tiempo. Yo creo que tenía que ser ahora.

P: ¿Cómo le has encontrado y cómo te ha contado la noticia?

R: Está feliz, está tranquilo. Es que me ha dicho muchas cosas, su verdad la sabía él, él no necesitaba que nadie le dijera nada ni una vez más que quién era su padre pero probablemente a Manuel Benítez sí que había que decirle quién era su hijo. Eso es lo que creo que marca la gran diferencia.

P: ¿Y has llorado o cómo has reaccionado?

R: Bueno es que yo llevo llorando… Yo he dicho que tengo mucho que decir en esta historia pero estoy respetando mucho los tiempos de ellos dos porque creo que son los grandes protagonistas. Yo digo que yo no tengo nada qué contar y tengo mucho más que creo que los dos juntos. He convivido con los dos. Uno ha sido mi marido y sabes que los dos abuelos de mi hija eran íntimos amigos, eran uña y carne. Es que me toca por todos lados. He vivido con cada uno de ellos y he convivido con todos ellos. He visto mucho y he escuchado mucho, he sentido mucho, me han hablado mucho y comunicado mucho por todas partes entonces tengo mucho aquí dentro.

P: ¿Cómo vive tu hija Alba todo esto?

R: Con toda la felicidad que tiene su padre, ¿quién no va a estar feliz? ¡Si España entera está feliz!

P: ¿Ella quiere tener relación con su abuelo o a ti te gustaría que la tuviera?

R: Yo ya te he dicho que cuando todo esto pase, se cierre ese gran capítulo de ellos dos, Manuel lo sabe todo, cuando me habla y me dice: ‘Hija mía, que de cosas tienes que contar’.

P: ¿A ti te alegraría ese momento en el que se conocieran tu hija y su abuelo?

R: A mí me alegrarían tantas cosas pero yo creo que en la vida, créeme, las cosas pasan porque tienen que pasar. Hace 40 años no estaríamos hablando de esto, ni hace 30, ni 5 y hoy estamos hablando de esto.

P: ¿Tu padre qué pensó de todo este asunto?

R: Yo de todo esto lo hablaré cuando lo tenga que hablar. Es una historia apasionante y entiendo que me lo preguntéis, cuando me han preguntado por ello he dicho: ‘voy a guardar…' y aún hoy me cuesta ya habiendo una tercera prueba y de sangre, que no hay más nada que pueda confirmar que la verdad de esa madre era la verdad y que no era la verdad de una mujer, ni la de un hijo, era la verdad. Pero me siento con tanto qué contar, con todo lo que he vivido siento que todavía debo de estar en un segundo plano. Cuando ellos terminen, puf, hablaré con libertad.

P: Tú que conoces a los dos Manueles, después de este paso, ¿crees que entrará en razón y abrazará a su hijo, lo reconocerá? ¿Les veremos abrazarse?

R: Yo no sé lo que va a pasar, yo no sé me coge todo muy de sorpresa, todo me ha cogido de sorpresa, ¿qué lo deseo? Pues imagínate cuando quieres a alguien su deseo es el deseo de todos. Imagino que ya habéis leído, Manuel ha dicho que lo quiere, que lo admira, que lo cuidaría en su casa… Hoy tenéis que acompañar a Manuel en la puerta de los juzgados de Córdoba, porque igual de sorprendente que ha sido todo y de alegría en todo esto yo creo que mañana es un día difícil.

P: ¿Por qué crees que los hijos de Benítez, por ejemplo Julio, han dicho que Manuel ha hecho mucho daño a su familia?

R: No sigáis por ahí, el día que hable me voy a quedar sola. Os voy a aburrir, creo que voy a hacer una convocatoria y vais a decir: ‘¡Pero todo esto se ha guardado esta mujer durante todos estos años!’ ¡Pero cómo has dormido tranquila!’ (risas).

P: María Ángeles, la hija de Benítez, ha hablado en un programa y ha comentado que a lo mejor ahora que se había separado es el momento de que él se anime a dar ese paso y a tener relación con ella y Manuel, ¿qué opinas?

R: No he visto ni escuchado nada pero tampoco me voy a meter. Lo que tengo aquí, lo echaré, lo vomitaré porque además no me quedo con nada pero te sigo repitiendo que sigo guardándole respeto a los dos protagonistas de esta historia y a esa mujer.

P: ¿Parece que cuando abras la boca va a salir de todo?

R: ¿Tú lo dudas? ¿Tú me has visto callarme a mí alguna vez, que guarde algo para mí? Lo que pasa que aunque realmente sea muy protagonista de la historia, no es mi historia. Yo creo que el respeto... puf... cuando me preguntáis: ‘¿por qué os lleváis tan bien?’ Porque yo he respetado mucho y él a mí, entonces yo no quiero dejar de respetar. Entonces él no me impide a mí que yo diga pero creo que igual ha decidido que este era su momento, creo que yo también tengo mi momento y creo que no es ahora.

P: Conociendo tan bien a Benítez, ¿cómo crees que él va a reaccionar cuando el juez confirme que es el padre?

R: Yo sólo quiero que aquello esté lleno, mi alegría sería de que Córdoba se echara a la calle, que arropara a ese niño, que de repente si él decide ir o no ir, no se sienta solo y que todo este camino que ha estado tan acompañado que el final sea de esa misma manera y eso es lo que yo quiero. Manuel está sobrado de cariño, está agradecido a España, es que tiene que estarlo igual que yo. Él ha sentido muchísimo cariño de la gente y creo que le ha sido bastante más fácil llevarlo todo. Se ha sentido arropado pero no sé por qué, a todos se lo digo: ‘por favor, no le dejéis solo’, no sé por qué. Yo tengo un sexto sentido brutal desde chica y tengo una sensación que me dice eso no dejarle solo, es un día.. Creo que estará arropado y llegará pletórico por ver que ese capítulo se puede cerrar ahí pero no sé... Me encantaría estar allí, no he pedido libre de milagro, vamos, te lo juro por mi vida.

P: Se habló de que la separación de Manuel Benítez podía ser una estrategia para blindar su fortuna, ¿cómo has vivido tu esta noticia de la ruptura?

R: Yo no hablo de eso.

P: Ahora ha salido que igual tiene una novia, una joven cordobesa menor de 30 años…

R: Uy, yo no hablo de eso. Estoy yo aquí soltera y entera. Eso será una locura que han dicho, ¿no? ¿Es enserio? ¡Anda, hombre, venga ya! Con todas las cosas serias que tenemos que hablar. ¿Cómo va a ser eso? Pero que hacéis aquí, porque no os vais a Córdoba.

P: ¿Y a ti te queda tiempo para el amor?

R: A mí no me queda tiempo ni para comer, como voy a tener tiempo para el amor. Estoy tranquila.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba