La boda del exjugador canterano del Real Madrid, Jaime Navarro y Beatriz Ungría, pariente de la familia real de Bulgaria, que se celebró el pasado sábado en el Casino de Madrid ha provocado una gran polémica después de que hayan salido a la luz imágenes del enlace.

En las redes se ha difundido un vídeo del momento del banquete nupcial que se ha hecho viral ya que no cumple con las normas sanitarias. No hay ni rastro de mascarillas ni se guarda la distancia de seguridad de al menos un metro y medio. También hubo muchos abrazos y besos entre los asistentes.

En las imágenes se pueden ver a muchos invitados de pie, agitando las servilletas, cuando entran los novios en el salón. Mientras los recién casados entran bailando.

El vídeo ha causado una gran indignación por la irresponsabilidad de la pareja y de sus invitados en plena tercera ola de la pandemia del coronavirus. Además del banquete, también hubo baile y fiesta.

Invitados del mundo del deporte y la alta sociedad

Según los organizadores, todos los invitados se habían hecho una PCR antes de acudir a la boda y las mesas eran de cuatro a seis personas, tal y como obligan las normas sanitarias contra la covid-19 para la hostelería en Madrid. Por su parte, los camareros y el personal del Casino sí llevaban mascarillas.

Entre los invitados, había muchos asistentes pertenecientes al mundo del deporte y a la alta sociedad. Por ejemplo se encontraban entre ellos el número dos del pádel mundial, Juan Lebrón.  

El jugador ha compartido una fotografía en sus redes sociales en la que se le ve con varios invitados. En la imagen ninguno de ellos lleva mascarilla ni respeta la distancia de seguridad.

Elena Tablada, cuñada de la novia, perdió a su abuela por el covid

También estaba otro rostro famoso, Elena Tablada, expareja de David Bisbal. La diseñadora es la cuñada de la novia ya que está casada con su hermano, Javier Ungría.

Tablada denunció hace poco el trato que recibió su abuela en el hospital, donde falleció por coronavirus hace apenas unos meses.

Incumplen las normas sanitarias

La Comunidad de Madrid permite la celebración de bodas y otras fiestas religiosas de carácter social, tanto en espacios al aire libre como en lugares cerrados.

La normativa que se indica en la página web de la comunidad es que en el caso de que no se pueda mantener la distancia mínima de seguridad interpersonal entre los asistentes de, al menos, 1,5 metros, deberá procurarse la máxima separación, siendo obligatorio en cualquier caso el uso de la mascarilla. El aforo de las ceremonias nupciales es del 50%.

Además, no se pueden realizar actividades de baile ni de cóctel, ya que el consumo de comida y bebida se debe realizar sentado en la mesa.

Hay que recordar que la boda se celebró en el Casino, que pertenece a la zona centro de Madrid, que tiene una incidencia de 1.027 casos por 100.000 habitantes.