El rey Juan Carlos sigue dando de qué hablar, por la ausencia de investigación de sus 'tarjetas black', por su cuantiosa herencia y, sobre todo, por su salud, después de que se publicara una foto en la que no se le veía muy allá en Abu Dabi.

Allí sigue el padre de Felipe VI, y lo cierto es que, aunque está bastante solo, parece no montárselo del todo mal, pues, según se ha publicado, el emérito reside en un hotel de lujo. Hasta este exclusivo alojamiento se han desplazado sus hijas, las infantas Elena y Cristina.

Las infantas, en Abu Dabi con el rey Juan Carlos

La pasada Navidad se filtró a la prensa que la infanta Cristina había viajado hasta Abu Dabi a ver a su padre, días antes de reunirse con su marido, Iñaki Urdangarin, quien disfrutaba entonces de su permiso penitenciario. Ahora, un mes después, la infanta ha vuelto a viajar para encontrarse de nuevo con su progenitor, esta vez acompañada de su hermana, la infanta Elena.

Este fin de semana, las infantas han puesto rumbo a Emiratos para visitar al rey Juan Carlos I, según publica Vanitatis. La madre de Victoria Federica y Froilán viajó un día antes a Emiratos que su hermana, que lo hizo el pasado domingo.

¿Por qué viajan tanto a Abu Dabi?

Se desconoce por qué han ido las dos hijas a ver a su padre apenas un mes después de haberlo hecho. Se espera que se queden con su progenitor toda esta semana, y que regresen a finales de la que viene.

Ambas tuvieron que hacerse una prueba PCR al menos 96 horas antes del vuelo, así que fue un viaje planeado. No obstante, es extraño que las hermanas vuelen tan de seguido para estar con su progenitor, lo que ha hecho saltar las alarmas. ¿Está mal el rey Juan Carlos y por eso sus hijas van a verle tan a menudo? ¿Es el propio emérito el que demanda a las infantas?

Recordemos que al reciente viaje de la infanta Cristina en Navidad se suman otros tres que ya ha hecho la infanta Elena a Abu Dabi desde el pasado verano.

La salud del emérito

Desde que se hizo pública la foto en la que Juan Carlos aparecía agarrado a dos miembros de su equipo para andar, se especuló mucho con su salud. María Zurita ha sido la única de la familia que ha hablado del tema. La hija de la infanta Margarita reveló hace unas semanas que habló con Juan Carlos el día de su cumpleaños y que "está muy bien". Cabe recordar que el emérito lleva varias operaciones a su espalda y que ya tiene 83 años.

Una edad, dicho sea de paso, idónea para estar tranquilo en su casa y en su país, al que no tiene pensado regresar en un tiempo, al menos hasta que se calmen las aguas.