Tamara Falcó ha solicitado formalmente el título de marquesa de Griñón, según publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE)

El trámite lo ha realizado seis meses después de la muerte de su padre, Carlos Falcó y Fernández de Córdova, que falleció a los 83 años de edad a causa del coronavirus el pasado 20 de marzo.

El empresario dejó en el testamento su deseo expreso de que su hija, fruto de su relación con Isabel Preysler, fuera la que heredara este título dejando a su mujer, Esther Doña sin él. 

Para Tamara fue una gran sorpresa descubrir que su padre depositó en ella la confianza de su legado y seguramente fue un triunfo para ella debido a la mala relación que tenía con su madastra, de la que ha llegado a renegar públicamente.

Carlos Falcó tenía cinco hijos

El marquesado de Griñón, que fue creado en 1862 por la reina Isabel II de España. A partir de este martes, según detalla el BOE, durante treinta días se abre un plazo de alegaciones para quien considere conveniente interponer alguna con derecho al referido título.

El marqués de Griñón tenía en total cinco hijos, fruto de los tres matrimonios anteriores. Manuel y Xandra, fruto de su primer matrimonio con Jeannine Girod. Después se casó con Isabel Preysler y nació Tamara. Su tercera boda fue con Fátima de la Cierva, con la que tuvo a Duarte y Aldara.

Su última esposa fue Esther Doña con la que no tuvo hijos y con la que se casó el 22 de julio de 2017 pero lo celebraron con una gran fiesta en el Palacio de El Rincón en septiembre

Esther Doña y Carlos Falcó.