famosos

Sara Carbonero, ingresada de nuevo el domingo en la clínica Ruber Internacional

La periodista volvió al centro el pasado domingo, acompañada de su pareja y de su familia

Se retrasa el alta hospitalaria de Sara Carbonero (aunque su estado de salud es bueno)
Se retrasa el alta hospitalaria de Sara Carbonero (aunque su estado de salud es bueno) Gtres

Sara Carbonerovolvió a ser ingresada el pasado domingo en la clínica Ruber Internacional, el mismo centro donde le extirparon un tumor maligno en el ovario el pasado 21 de mayo.

La periodista, de 35 años, tuvo que ser hospitalizada el 9 de junio, detalla 'Diez Minutos'. El ingreso se produjo un día después de acudir al bautizo del hijo de Isabel Jiménez, su compañera y amiga de Informativos Telecinco.

Sara Carbonero, ingresada de nuevo

La presentadora llegó al hospital a primera hora del domingo, acompañada de su pareja, Iker Casillas. Más tarde, se acercaron al centro la madre de Sara, Goyi, su hermana Irene e Isabel Jiménez.

La revista no detalla los motivos del ingreso de Sara, y la clínica no ha emitido ningún comunicado ni parte. Todo esto parece indicar que no ha sucedido nada grave, ya que dos días después Sara acudió al concierto de Ed Sheeran. 

Sara Carbonero
Sara Carbonero Gtres

El tratamiento

La periodista recibió el alta el pasado lunes 27 de mayo. Aunque el tumor fue detectado a tiempo y la operación fue exitosa, ahora Sara se enfrenta a una larga batalla contra el cáncer, que pasa por iniciar un tratamiento en Madrid.

Sara Carbonero con sus dos hijos
Sara Carbonero con sus dos hijos Instagram

Se mudan a Madrid

La pareja ha decidido dejar Oporto, ciudad donde llevan viviendo junto a sus dos hijos, Martín (5) y Lucas (7) desde 2015, cuando Iker fue fichado por el Oporto.

Los médicos que llevan el caso de Sara no han concretado todavía qué terapia seguirán, por lo que no se descartan todavía las sesiones de quimioterapia.

Sara Carbonero e Iker Casillas
Sara Carbonero e Iker Casillas Gtres

La opción más razonable

Regresar a la capital española era una opción que ya barajaba la pareja, pues es más que probable que Iker no siga jugando como portero tras su infarto.

Lo más probable es que Iker deje su trabajo y busque otro relacionado con este deporte pero sin estar a pie de campo. No obstante, podría vivir sin trabajar nunca más, ya que sus empresas acumulan casi 26 millones de euros en activos.

Iker y Sara tras el nacimiento de Lucas
Iker y Sara tras el nacimiento de Lucas Gtres

Además, Iker tiene propiedades inmobiliarias en Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón, dos localidades de Madrid donde su familia podría volver a residir sin problema.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba