Sara Carbonero, de 37 años, se encuentra ingresada en la Clínica Universidad de Navarra de Madrid desde el pasado viernes 5 de febrero, dos días después de celebrar su 37 cumpleaños, tal y como ha adelantado el diario 'Abc'.

La periodista, mujer de Iker Casillas, ha tenido que pasar "por el quirófano debido a un contratiempo del que está recuperándose" tras sufrir una recaída del cáncer de ovarios que padece que le fue diagnosticado en mayo de 2019.

Ahora, el entorno de la periodista es “optimista” tras este percance, y esperan que la semana que viene “pueda volver a retomar su vida normal”.

Sara acababa de incorporarse a la plantilla de Radio Marca con la sección 'Que siga el baile'. En este medio fue donde comenzó su andadura profesional en 2005.

Iker Casillas le acompaña en el hospital

Junto a Sara se encuentra en el hospital su marido, el exportero del Real Madrid, con lo que se disipan así los rumores de separación en la pareja que llevan publicándose en diferentes medios las últimas semanas. Fue el propio Casillas el que el día del cumpleaños de su pareja, y madre de sus dos hijos, quiso aclarar que siguen juntos a través de un mensaje que publicó en su Instagram. 

"37 inviernos. ¡Muchas felicidades! El baile sigue… hay que bailar hasta el final", escribió haciendo un guiño a la sección radiofónica que hace Sara, 'Que siga el baile'. Con sus palabras compara el baile con la vida y anima a Sara a seguir viviendo la vida intensamente.

Felicitación de cumpleaños de Iker Casillas a Sara Carbonero, desmintiendo la separación.

Su primera reacción tras conocerse la última hora sobre salud

Tras conocerse que había sido ingresada en un hospital, Sara ha compartido en sus 'stories' de Instagram la canción 'Espíritu santo' de Facto Delafé y las Flores Azules, cuya letra habla de bailar ante la adversidad, un lema que parece tener muy en mente la pareja últimamente como se puede ver en el mensaje de felicitación de Iker y el nombre de la sección del programa de Sara.

En otras estrofas, la canción dice: "Y fue entonces cuando realmente empezó el día y, sonaron las trompetas de la muerte y la gente se puso a bailar", "Porque bailando hasta el Espíritu Santo se pone blando" o "Esto es la guerra y para ganar tendrás que liberarte del sentido del ridículo. No seas tan crítico, mátalo ya".

También hay una mención al fútbol, algo que unió a Iker y Sara. "Hablemos de fútbol mejor, que Iniesta se merece el oro de balón, que si no se lo dan, me corto una mano o mejor me corto las dos".

La primera reacción de Sara Carbonero tras conocerse su ingreso en el hospital.

Otra de sus últimas publicaciones, corresponde al martes. Sara ha compartido una imagen de su última campaña de publicidad de una conocida marca de cosmética.

En la foto se la ve muy guapa, con un corte de media melena y flequillo, con un look en blanco y beige.

"La vida es una vela soplada y un eterno deseo. Yo tengo muy claro el mío"

La semana pasada, la presentadora declaraba el día de su 37 cumpleaños a través de Instagram que tenía “la mejor familia del mundo”. A pesar de que no pudo celebrarlo con una gran fiesta debido a las medidas sanitarias impuestas por la tercera ola de la pandemia del coronavirus, pero sí tuvo la casa llena de globos, flores y una tarta personalizada.

"Muchísimas gracias a todos por tantas felicitaciones y una cantidad de cariño que no sé cómo devolver. Hoy me decía una buena amiga que hay que celebrar sin mesura, que la vida es una vela soplada y un eterno deseo. Yo tengo muy claro el mío", escribió en su Instagram junto a una foto en la que se reflejaba en un espejo. 

Sara Carbonero escribió este mensaje en su 37 cumpleaños.

Un año 2019 complicado en la salud para Sara e Iker

El cáncer de ovarios le fue diagnosticado a la periodista en mayo de 2019, tras una revisión, y la obligó a pasar por el quirófano para extirpar el tumor maligno. Sara tuvo que ser operada en la clínica Ruber Internacional de Madrid y siguió un tratamiento de quimioterapia. Además continuaba con las revisiones correspondientes hasta ahora. 

Días antes, la pareja se vio sacudida por otro problema de salud, el día 1 de mayo de 2019, Iker Casillas sufrió un infarto de miocardio.