Dos días después de la muerte de Quique San Francisco, Rosario Flores ha reunido la fuerza suficiente para rendir homenaje a su "amor” y ha publicado una desgarradora carta de despedida a través de su Instagram.

La hija de Lola Flores ha sido una de las muchas personas famosas que quedaron marcadas por el actor, que murió el pasado 1 de marzo después de llevar casi dos meses ingresado en la UCI a causa de una neumonía bilateral.

Rosario fue novia del actor cuando aún vivía su hermano Antonio Flores ya que los dos eran buenos amigos.

La cantante y el humorista vivieron una apasionada relación de cuatro años, incluso llegaron a expresar su deseo de tener hijos pero las adicciones a las drogas de San Francisco acabaron provocando la ruptura de la pareja aunque su amistad, cariño y amor, del uno por el otro, siempre perduró.

Rosario Flores y Quique San Francisco de jóvenes
Rosario Flores y Quique San Francisco fueron novios hace años

Las drogas acabaron con la relación de Rosario y Quique San Francisco

“Ella empezó con una persona (yo) y terminó con otra (la droga). Por eso un día le dije que tenía que dejarme que yo ya no era un hombre, era una piltrafa", llegó a señalar Enrique en un programa de Bertín Osborne. Sin embargo, él siempre se refirió a la cantante como la mujer de su vida.

Para Rosario, Quique también fue una persona muy especial que nunca olvidará, tal y como ha quedado reflejado en una emotiva carta de despedida que ha escrito a través de las redes sociales.

"Se me ha ido mi compañero, Mi maestro, mi amor"

Flores ha publicado una foto de los dos de hace unos años en la que se les ve sonriendo junto a estas palabras: “Se me ha ido mi compañero, Mi maestro, mi amor. Llevo tu esencia en mi corazón, Contigo se me abre la herida, se me va una parte de mi vida. Nunca te olvidaré. Mi Genio inigualable”. Unas palabras con las que hace alusión a la muerte de su hermano Antonio.

Después continuaba diciendo: “Crecí a tu lado y me llenaste de sabiduría y Felicidad. Contigo aprendí de la belleza verdadera de la facilidad de saborear la vida sin descansos sin normas. Tú siempre dando amor a cambio de nada. Mi ángel de los ojos brillantes. Siempre vivirás en mi”.

Junto a estas palabras publicó la música de una de sus canciones 'Lección de amistad' y aprovechó para felicitar el cumpleaños a otras dos personas muy especiales en su vida: su padre, Antonio González Batista, ‘El Pescaílla’ y de Mariola Orellana, su amiga y representante, mujer de Antonio Carmona, cantante de Ketama.