'Supervivientes 2020' está teniendo a una clara protagonista, Rocío Flores, aunque ella no lo sepa. La joven se encuentra en Honduras, por lo que se mantiene ajena de todas las sentencias judiciales que está publicando 'Vanitatis' y que la dejan en muy mal lugar.

Hasta ahora, sabíamos que, según la sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid, Rocío, en medio de una disputa con su madre, Rocío Carrasco, "le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas".

“Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para cuya curación únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días, uno de los cuales estuvo impedida para el ejercicio de sus ocupaciones habituales”, dicta la sentencia.

Ahora se añade un capítulo más al embrollo: que la joven hizo uso un chuchillo durante una discusión.

El día que Rocío Flores portó un chuchillo en una discusión con su madre

Durante una discusión entre ambas, Rocío Carrasco se cortó con un cuchillo que portaba su hija en la mano y que esta se negaba a darle. Carrasco sujetó el cuchillo que Rocío Flores portaba en la misma mano con la que estaba gesticulando a raíz de la discusión, cuando ésta propinó un tirón del mismo que acabó prvocando un corte en la mano de su madre.

En una declaración posterior, detalla el citado portal, la madre aseguró que su hija no la había amenazado en ningún momento, “cortándose ella en un dedo de forma fortuita cuando intentaba que la menor no sufriera daño alguno, al gesticular a la vez que intentaba cortar una manzana”. Unas declaraciones que la Justicia vio con buenos ojos, ya que dieron a entender que la madre no arremetía “de forma indiscriminada contra la menor”.

Rocío Flores

Así acabó la relación entre madre e hija

Todas estas 'peleas' tuvieron lugar en 2012, cuando Antonio David Flores y Rocío Carrasco luchaban en los juzgados por la custodia de ella y de su hermano. Al final los dos jóvenes se fueron a vivir con el padre. Y desde entonces, la relación entre Rocío Carrasco con sus hijos es nula. Se ha hablado mucho de este tema, sobre todo desde que Rocío Flores entró en el mundo de la televisión para defender a su padre en 'GH VIP 7'.

Hasta ahora, parecía que la madre era la 'mala' de la película, pero ahora esta información, basada en los más de 2.000 folios de documentos relativos al proceso de divorcio y la lucha por la custodia de los hijos que ha enfrentado a Rocío Carrasco y Antonio David Flores durante años, cambia el foco.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac en 2019

Veremos qué dice de todo esto Rocío Flores cuando salga de 'Supervivientes'.