Quique San Francisco, de 65 años, continúa luchando por su vida después de que fuera ingresado de urgencia el pasado 12 de enero en el Hospital Clínico de Madrid.

El actor y cómico tuvo que ser hospitalizado en la UCI e intubado debido una neumonía necrotizante que se complicó con otra cepa bacteriana.

Después de semanas muy duras, San Francisco está fuera de peligro, sus órganos funcionan y la respiración es estable, aunque todavía no puede subir a planta y necesita recuperarse del todo.

"Estoy desesperado por salir de aquí"

Tras su mejoría, el actor ha hablado por primera vez desde le unidad de cuidados intensivos para contar cómo se encuentra de salud. "Estoy desesperado por salir de aquí", ha confesado a la revista '¡Hola!', para después explicar: "Todavía no puedo andar y el respirador está siempre a mano".

Quique ha señalado que sigue un tratamiento con antibióticos y que ahora está pendiente de varias pruebas. "Hay que esperar el resultado de los últimos cultivos y pruebas para saber cómo están respondiendo mis pulmones", ha explicado.

No podía respirar y casi no se sostenía en pie

El ingreso del cómico coincidió con la gran nevada de Madrid tras la llegada de Filomena. Ante el caos que vivía la ciudad, un amigo policía de Quique fue el que le trasladó al hospital en un SOS 4x4. "No podía respirar y casi no se sostenía en pie. No había tenido fiebre, sólo tos… ", publica la mencionada revista.

Además el hecho de que le den terror los hospitales, más en tiempos de pandemia del coronavirus, hizo que se esperara al último momento para pedir ayuda.

Varios problemas de salud

En los últimos años, Quique San Francisco ha tenido varios problemas de salud debido a los excesos que ha tenido con el alcohol y las drogas, algo que nunca ha ocultado.

En 2002, estuvo a punto de perder su vida a causa de un accidente de moto que le dejó un año y medio en silla de ruedas.

La última aparición para el gran público de Quique San Francisco fue en una campaña de publicidad de una marca de embutidos donde interpretaba a la muerte.