Moda

De Jackie Kennedy a Melania Trump: el estilo de las primeras damas americanas, a juicio

Sometemos a un escrutinio de estilo a las últimas doce mujeres de presidente para ver cuáles llenaron de estilo la Casa Blanca y cuáles fracasaron en su intento

El estilo de las primeras damas de Estados Unidos, a juicio
El estilo de las primeras damas de Estados Unidos, a juicio Varios

Con la llegada de un nuevo presidente en los Estados Unidos llega el momento de hacer un repaso histórico a los últimos habitantes del famosos despacho oval. El foco informativo se suele centrar en los mandatarios y sus aciertos y errores políticos, pero nosotros vamos a fijarnos en sus esposas y su estilo, una herramienta de comunicación no verbal que en ocasiones ha llegado a eclipsar el trabajo de sus maridos.

En el mundo de la política, la elección de la vestimenta no es casualidad. "Los diseños y colores juegan un papel muy importante, envían mensajes y hacen guiños diplomáticos en momentos importantes", explica Miguel del Amo, experto en Protocolo Social y Etiqueta de RedScreen. Y es que la imagen de la primera dama importa mucho más de lo que en principio se puede llegar a pensar. El estilo de la esposa del presidente es una representación más de su país, "basta recordar la imagen imborrable de Jackie Kennedy luciendo peineta y mantilla junto a la duquesa de Alba en la corrida de toros en la Maestranza de Sevilla, en 1966", recuerda el experto.

En las últimas décadas se han vivido etapas conservadoras y otras más renovadoras, gobiernos republicanos y demócratas, pero una constante es el uso del vestuario para apoyar causas sociales, como la preocupación por el medioambiente, o hacer alianzas estilísticas internacionales adaptando el look a las culturas de los países que se visitan en los viajes oficiales. "Inolvidable Nancy Reagan bailando flamenco en el Teatro Real de Madrid durante su visita oficial a España", añade del Amo. 

El estilo de las primeras damas americanas, a juicio

Aunque en la historia americana ya han desfilado 44 primeras damas, es quizás desde los años 60, con la irrupción de Jacqueline Kennedy, cuando la moda se empieza a utilizar como un elemento indispensable para construir y reforzar la imagen de la mujer del presidente. Por este motivo, desde Vozpópuli arrancamos el repaso al estilo de las primeras damas con la famosa esposa de Kennedy y terminamos vaticinando qué nos puede deparar la nueva era Biden. 

Jackie Kennedy (1961 - 1963)

Jacqueline Kennedy
Jacqueline Kennedy Gtres

En solo tres años, Jacqueline Kennedy refrescó y modernizó la estética más clásica americana. Lo suyo es toda una revolución cultural, logró convertir su nombre en un sinónimo de buen gusto y refinamiento y esta hazaña aún sigue vigente 60 años más tarde. Hablar de Jackie Kennedy es hablar de un personificación de lo que tiene que ser la clase y sigue siendo una de las mujeres más imitadas por su elegancia, incluso por primeras damas posteriores, y no sólo en los Estados Unidos.

Etérea y romántica apostaba por vestidos con largo a la rodilla y sueltos en colores luminosos como el rosa palo, el fucsia, el amarillo, el salmón o el verde esmeralda. Le gustaba utilizar firmas como Chanel, Dior o Givenchy y apostaba por el uso sombreritos y "pillbox". Ha dejado estilismos para la eternidad como el traje de dos piezas rosa del fatídico día del atentado mortal a su marido o su elección de riguroso negro, mantilla incluida, en el funeral oficial.

Claudia Johnson (1963 - 1969)

Claudia Johnson
Claudia Johnson Time

Tener como predecesora a Jackie Kennedy debe ser toda una losa, pero Claudia Johnson, esposa de Lyndon B. Johnson, se ganó el sobrenombre de "Lady Bird" y logró marcar su estilo propio con conjuntos sencillos para los que recurría a colores llamativos. 

Entre sus estilismos más icónicos se encuentra el vestido amarillo con abrigo a juego que decidió lucir durante el nombramiento de su marido como presidente del país en 1965. El momento del juramento es, sin lugar a dudas, uno de los momentos cruciales en la vida estilística de toda primera dama y el primer examen al que es sometido su estilo. 

Pat Nixon (1969 - 1974)

Pat Nixon
Pat Nixon Pinterest

Con la llegada de Pat Nixon a la Casa Blanca se produce un retroceso en el estilo. Aunque durante los primeros años del mandato de su marido apostó por mantener la estela de sus predecesoras con vestidos cortos y colores llamativos, con el paso de los meses su estilo se volvió más clásico y conservador. Quizás su gusto por las antigüedades pasó factura también a su vestidor. 

Sin embargo, a ella se le debe toda una revolución y es que fue la primera mujer de presidente que se decidió a utilizar un traje de chaqueta con pantalón. Todo un avance para la época y que lanzaba un mensaje a todo el mundo de igualdad y empoderamiento femenino en plenos años 70. 

Betty Ford (1974 - 1977)

Betty Ford
Betty Ford Pinterest

Pero el gran paso en cuanto a la defensa del papel de la mujer en la sociedad se vive con la siguiente primera dama, Betty Ford. La esposa de Gerarld Ford fue toda una adelantada a su tiempo y es que, antes de ocupar la Casa Blanca, se dedico al baile y a la moda. No es de extrañar con este pasado saber que adoraba lucir las últimas tendencias que iban marcando los años setenta y que supiera defenderlas de manera valiente y segura. 

Rosalynn Carter (1977 - 1981)

Rosalynn Carter
Rosalynn Carter Wikipedia

Pero este romance de la Casa Blanca con la moda no duraría mucho y es que con la llegada a la residencia oficial de Rosalynn Carter se pierde el interés por el estilo. La mujer de Jimmy Carter prefirió tirar de moda práctica y funcional para los actos públicos eligiendo un perfil bajo para no llamar la atención y apostar por completo por la austeridad. 

En su defensa diremos que a Carter le toca vivir una época de crisis económica por lo que el cambio de estilo en la primera dama se podía ver como un mensaje de solidaridad con el resto de mujeres del país. Tal es así que, para el nombramiento de su marido en la presidencia, Rosalynn no quiso estrenar un nuevo look y eligió un modelo antiguo de su fondo de armario.

Nancy Reagan (1981 - 1989)

Nancy Reagan
Nancy Reagan Gtres

Con Ronald Reagen, un actor asume la presidencia de Estados Unidos y Hollywood toma la Casa Blanca. El cambio de rumbo en moda es de lo más perceptible gracias al apoyo de Nancy Reagan, quien se dedicó a devolver el glamour a la residencia presidencial y a vestir siempre de manera impoluta y majestuosa, como si siguiera pisando las alfombras rojas de la meca del cine. 

Desde la toma de posesión de su esposo, declaró públicamente su estilo femenino con un diseño de alta costura en color blanco que dejaba un hombro al descubierto. Para los años siguientes dejó claro que el rojo era su color de cabecera y que era una amante de los grandes diseñadores como Óscar de la Renta.

Barbara Bush (1989 - 1993)

Barbara Bush
Barbara Bush Pinterest

Al rojo de Reagan le tomó el testigo el azul de Barbara Bush, que eligió este color como su fetiche durante los cuatro años que su marido, George H. W. Bush, ocupó la Casa Blanca. Otro de los detalles que es inseparable de su estilo es la obsesión por usar collares de perlas blancas. Fue totalmente fiel a su estética durante todo el mandato y su imagen no sufrió apenas alteraciones influenciadas por el cargo. 

Hillary Clinton (1993 - 2001)

Hillary Clinton
Hillary Clinton Gtres

Con Hillary Clinton asistimos durante las décadas de los 1990-2000 a todo lo contrario: una evolución completa de su estilismo. Durante la primera etapa, Hillary se dedicó a vestir como primera dama utilizando trajes de dos piezas de americana y falda, y actualizando el vestidor de la Casa Blanca al fin de siglo con favorecedores escotes que dejaban sus hombros al descubierto. 

Pero su imagen vive una completa revolución al dejar la Casa Blanca y convertirse ella en la protagonista política de la familia. Cuando Hillary retoma su vida profesional como Secretaria de Estado, empieza a vestirse de política con prendas clásicas y prácticas convirtiéndose en una fiel seguidora de los trajes sastre con pantalón y abrigos a juego. El objetivo primordial era dejar de ser "la mujer de" para que la opinión pública se enfocase en su carrera política y aspirar a convertirse en la primera mujer presidente de los Estados Unidos. 

Laura Bush (2001 - 2009)

Laura Bush
Laura Bush Gtres

Por su parte, Laura Bush prefirió ocupar un segundo plano por detrás de su marido eligiendo un estilo más sobrio y conservador. Su prenda favorita en los ocho años que duró el mandato de su marido fue el traje con pantalones estrechos y colores muy luminosos como rosas, rojos, naranjas o verdes. 

Michelle Obama (2009 - 2017)

Michelle Obama
Michelle Obama Gtres

Otra gran revolución se vive con la llegada de Michelle Obama a la Casa Blanca. Con una personalidad carismática, ha sido una de las primeras damas con mayor peso informativo, convirtiéndose en un referente de estilo durante los años de mandato de su esposo. Consciente de su influencia, Michelle se fijaba mucho en sus estilismos que llegaban a lanzar mensajes subliminales. Por ejemplo, en cada viaje oficial intentaba vestirse de diseñadores del país y no dudada en arriesgar apostando por jóvenes talentos latinos e independientes.

Su estilo supuso un antes y un después porque es la primera en defender la moda 'casual' y funcional. Los leggins o las zapatillas deportivas sustituían a los trajes de chaqueta y los tacones en la Casa Blanca. La naturalidad era su mejor baza y por ello no dudaba en elegir diseños coloristas y llenos de estampados para transmitir una imagen de lo más actual y contemporánea. 

Melania Trump (2017 - 2020)

Melania Trump
Melania Trump Gtres

El testigo lo toma la mujer de hielo, Melania Trump. La mujer de Donald Trump tuvo que cambiar por completo su forma de vestir cuando su marido decidió poner rumbo a la Casa Blanca y deshacerse así de los escotes de vértigo y los "brilli - brilli" para acogerse a un estilo mucho más clásico con el que ha logrado una imagen hierática y llena de misterio.

En su primer examen, la toma de posesión, quiso hacer un guiño estético a Jackie Kennedy eligiendo un conjunto de abrigo de la firma Ralph Lauren en celeste. A partir de ahí, su gusto por las prendas de lujo y los zapatos de altísimos tacones son su seña de identidad. A pesar de su falta de naturalidad, no se le puede reprobar en ningún momento que no haya defendido de manera impecable cada uno de sus outfits, a excepción de algún pequeño error como cuando no se bajó del tacón ni siquiera para visitar zonas devastadas por el huracán Harvey. 

Jill Biden (2020 - actualidad)

Jill Biden
Jill Biden Pinterest

Aún es pronto para examinar el estilo de la primera dama, sin embargo, todo parece indicar que Jill Biden va a mantenerse fiel a su estilo sencillo y natural del que ha hecho gala hasta ahora. Como dato, hay que tener en cuenta que ha sido la primera vez en la historia que una segunda dama de Estados Unidos ha tenido un trabajo paralelo mientras su marido ocupaba la vicepresidencia del país, pues ella nunca quiso dejar su empleo de profesora y lo compaginó con su papel institucional. 

El azul oscuro junto a tonos más nude y pastel suelen ser los más recurrentes en su armario, y su forma de vestir se identifica perfectamente con el de una mujer independiente de nuestra época con trajes básicos, vestidos de líneas sencillas y camisas masculinas. 

Después de este repaso seguro que has resucitado a alguna primera dama que había caído en tu olvido ¿Cuál de todas ellas es tu favorita? 

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba