Cruz Sánchez de Lara

La mujer de Pedro J. Ramírez habla de boda y de él: “Sí tiene corazón y es maravilloso”

Cruz Sánchez de Lara rompe su silencio y concede su primera entrevista

Entrega premio Personaje del Año de la revista Vanity Fair
Entrega premio Personaje del Año de la revista Vanity Fair Kiko Huesca

Desde que comenzaron su relación, Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara trataron de mantenerse en un plano discreto, al menos no hablando públicamente de su vida privada ya que el periodista sí ha utilizado las redes sociales para hacer la presentación oficial de la abogada y para comunicar que se habían casado, una noticia que dio a conocer justo el día en el que Cataluña era la protagonista con el referéndum ilegal.

La pareja del director de ‘El Español’ se había mantenido en silencio y nunca había querido hablar de su relación hasta ahora que ha concedido una entrevista a ‘Vanity Fair’ advirtiendo de que es “una vez y sin que sirva de precedente”. Justo ahora la pareja celebra un año de amor.

En ella ha hablado de cómo vivió el momento en el que apareció por primera vez en los medios: “Me puse un chubasquero y esperé a que pasara la tormenta. Y creo que hice bien. Ahora la normalidad está a la vuelta de la esquina. He dejado de tener ese patrimonio tan maravilloso que es el anonimato y he hecho esa renuncia por el amor que siento por él. Eso lo compensa todo”.

La pareja se conoció a principios de 2015. La sombra de la infidelidad ha planeado sobre Pedro J. ya que tomó la decisión de separarse de Ágatha Ruiz de la Prada a los tres meses de casarse, y tras 30 años juntos, y en menos de una semana hizo oficial su noviazgo con Cruz Sánchez de Lara. Sin embargo ella ha declarado al respecto: “Me comprometí mucho antes con ‘El Español’ que con Pedro, antes con el león que con su director” y asegura que su relación solo fue profesional hasta que 15 meses más tarde comieron a solas.

Cruz: “Yo no sabía dónde me metía. Sólo me enamoré”

La abogada, de 45 años, también ha hablado del momento en el que Pedro J., de 65 años, le dijo a su esposa que se separaban. “El día más impactante fue el 29 de octubre del año pasado, cuando Pedro, por su cuenta y riesgo, tomó la decisión de que su vida y, por lo tanto, la mía iban a cambiar”. Según la abogada ella no estaba al tanto de lo que iba a suceder: “Yo me enteré después de que sucediera todo. Cuando él tiene algo claro y toma una determinación, nadie puede torcer su criterio”.

Al preguntarla si era consciente de la polémica que iba a despertar todo ello, asegura que “no sabía dónde se metía. Yo sólo me enamoré”, ha señalado. Además confiesa que aún no se acostumbra a encontrarse a paparazzi en su despacho o a salir en los medios y que cuenten falsedades. “Yo me enamoré de Pedro. La 'jota' me ha costado un poco más encajarla”.

Su boda secreta en casa

Cruz ha explicado cómo fue su boda secreta, una ceremonia que se celebró en su casa: “Nos dijimos lo que queríamos para el resto de nuestras vidas. Nos regalamos palabras fabulosas. No hubo fiesta, ni regalos, ni invitados, ni anillos, ni vestido blanco, pero fue la boda más emocionante y bonita que hubiera podido tener. […] Todavía estoy procesando que tengo marido. Resulta paradójico: llevo toda la vida escuchando que soy una abogada que divorcio bien, y ahora se me conoce por mi matrimonio”.

La mujer de Pedro J. ha tenido unas bonitas palabras para su marido: “Muchos creen que Pedro no tiene corazón, pero lo tiene y es maravilloso. Decir que Pedro J. es un hombre bueno puede sonar a ciencia ficción, pero así es. Es un genio, tremendamente creativo, divertido, culto, evita el conflicto. Convivir con él es una delicia y un privilegio”.

“Pedro se está divirtiendo mucho con la vida normal que llevamos”

“Lo primero que me hizo mirarlo de otra manera fue su imperturbabilidad. Si su ataraxia se vendiera en botella, competiría con la Coca-Cola, fue lo primero que me gustó de él. Tiene un lema de Séneca que le gusta decir en latín: 'Adversarum impetus rerum, viri fortis non vertit animum'. [El ímpetu del adversario no conmueve el ánimo del hombre fuerte]. Si los que se creen sus enemigos supieran lo poco que le importa lo que digan...”, ha señalado.

Cruz ha explicado cómo es su día a día: “Nos despertamos a las cinco y media de la mañana y leemos ‘El Español’ en una pantalla gigante frente a la cama. Estamos construyendo una vida en pareja, este es un proyecto común. Cuando se cierra la puerta de casa, el espectáculo queda fuera y dentro surge una especie de oasis de paz y amor. Es un espacio de convivencia y serenidad: sin ruidos, sin televisión.Pedro se está divirtiendo mucho con la vida normal que llevamos”, añade.

No lleva bien ser conocida por ser ‘mujer de Pedro J.’

Sin embargo no lleva bien que se la conozca como ‘mujer de’, sobre todo cuando presentó su candidatura a las elecciones del Colegio de Abogados de Madrid y varios medios titularon: “La mujer de Pedro J. se presenta…”.  “Cuando leo eso, pienso: ‘Perdón, se presenta Cruz Sánchez de Lara. Pero soy consciente de que me ha casado con un personaje público y que ahora mi nombre está asociado al de él”.

Al compararla con Amal Clooney, debido a su profesión y que comparten su lucha por los derechos humanos, señala: “No sé cómo lo habrá llevado ella, pero debe de ser difícil que, después de haber estudiado toda la vida, solo te conozcan por tu marido”.

Cruz ha explicado: “Yo voy a un sitio con Pedro y soy su mujer, igual que cuando él viene a un sitio mío es mi marido. Estoy encantada de ser su esposa, por algo me he casado. Eso sí, siempre y cuando eso no implique una falta de reconocimiento a mi trabajo”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba