Paris Hilton ha vuelto a primera línea mediática al testificar sobre el presunto abuso que sufrió hace años en la escuela Provo Canyon, un internado de Utah, donde estudiaba y residía cuando tenía 16 años. Allí estuvo durante 11 meses que le parecieron una eternidad, pues en aquel centro abusaron de ella mental y físicamente, con golpes y severos castigos

"Soy una superviviente de un abuso institucional", ha dicho este lunes nada más comenzar su testimonio en una audiencia del comité en el Capitolio del Estado de Utah, en Salt Lake City, que está sopesando aprobar una nueva legislación al respecto.

"Todo ocurrió hace 23 años, entonces yo sólo tenía 16 años. Una noche, dos conductores que llevaban esposas me despertaron en mi casa y me preguntaron si escogía el camino fácil o difícil. Me llevaron entonces al aeropuerto y me separaron de todos los que conocía y amaba. Así fue cómo me llevaron al Estado de Utah", ha confesado. Una vez en el internado, ha dicho que sufrió abusos y que le daban medicamentos, que le provocaban sueño y aturdimiento, sin haber tenido un diagnóstico previo. Además, ha contado que cuando se duchaba siempre tenía a personal del centro mirándola: "Sentía sus ojos penetrantes mirando mi cuerpo. Entonces era solo una niña y eso me hacía sentir violada todos los días".

"Los niños sufrían abusos sexuales con regularidad"

El internado actualmente tiene otros propietarios. Lo compraron en 2000 y aseguran no saber nada de lo ocurrido en los años en los que Paris Hilton estuvo internada.

"En otras ocasiones me encerraban sin motivo en una pequeña habitación cubierta de marcas de arañazos y manchada de sangre. No tenía aseo", ha añadido sobre otro de los episodios que vivió en aquel internado. "Los niños eran inmovilizados, golpeados, arrojados contra las paredes, estrangulados y sufrían abusos sexuales con regularidad. (...) No cuento esta historia para dar pena, sino para alumbrar una realidad de lo que pasó hace tiempo y que sigue sucediendo ahora. Esta gente debería avergonzarse de sí misma", ha explicado ante el comité, recoge RTVE.

Paris Hilton durante la audiencia

Un personaje frívolo que no era ella

Paris Hilton, de casi 40 años, se hizo famosa tras el docureality The simple life, que protagonizó con su amiga Nicole Richie entre 2003 y 2006. Durante esta emisión dio una imagen de sí misma que, según relata actualmente la propia Paris, nada tiene que ver con su personalidad, ni entonces ni ahora.

El personaje frívolo que interpretaba acabó superándola, motivo por el cual sacó un documental sobre sí misma el pasado año, llamado This is Paris, en el que confesó que no sabe "quién creó" el personaje, ya que ella "no era así".

En este documental ya contó los presuntos abusos que sufrió en el internado, donde la enviaron sus padres. "Hacían que la gente se quitara la ropa y entrara en una habitación durante unas 20 horas. Sentí como si me estuviera volviendo loca. Había como una camisa de fuerza, hacía frío, tenía hambre y me sentía muy sola", dijo sobre lo vivido en la escuela Provo Canyon de Utah, Estados Unidos.

Meses después de haber confesado todo esto –entonces no lo sabían ni sus padres–, publicó un post en Instagram de cuando tenía 18 años. En éste se ven dos fotos de ella, que fueron tomadas nada más regresar de aquel internado del horror. "Puedo ver el dolor en mis ojos, estaba tan traumatizada que traté de hacer como si nada hubiera pasado para bloquear los recuerdos dolorosos", añadió junto a las fotos.

Paris Hilton cuando tenía 18 años

Sin duda, un relato sorprendente que nos presenta a una Paris muy diferente de la imagen que lleva años proyectando.