Mercedes Milá

Mercedes Milá desvela porqué dejó GH y carga contra el rey, Mediaset y Rato: “¡Qué cacho cabrón eres, Rodriguito!”

Mercedes Milá, en el programa de 'Salvados'.
Mercedes Milá, en el programa de 'Salvados'. Atresmedia.

La presentadora, de 67 años, fue entrevistada por Jordi Évole en ‘Salvados’ el pasado domingo y una vez más volvió a hacer alarde de que no tiene pelos en la lengua. Mercedes Milá soltó un titular detrás de otro hablando de todo tipo de temas de la actualidad, de sus 40 años como periodista y de su vida, concretamente, de la depresión tan fuerte en la que se vio inmersa durante muchos años.

La presentadora comenzó relatando que mientras presentaba la primera edición de ‘Gran Hermano’ tuvo una grave depresión causada por la ruptura del que era su pareja en aquel tiempo, Carlos, que la dejó diez días antes de que acabara el reality. Entonces ella decidió no contárselo absolutamente a nadie y vivir ese sufrimiento en silencio, lo que acabó pasándola factura.

Después volvió a reaparecer esa depresión en la última edición que presentó, ‘Gran Hermano 16’. Esta vez la enfermedad vino motivada por el estrés y su obsesión por el trabajo. “Cometí el error de meter a mi cerebro demasiada potencia. Veía el canal 24 horas a todas horas…todo era trabajo, trabajo y trabajo, hasta que el cerebro me hizo 'pum'. Empecé a no dormir, a llorar de forma inesperada. He llorado en aviones o en el AVE y me he tenido que tapar para que no me viera nadie”, señaló en ‘Salvados’.

Contradicciones en el motivo por el que abandonó ‘GH’

Después continuó explicando: “Me doy cuenta de que tengo una depresión en la última etapa de ‘Gran Hermano’ porque lo único que quería era estar en la cama y llorar. Solo tenía fuerzas para hacer el programa sin que se notara y, era un esfuerzo tan bestia, que me rompí la cabeza. Y por eso me fui. Me pidieron que no me fuera, que buscáramos un camino, pero los médicos me dijeron no podía seguir haciendo ‘Gran Hermano’. Yo no podía hacerlo más y me fui a vivir con mi madre”.

Mercedes no veía salida. “Llegué al extremo de dudar que pudiera hacer periodismo nunca más. Creía que no sabría hacer una entrevista”. Entoncestuvo que recurrir a la ayuda de un psiquiatra. “Llega un momento que si no es por la química u otros aprendizajes, como la lectura... Me ayudaron a salir”. 

Mercedes justificó abrirse en canal y contar lo que sufrió “por si le sirve a la gente que lo está pasando mal”. “Si esta tía ha estado en la mierda, yo también podré salir”.

Después continuó hablando del motivo que le llevó a abandonar el reality: “Era un esfuerzo tan bestia que me rompí la cabeza. Y por eso me fui”, señaló. Una explicación muy diferente al que dio en su día, cuando señaló en una entrevista a Jorge Javier Vázquez que pidió a Mediaset “un aumento de sueldo, una oferta bonita” y “un poquito de amor”. “Cuando vi que no, dije 'pues nada, lo que había decidido, me voy”.

Luego vino el primer ataque contra Mediaset: “Pocas facilidades les di para entender cómo estaba. Di pistas pero las empresas tienen muy poca consideracióna los problemas personales de sus empleados”, señaló.

A continuación, Mercedes confesó que está deseando volver a televisión y que está recibiendo muchas ofertas, menos de Mediaset, volviendo a hacer un ‘zasca’ contra la cadena de Paolo Vasile. “Me ofrecen muchos trabajos. Me llaman y me llaman. Me llama gente impensable. Todos menos los míos… Mediaset eran los míos. Ellos no me llaman, pero todos los demás... tengo para elegir”. 

También revelo que hace pocos meses tuvo posibilidad de regresar a TVE pero se la descartó al final por su fama de “incontrolable”.

Mercedes llama cursi al rey Felipe VI y le reclama que sea más valiente

Mercedes también cargó contra la monarquía, concretamente contra el rey Felipe VI, del que criticó su intervención tras el 1-O: “No puede hacer el discurso que hizo, pro favor, el 3 de octubre. Sea más valiente. Póngase en la piel del otro, no sea tan políticamente correcto” y criticó que no tuviera “ni un recuerdo a todas las víctimas de una violencia exagerada, absurda y ridícula ordenada por el ministerio del Interior”.

Milá le aconsejó “ser empático” y “entender que está hablando a un pueblo que está en unas circunstancias complicadas”. “Se puso contra mucha gente en Cataluña por mucho que se aplaudiera en el resto de España” y añadió: “Si la monarquía quiere salvarse tiene que salir de donde está y sentarse con la gente de la calle, y si pierde su trono, pues ha llegado el momento”.

La presentadora también criticó el hecho de que los reyes no concedan entrevistas y señaló que Felipe de Borbón debería dar una “sin ninguna clase de cortapisas” y “sin esas corbatas cursis, porque no se puede ser más cursi”. “Que se deje el pelo un poco más largo por detrás y que hable con toda naturalidad", añadió.

Milá, sobre la pelea entre reinas: “Lo peor es lo que hicieron después en el hospital”

En el programa, Jordi también le preguntó por el rifirrafe entre las reinas Letizia y Sofía. “Lo peor no fue que Letizia impidiera que Sofía se hiciera la foto con las niñas. Lo peor es lo que hicieron después, que es donde entra el gabinete de imagen. Lo peor es que fueran a ver a un convaleciente Juan Carlos I en el hospital con una operación de rodilla -con quien me solidarizo porque yo también estoy operada- y hacer ver que le abres la puerta a la suegra. ¿Pero qué es esta mentira? ¿Qué es esta hipocresía?Si la verdad es la que vimos en Palma”.

Según Mercedes, el principal problema que tiene la reina Letizia es que no soporta que nadie le diga nada de la educación de sus hijas. “Letizia es una mujer extraordinaria, creo que lo es, era una buena periodista. Pero la deformación que deben sufrir metidos en esta familia real es tan importante que acaban siendo de Marte. Lo que hizo es una estupidez, se equivocó. Y todos tenemos un mal día, pero ¿qué pasa cuando tenemos un mal día? Creo que es mucho mejor pedir perdón”.

Mercedes carga contra Rodrigo Rato y Aznar

Durante el programa, Évole recuperó diferentes entrevistas que Milá había hecho a lo largo de su trayectoria, como a Juan Guerra, o a Rodrigo Rato, contra el que cargó duramente: “Qué fuerte. Esto es fuertísimo, tío. Rato diciendo que la gente tenía que tener confianza. Pero qué cabrón. ¡Qué cacho de cabrón eres, Rodriguito!”.

También tuvo unas palabras contra Cristina Cifuentes: “¿Por qué dices que has hecho un máster? ¿Por qué miente diciendo que ha estudiado lo que no ha estudiado? ¿Pero qué los pasa a los del PP? De verdad, ¿qué les pasa?”.

Por último, también habló de José María Aznar, del que señaló que siente “pena” por él y al que describió como “una especie de bolsa llena de rencor”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba