A comienzos de semana os contábamos que Ana Soria, de 22 años, había sido detenida por la Guardia Civil de Almería al cometer un delito contra la seguridad vial. La joven y su novio, Enrique Ponce, iban en coche y ella iba conduciendo, a pesar de no tener carnet de conducir

Al llegar a una rotonda, la pareja vio que había un control de tráfico y se pusieron nerviosos. Decidieron cambiar de asientos y Ponce, que iba de copiloto, se colocó entonces en el asiento del conductor pero ya era tarde, pues los agentes vieron todo y decidieron detenerlos y llevarlos a comisaría.

La protagonista de los hechos se ha manifestado sobre lo ocurrido y niega todo, a pesar de que ya hay una condena en firme, publicada, por cierto, por la revista de cabecera de su novio, el 'Hola'.

Ana Soria niega la detención

La estudiante de Derecho fue multada al cometer esta infracción y tendrá que pagar una multa económica por esta infracción, además de que tendrá antecedentes penales durante al menos dos años.

Aunque hay una condena en firme, Ana Soria negó todo a una reportera de 'Sálvame', vía telefónica: "Nada es cierto, no sé qué más decirte".

"La verdad es que muchas veces se inventan todo y yo ya no entro en esas cosas, así que, por favor, ya para esos temas… No sé qué te habrán contado, pero vaya, que en cualquier caso no sé de qué me hablas", ha añadido. ¿Por qué miente si ya ha recibido la multa?

La pena para un caso de este tipo, por cierto, es de entre tres y seis meses de cárcel y una multa de mínimo 12.000 euros, además de realizar trabajos sociales de 31 a 90 días.

En cuanto a Enrique Ponce, y dado que el vehículo era suyo y él viajaba de copiloto (e intentó burlar la multa cambiando el sitio a su novia), el juez será también el que determine si ha actuado como cooperador necesario al ser conocedor de que Ana conducía sin el permiso o si, por el contrario, desconocía este hecho. "Se considera cooperador necesario a quien realiza actos relevantes para cometer un delito, sin ejecutarlo directamente. Si este es el caso o no del diestro deberá dilucidarlo el fallo judicial a partir tanto de sus declaraciones como las de los testigos, es decir, los agentes policiales", detalla la mencionada revista.