María Pombo, de 24 años, ha causado una gran preocupación entre sus 1,4 millones de seguidores en Instagram después de confesar en un vídeo que el motivo por el que había estado ausente y "desaparecida" últimamente en las redes sociales era que podría tener esclerosis múltiple, una enfermedad degenerativa que padece también su madre y que, "aunque no es hereditaria, sí va en los genes", le ha permitido reconocer a tiempo qué es lo que la estaba pasando tras sentir "hormigueos bastante extraños en el cuerpo".

Fue entonces cuando la 'influencer' decidió ir al hospital, donde ha estado yendo los últimos 20 días, para que le hicieran varias pruebas como "una resonancia cerebral, una resonancia medular una punción lumbar, pruebas de sangre... para cerrar un diagnóstico".

Tras ello, le diagnosticaron mielitis, una inflamación de médula: "La esclerosis múltiple suele empezar por esas mielitis pero, como ya os he explicado, aún no tengo el diagnóstico al cien por cien y aún faltan unas semanas. Como muchos sabéis, mi madre tiene esclerosis múltiple. No es una enfermedad hereditaria, pero sí que va en los genes y tengo más probabilidades que una persona que no tiene antecedentes".

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso, de origen autoinmune, que afecta al cerebro y la médula espinal. El sistema inmune ataca a la mielina, que es la sustancia que envuelve las fibras nerviosas o neuronas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el 22 May, 2020 a las 8:39 PDT

Pombo ha pasado muchas noches sin dormir, llorando y preocupada

Aunque todavía faltan unos días para que le confirmen qué tiene exactamente, María Pombo prefiere ir "mentalizándose". Pombo revela que ha pasado "tantas noches sin dormir, tanto lloro, tanta preocupación para esto. Nuestra mente nos suele castigar antes de tiempo, nos suele poner en las peores situaciones y al final nunca nada es tan malo como nos imaginamos".

Después ha pedido respeto y compresión: “Como seguro que entendéis necesito unos días de desconexión para asimilar todo esto” y les ha enviado unas palabras muy optimistas: "Me siento tremendamente afortunada de que sea esto y que no sea nada más grave. En el caso de que tenga esclerosis múltiple, quiero decir que es una enfermedad que ha avanzado muchísimo y que sigue avanzando. No tiene nada que ver lo que era hace 20 años con lo que es ahora".

Para terminar, la joven ha recurrido a la metáfora de la mochila que lleva cada uno y que por eso nunca hay que juzgar a nadie: "Cuando somos pequeños nos ponen una mochila en la espalda y con el paso de los años se va llenando de piedras. Aquí da igual si tienes más o menos dinero, si eres más o menos guapo, si tienes una casa más grande o más pequeña, porque al final todos tenemos la misma mochila", reflexiona. Después pide que se tenga "más empatía con todo el mundo, porque no tenemos ni la menor idea del peso que lleva esa persona en la espalda".

Ver esta publicación en Instagram

May the rest of our lives be the best of our lives 🌈🤍 #liveyourstorywithus #popabrand #ad

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el 14 May, 2020 a las 6:13 PDT