Seguimos con la oleada de divorcios. Ahora les toca el turno a Julio José Iglesias Preysler y Charisse Verhaer, quienes se separan después de ocho años de matrimonio y casi 16 de relación.

Las cosas no iban bien entre ambos desde hace tiempo, tal y como demuestra la demanda de divorcio que presentó la modelo belga ya el pasado 3 de agosto en la Corte de Miami, ciudad en la que residen. 

A diferencia de la mayoría de rupturas de famosos, esta no ha acabado nada bien. De hecho, se espera que Charisse no ponga las cosas fáciles al hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler, de 47 años.

Todo apunta a que la modelo, de 38 años, luchará por la custodia de la mascota, llamada Mollyexigirá una elevada pensión compensatoria, detalla ABC.

Gtres

La modelo no le va a poner las cosas fáciles

Los abogados de Charisse llevan meses preparando el divorcio y reuniendo documentación acerca de la situación patrimonial y económica de Julio José Iglesias, quien no hace más que aplazar todo para no atender a los reclamos monetarios de su ya ex. De hecho, no ha presentado la documentación acerca de su economía que los abogados de su ex le piden.

A día de hoy se desconoce qué ha podido pasar entre ambos y por qué ella se comporta de ese modo con quien era su compañero de vida. Ambos, de hecho, siempre se presentaban en público la mar de enamorados y declararon en varias ocasiones que entre sus planes estaba tener hijos, aunque finalmente no fue así.

Julio José, quien hace dos años que no viene a España, ya que vive en Miami, aún no se ha pronunciado sobre este turbio asunto.