Gritos

Urdangarin la lía en la misa de Navidad y el sacerdote tiene que llamar al orden

La salida de prisión de cuatro días del marido de la Infanta Cristina ha despertado un gran revuelo en Vitoria

Urdangarin, durante su primer permiso penitenciario.
Urdangarin, durante su primer permiso penitenciario. Gtres/Efe

Iñaki Urdangarin ya se encuentra en la prisión de Brieva (Ávila) desde este sábado 28 de diciembre tras disfrutar de un permiso penitenciario de cuatro días. El marido de la infanta Cristina disfrutó al máximo de estos días junto a su familia, con quienes pudo pasar la Nochebuena y la Navidad.

El día 25 de diciembre, tal y como te contamos en ‘Vozpópuli’, el exduque de Palma acudió a misa con su mujer, -con la que se mostró más cariñoso que nunca durante su estancia en Vitoria-, con su madre y sus cuatro hijos.

Antes de entrar en la iglesia de la Sagrada Familia, Urdangarin saludó a alguno de los vecinos y escuchó atento y con la cabeza cabizbaja el sermón del sacerdote. Sin embargo, cuando le cura pronunció las palabras “daros la paz”, los feligreses se vinieron arriba y se lió una buena en la iglesia,tal y como ha contado Pilar Eyre en ‘Lecturas’..

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, más enamorados que nunca en Vitoria.
Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, más enamorados que nunca en Vitoria. Gtres

Los feligreses se vinieron arriba al dar la paz

Decenas de personas querían darle la paz al cuñado del rey Felipe VI. Los de los bancos de atrás y de delante, le dieron la mano o un abrazo, incluso personas que estaban sentadas bancos más alejados, los abandonaron, atravesando todo el pasillo central, para darle la mano o un abrazo al Urdangarin. Se armó tal revuelo que el sacerdote tuvo que llamar al orden.

Durante estos días en Vitoria, el yerno del rey Juan Carlos I “se ha sentido más querido y apreciado que nunca por su familia y amigos, pero también por ciudadanos anónimos, algo que no le sucedía en Barcelona, donde ha vivido la mayor parte de su vida y donde en los últimos tiempos le rodeaba tal clima de hostilidad que hasta temía salir a la calle”, relata la periodista.

Urdangarin, durante su permiso penitenciario en Vitoria.
Urdangarin, durante su permiso penitenciario en Vitoria. Gtres

Una vuelta dura a prisión pero con la esperanza del tercer grado

Tras pasar estos días en familia, ha vuelto con las pilas cargadas a la cárcel, pero también ha sido una vuelta dura a prisión . Sin embargo tiene la esperanza de que se revise su caso en enero y se le conceda un tercer grado. Es decir, de lunes a jueves estaría fuera de prisión y sólo iría a dormir por la noche y los fines de semana.

Esto le permitiría encontrar algún trabajo remuneradopara contribuir a la economía familiar que ahora pende de la infanta Cristina y de alguna ayuda familiar que esté recibiendo. Mientras tanto, seguirá con el voluntariado en la ONG, el Hogar Don Orione, de atención a personas con discapacidad, donde acude cada martes y jueves desde el pasado mes de septiembre.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba