Esta semana nos enterábamos de que Sara Carbonero se encuentra ingresada en el hospital Clínica Universidad de Navarra, en Madrid, desde el pasado viernes 5 de febrero, dos días después de celebrar su 37 cumpleaños.

La presentadora, y mujer de Iker Casillas, se sometió a una nueva intervención por un contratiempo tras sufrir una recaída a causa del cáncer de ovarios que le fue diagnosticado en mayo de 2019, según adelantó 'Abc'.

A pesar de que la revista '¡Hola!' publicó que la operación había sido un éxito y los médicos estaban muy contentos con el resultado, unas imágenes que se han publicado de Iker Casillas en las que se le ve desolado y muy preocupado han hecho saltar las alarmas por el estado de salud de Carbonero.

"Iker está hecho polvo. Lo está pasando muy mal"

En una de las fotos, que ha publicado la revista 'Semana', se le puede ver cabizbajo, mientras que en otras se le ve totalmente desolado, consolándose en los brazos de un amigo.

El exguardameta recibió este miércoles la visita de un amigo. Este le tuvo que ver muy mal y muy preocupado, ya que es él quien abraza a Iker, mientras este tiene sus brazos abajo, y se hunde contra su pecho.

Con este gesto de cariño parece querer darle ánimo y fuerza para seguir adelante con la delicada situación en la que debe encontrarse Sara.

“Iker está hecho polvo”, han asegurado personas cercanas al exportero del Real Madrid a la mencionada publicación, que después añaden: “Lo está pasando muy mal”.

Un ingreso hospitalario en medio de rumores de separación

El ingreso hospitalario de Sara Carbonero se ha producido en medio de fuertes rumores de separación de la pareja, algo que ha desmentido su entorno y el propio Iker, a su manera, a través de una publicación que le dedicó a Sara por su 37 cumpleaños.

Además, el exguardameta se encuentra pasando estos momentos tan delicados con su mujer, madre de sus dos hijos Lucas y Martín. Estos días se le ha visto entrar y salir del hospital continuamente.

También están junto a Sara, su madre Goyi Arévalo y su hermana Irene, que se turnan con Iker para estar con ella en el hospital, cuidarla y animarla.

Iker Casillas, con la madre de Sara, Goyi Arévalo, entrando al hospital.