Froilán y Victoria Federica de Marichalar y Borbón vuelve a ser objeto de polémica después de que se les haya visto en Marbella pasando las vacaciones de Semana Santa, saltándose las restricciones de movilidad impuestas desde el Gobierno a causa de la pandemia del coronavirus.

Todas las comunidades autónomas, salvo las islas Canarias y Baleares, tienen prohibido la entrada y salida de sus habitantes desde el pasado 26 de marzo al viernes 9 de abril pero una vez más, parece que los cierres perimetrales y las normas sanitarias no van con los sobrinos de los reyes Felipe VI y Letizia ya que no es la primera vez que lo hacen.

Los dos hermanos han viajado hasta la Costa de Sol haciendo caso omiso de la normativa sanitaria, según publica 'Vanitatis', que ha causado una gran indignación entre aquellos que sí han sido responsables y se han quedado sin salir de su región, sin poder disfrutar de días de sol y playa o montaña, o de ver a familiares y amigos.

El novia de Victoria Federica viajó por un motivo laboral pero ellos no

Froilán y Victoria Federica han sido vistos por los lugares de moda de Marbella y discotecas sin tener el salvoconducto correspondiente o un motivo de peso que les permitiera viajar, como sí lo tenía el novio de Vic, el dj Jorge Bárcenas, que había sido contratado por un local de moda que frecuentan los jóvenes de la jet-set, el Tonteo.

Este local de ocio, situado en el puerto deportivo, es propiedad de Javier Calle, el exnovio de Alba Díaz, la hija de El Cordobés y Vicky Martín Berrocal; otro de sus socios es Luis Torremocha, amigo íntimo de Froilán. 

Froilán y Victoria Federica se han saltado varias veces las restricciones y normas

Desde el año pasado, los hijos de la infanta Elena y de Jaime de Marichalar se han saltado las restricciones en varias ocasiones. Cuando se decretó el estado de alarma y se inició el confinamiento por la covid-19 en 2020, a la nieta del rey Juan Carlos I y a su novio se les vio viajando a Jaén, donde pasaron las primeras semanas con unos amigos en una finca de Villacarrillo.

Por su parte, Froilán estuvo en Benahavis, en Málaga. Después, regresaron a Madrid, saltándose las medidas restrictivas impuestas.

Después se les ha visto haciendo caso omiso a otras normas sanitarias como salir de fiesta en discotecas en las que se superaba el aforo permitido, sin respetar la distancia de seguridad o sin llevar mascarilla, tanto en locales de ocio, como restaurantes o por la calle.