Enrique San Francisco

Las adicciones y duras confesiones de Enrique San Francisco: ”Mi madre me dijo que si tenía huevos, me suicidara”

El actor y humorista conoció a su padre por primera vez con 17 años

Las duras confesiones de Enrique San Francisco en 'Mi casa es la tuya'.
Las duras confesiones de Enrique San Francisco en 'Mi casa es la tuya'. Mediaset

Rogelio Enrique San Francisco Cobo, al que se le conoce como Quique o Enrique San Francisco, ha sido el último invitado de Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’. El presentador hizo un repaso a toda su trayectoria profesional pero lo que más llamó la atención fueron sus impactantes declaraciones acerca de sus adicciones.

Bertín y él comenzaron a hablar del llamado ‘cine quinqui’. “La realidad superaba a la ficción, te lo puedo asegurar. Yo entonces, desgraciadamente, fue cuando empecé a tener contacto con la droga. Son los peores cuatro años de mi vida que recuerdo”, comenzó así su increíble relato. 

“Mi madre se murió viéndome cuadrado”

Después explicó cuál ha sido su mayor pena: “Me cogí un enganchón con el 'jamaro' (heroína) que mi madre nunca se lo mereció y es algo que nunca me perdonaré en la vida. Mi madre se murió viéndome cuadrado, pero fue una época terrible”, desveló.

Fue su madre la que le ayudó a salir de este infierno. “Yo le pedí que me encerrara en una clínica de las que tienen barrotes en las ventanas y mi madre me dijo: 'para verte así, si tienes huevos, mejor suicídate porque me estás matando”. Unas duras palabras que nos dejaron atónitos tanto a Bertín como a los espectadores.

Después explicó cómo logró desengancharse: “Estuve encerrado, pero no con metadona ni pollas. Estuve varios años haciendo deporte, le eché dos cojones y aquí estoy. Algunos se quedaron por el camino... Porque donde cae esa mierda, arrasa..”, aseguró.

Habló de Antonio Flores: “Nos separó la droga

También recordó con tristeza la muerte de su gran amigo Antonio Flores. “Esa generación, la del caballo..., eso es la muerte. Se llevó a mi mejor amigo, Antonio Flores, que era como mi hermano, y a tantos otros… Es jodidísimo salir, muy difícil”.

Después añadía: “A Antonio Flores y a mí nos separó la droga. lo mismo que antes nos pudo juntar. Le dije a su madre, a Lola, que lo metiera en una plataforma petrolífera. Pero en serio. Que lo metiera en algún sitio donde él no tuviera recursos para volver a.....Y Antonio estuvo en todos los sitios posibles, como mucha gente que he conocido, pero desgraciadamente se nos fue. Era de los tíos que más quería”.

El cantante además de su amigo fue su cuñado, ya que Quique estuvo cuatro años de novio de Rosario Flores hasta que la adicción a las drogas de él puso fin a su relación. Sobre la cantante dijo que guarda un gran recuerdo y siguieron teniendo una bonita amistad.  Después admitía que “todas las mujeres con las que he estado me quieren mucho, pero solo me llaman para insultarme”.

Conoció a su padre con 16 años y trabajó con él

San Francisco desveló también la dura infancia de su madre, que tuvo que escaparse de casa de su abuelo porque sufría malos tratos y acabó en un orfanato. Después huyó de aquí para trabajar en un circo.

La madre de Enrique fue madre soltera. Cuando él se trasladó a Madrid para trabajar con 17 años, fue cuando conoció por primera vez a su padre, con el que incluso vivió bajo el mismo techo. “Llegó a una cafetería con un abrigo de pana, bastante elegante y con peinado un poco absurdo. Yo estaba en una pensión y mi padre tuvo el acierto de invitarme a vivir con él, pero yo llevaba otros horarios y eran poco compatibles”.

Entonces padre e hijo comenzaron a trabajar juntos: “Trabajar con mi padre fue una experiencia maravillosa”. Haro falleció en 2013 a los 80 años de edad. También reveló que su verdadero maestro fue de Fernando Fernán Gómez, “el que más me ha humillado en mi puta vida”.

Estuvo un año y medio en silla de ruedas

También habló del grave accidente en moto que sufrió en 2002 que le llevó a estar año y medio en silla de ruedas. Un coche chocó en la plaza de Neptuno contra la parte trasera de su vehículo. Tuvo que ser operado en una intervención que duró once horas y tuvo que quedarse durante siete meses tumbado.

“Me tiré siete meses colgado de un cable después de una operación de once horas. Solo podía mover el brazo derecho. Luego estuve año y medio en una silla de ruedas y otro año y pico con muletas, y mira, me he quedado cojo. A lo largo de todo ese tiempo tuve ocho operaciones más en la pierna porque había que ir quitando las placas y los clavos que me habían metido”, explicó.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba