Familia real

Corinna Larsen revela que el rey Juan Carlos quería casarse con ella y que le confesó que tenía otra amante

La empresaria ha concedido una entrevista en la BBC en la que ha dado más detalles de su relación con el monarca, desde que le llegaba a llamar diez veces al día o de cuál fue su gran decepción con él

El rey Juan Carlos I y Corinna Larsen.
El rey Juan Carlos I y Corinna Larsen. Efe

Corinna Larsen, también conocida como Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ha concedido una entrevista a la BBC en la que ha dado más detalles de la relación que mantuvo con el rey Juan Carlos I de 2004 a 2009, lo que nos permite conocer aún más a fondo al monarca. Además también ha hablado del dinero, lo millones de euros, que el monarca le dio como regalo y de que el emérito tiene "cientos de cuentas en otras jurisdicciones".

En lo que se refiere al terreno sentimental, Larsen relata varias intimidades entre las que se encuentra cómo comenzó su romance. El rey Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstein se conocieron en una fiesta de tiro en febrero de 2004.

La relación fue despacio al principio. "Estuvimos hablando por teléfono durante unos meses", declara para después explicar que "la primera cita fue a principios de verano. Siempre nos reíamos mucho. Conectamos de inmediato en muchas cosas y teníamos muchos intereses en común: la política, la historia, la buena comida, los vinos…".

Corinna explica cómo eran sus encuentros en Madrid. "Yo vivía entonces en Londres, acababa de emprender mi propio negocio de consultoría. Y era madre soltera de dos niños. Así que nos encontrábamos en Madrid en una casita de campo dentro de la finca y viajábamos juntos", ha declarado haciendo referencia a la finca La Angorrilla en Mingorrubio, un pabellón de El Pardo.

Corinna Larsen.
Corinna Larsen. europa press

"Me llamaba hasta diez veces al día"

"El primer año fue más difícil porque yo estaba muy ocupada y él tenía una agenda completa, pero me llamaba hasta diez veces al día. Quiero decir, inmediatamente se convirtió en una relación muy fuerte, profunda y significativa".

Corinna le preguntó cómo reaccionaría la reina Sofía 

Zu Sayn-Wittgenstein explica que en una ocasión le preguntó a Juan Carlos de Borbón cómo encajaría todo esto su esposa, la reina Sofía, con la que llevaba casado desde 1962. "Dijo que tenían un acuerdo para representar a la Corona, pero que tenían vidas totalmente diferentes e independientes. Y el Rey acababa de salir de una relación de casi 20 años con otra mujer que también ocupó un lugar muy importante en su corazón y su vida".

Corinna zu Sayn-Wittgenstein de joven y Alexandra Spencer-Churchill.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein de joven y Alexandra Spencer-Churchill. Gtres

Petición de matrimonio

En la entrevista también desvela que el entonces rey de España quería pedirle matrimonio. En 2009, el padre de Corinna recibió una visita del entonces Rey de España. "Me llamó y me dijo que el rey había ido a visitarle y le dijo que estaba muy enamorado de mí y que pretendía casarse conmigo", señala.

"También le dijo a mi padre que no podía hacerlo enseguida, que llevaría un tiempo. Quería que mi padre supiera que iba en serio conmigo". Corinna asegura que "cuando algo así sucede, es muy emotivo". Además ella estaba "muy enamorada de él pero anticipaba -soy estratega política- que iba a ser muy difícil. Y pensé que podría desestabilizar la monarquía".

De este modo Larsen asegura que la idea de casarse con él no estaba en su cabeza. "Nunca llegué a perseguir la idea de la boda. Solo lo tomé como una prueba de la seriedad de la relación, en lugar de como algo que realmente se fuera a materializar".

"El Rey me dijo que mantenía una relación con otra mujer desde hacía tres años"

La gran decepción de Corinna con el rey Juan Carlos vino cuando diagnostican cáncer de páncreas al padre de la empresaria alemana. "Le habían pronosticado solo unos meses de vida. Así que decidí pasar tiempo con él, éramos muy cercanos. Para mi gran sorpresa, justo después del funeral, el rey me dijo que mantenía una relación con otra mujer desde hacía tres años".

Tras enterarse de que el padre del rey Felipe VI tenía otra 'amante' más asegura que se quedó "literalmente quedé devastada, era lo último que esperaba. Necesitaba apoyo emocional después de la muerte de mi padre y la noticia supuso un choque monumental para mí emocionalmente".

Corinna Larsen, en París en el año 2013.
Corinna Larsen, en París en el año 2013. Gtres

"No iba a tolerar que tuviera relaciones con otras mujeres al mismo tiempo"

Corinna creía que su relación, sin contar con la reina Sofía, era en exclusiva con ella. "Simplemente no me lo esperaba después de que me hubiera pedido matrimonio y de haber visitado a mi padre. Estuve muy mal por unos meses".

Después explica: "Le dejé muy claro que no toleraría que tuviera relaciones con otras mujeres al mismo tiempo", cuenta. "Creo que al final estaba mortificado por lo que hizo. Pero para mí fue algo que nunca pude superar".

"Dormí en un sofá junto a su cama" cuando le detectaron un tumor

Cuando la relación terminó, Corinna y el rey emérito siguen siendo amigos, en parte porque el monarca había forjado una muy buena relación con los hijos de ella, concretamente con Alexander Kyril zu Sayn-Wittgenstein-Sayn.

A finales de 2009, él le pidió verse y le contó una mala noticia. "Le habían diagnosticado un tumor en el pulmón y estaba convencido de que era cáncer. Estaba aterrado. Dijo que su familia no sabía nada. Y yo no quería abandonarlo, por lo que permanecí como una amiga muy entregada, leal y cercana durante el tiempo en que estuvo muy mal".

Cuando llegó el momento de operar en mayo de 2010, Zu Sayn-Wittgenstein dice que el monarca le pidió que estuviera en el hospital con él. "Dormí en un sofá junto a su cama antes de la operación porque estaba muy nervioso", indica. "Pero la biopsia reveló que el tumor era benigno" tras extirparle un nódulo en el pulmón derecho.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del rey Juan Carlos I.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del rey Juan Carlos I. Gtres

Entonces llegó la familia del Rey. "Un miembro de su personal -no tan amable- me ordenó que me fuera de una forma poco ceremoniosa", recuerda. "Cuando la reina Sofía y algunos de sus cortesanos se dieron cuenta de lo serio que era el rey conmigo se desarrolló un nivel de hostilidad bastante alto"

A pesar de ello, siguieron siendo amigos. "Se recuperó muy lentamente de la operación", dice. "Yo iba a Madrid de vez en cuando para ver cómo avanzaba con la rehabilitación, cómo se estaba recuperando".

El motivo por el que ella cree que se filtró el incidente de Botsuana

La que fuera la amiga entrañable del monarca ha hablado también de la cacería de elefantes en Botsuana que se produjo el 11 de abril de 2012, que supuso un antes y un después para el emérito y para ellos dos. Este safari fue un regalo que le hizo Juan Carlos I al hijo de Corinna, Alexander, por su décimo cumpleaños. A este viaje fueron la pareja, el menor y el primer marido de ella, Philip Adkins, con el que el monarca tenía una buena relación.

Corinna asegura en la entrevista a la cadena de televisión que ya tenía malos presentimientos de que algo malo ocurriría en este viaje, tal y como ocurrió, el Rey acabó rompiéndose la cadera al caerse en su tienda de campaña de lujo, lo que le llevó a tener que pasar por el quirófano.

"No tenía ganas de ir en este viaje. Sentía que el rey Juan Carlos intentaba que volviera con él y yo no quería dar una impresión errónea. Casi tuve premoniciones sobre este viaje", relata.

"Fui yo la que organizó su repatriación"

Además revela: "Nunca se ha dicho que de hecho fui yo la que organizó su repatriación porque no había ningún plan en marcha. Volamos en un avión privado y yo era consciente del hecho de que el Rey no estaba bien de salud, tenía dos médicos con él, lo que me hacía estar aprensiva. Por eso mantuve cerca el avión".

Larsen temió por la vida del entonces Rey de España. "Era una gran responsabilidad. Le prepararon para la cirugía. Y yo estaba muy, muy nerviosa pensando que no lograríamos llevarlo a casa con vida. Desde el momento en que regresé de ese viaje quedé bajo una vigilancia total".

La empresaria cree que "este viaje habría sido filtrado a la prensa sin importar el accidente" con otra intención: "Había fuerzas dentro de palacio que trabajaban para empujar a Juan Carlos, intentando acelerar la abdicación". "Escándalos que salpicaban al yerno y la hija del rey empezaron a surgir a finales de 2011 y creo que eso puso en marcha varias facciones dentro del establishment y de la familia real".

El rey emérito pidiendo perdón tras irse de caza a Botsuana.
El rey emérito pidiendo perdón tras irse de caza a Botsuana. Mediaset

Campaña de acoso contra ella

El grupo real llegó a Madrid desde Botswana de noche. El rey Juan Carlos fue directo al hospital. "Fue el principio de una campaña para pintarme como una Wallis Simpson, una Lady Macbeth, una suerte de personaje maligno que llevó a este maravilloso hombre por el mal camino en este viaje durante una gran crisis económica". 

Tras el incidente en África, asegura que se convirtió en uno de los objetivos del servicio de inteligencia español: el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El primer contacto con este fue su apartamento en Mónaco. "El apartamento fue ocupado mientras yo estaba de viaje", relata. 

"De repente recibí mensajes de una compañía de seguridad que decía: 'Nos han contactado sus amigos en España'. Y le mandé mensajes de texto al Rey del tipo: '¿Quiénes son esas personas?, ¿qué está pasando?'. Me dijo que estaban allí para protegerme de los paparazzi". 

Entraron en su casa de Mónaco buscando documentos

"Pero si hubiera estado preocupado por mi seguridad, podría haber llamado a su buen amigo, el príncipe Alberto [de Mónaco], que también es amigo mío de hace tiempo, y decirle: ´Tenemos algunas inquietudes de seguridad, ¿podrías estar pendiente del apartamento de Corinna?´¿Qué buscaban? "Documentos, y de forma muy exhaustiva… Se quedaron allí semanas y semanas".

Corinna segura que no sabe qué tipo de documentos buscaban y que después también la siguieron durante un viaje de negocios a Brasil. También ha contado que recibió una amenaza anónima de muerte en la que le decían que hay muchos túneles entre Mónaco y Niza, unas palabras que aludían al accidente de coche en el que murió la princesa Diana de Gales en París.

Corinna Larsen, Iñaki Urdangarin, el rey Juan CarlosI y la infanta Cristina, en los premios Laureus 2006.
Corinna Larsen, Iñaki Urdangarin, el rey Juan CarlosI y la infanta Cristina, en los premios Laureus 2006. Gtres

La visita del jefe del CNI

También en su apartamento de Suiza cuenta que alguien dejó en el salón un libro sobre la muerte de la princesa y posteriormente, en 2012, señala que recibió una visita en Londres del entonces jefe del CNI español, Félix Sanz Roldán, buen amigo del monarca. 

"Dijo que lo enviaba el Rey. La primera advertencia era que no hablara con la prensa. Dijo que si no seguía las instrucciones, no podía garantizar mi seguridad física ni la de mis hijos", indica la alemana.

El regalo de los 65 millones de euros

Tras la visita del director del CNI y el registro en su apartamento de Mónaco, es cuando el rey Juan Carlos le regala los ya conocidos 65 millones de euros. Un dinero que le da "por gratitud y por amor" en 2012 según ha declarado ante los tribunales de Suiza en el marco de la investigación.

"Estaba muy sorprendida porque obviamente es un regalo enormemente generoso. Diré, sin embargo, que habíamos tenido conversaciones en 2011 sobre su deseo de gestionar su testamento en vida".

Después continúa diciendo: "Empezó a hablar sobre su muerte y lo que quería dejar en su testamento. También mencionó que quería ocuparse de mí, pero no discutimos cantidades. Le preocupaba que su familia no respetara su voluntad".

La que fuera princesa alemana señala en la BBC: "Creo que fue un reconocimiento por cuánto signifiqué para él, por cuánto significó [su hijo Alexander] para él. Era gratitud por haberle cuidado durante sus peores momentos".

"El Rey se puso completamente furioso y pidió que le devolviera todo"

Corinna mantiene la versión que ha dado el fisco suizo e insiste en que el monarca no intentaba esconder o lavar el dinero al regárselo a ella, incluso a pesar de que en 2014 éste le pidió que le devolviera el dinero. "En 2014, hizo intentos desesperados para que volviera con él. En cierto momento se dio cuenta de que no iba a volver y se puso completamente furioso. Pidió que le devolviera todo".

"Creo que fue solamente un berrinche. Él ha confirmado en la investigación suiza que en realidad nunca pidió que se le devolviera el dinero y que yo nunca tuve el dinero en su nombre". 

"Todos tienen que devolverlo todo. Lo que me parece extraordinario es que estén convirtiendo 40 años de modus operandi de una empresa familiar en un foco sobre una persona. Y esa persona soy yo… Porque habrá cientos de cuentas en otras jurisdicciones".

El Rey se sintió culpable

Después de recibir la transferencia de dinero, señala que voló a Madrid para darle las gracias al Rey y él le dijo que se sentía culpable por lo que le había pasado a ella: "Creo que se quedó muy sorprendido al comprender el alcance de la presión a la que me habían sometido y el efecto destructivo sobre mi reputación". 

Corinna ha aportado a la BBC un catálogo de informes policiales relacionados con los incidentes que alega que han ocurrido en Reino Unido en los últimos años. "El acoso nunca ha cesado, si acaso se ha intensificado. Pero hablaremos de esto en los procesos que se celebrarán en Reino Unido. El caso tratará todos los elementos de la campaña de abuso. Juan Carlos será el acusado, pero quizá no sea el único". Estos procedimientos legales británicos todavía deben ser emitidos.

A pesar de todo lo relatado, Corinna zu Sayn-Wittgenstein dice que no se arrepiente de su relación con el rey emérito. "No me arrepiento para nada de mi relación romántica con Juan Carlo. Tengo sentimientos muy sinceros por él. Y me entristece extremadamente el rumbo que han tomado las cosas".

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba