Carmen Martínez-Bordiú

Carmen Martínez-Bordiú podría ser la primera víctima del gobierno de Pedro Sánchez

Carmen Martínez-Bordiú, en una imagen de archivo, en la plaza de toros
Carmen Martínez-Bordiú, en una imagen de archivo, en la plaza de toros Gtres

La nieta del dictador Francisco Franco podría ser una de las primeras víctimas del repentino cambio de gobierno tras la moción de censura a Mariano Rajoy. Carmen Martínez-Bordiú solicitó el pasado mes de marzo al Ministerio de Justicia el ducado de Franco, tres meses después de la muerte de su madre Carmen Franco Polo, -la persona que lo ostentaba- y todavía no ha obtenido respuesta.  

La intención de Carmen es que cuando disponga del título oficialmente, se lo cederá directamente a su nieta mayor, Eugenia de Borbón Vargas, primogénita de su hijo Luis Alfonso, para que vuela a estar en manos de un Borbón.

Al PP no le dio tiempo a decidir sobre este asunto y ahora la cosa se le podría complicar con la entrada de Pedro Sánchez en la presidencia ya que el PSOE e IU llevaban meses pidiendo al rey Felipe VI y al Ministerio de Justicia que se erradicara y paralizara la sucesión de este polémico título que concede la categoría de ‘Grande de España’ al que lo posee.

Ambos partidos se han mostrado contrarios a la existencia del mismo, alegando que el apellido Franco “va ligado a una rebelión militar con resultado de guerra civil, a una represión posterior a la guerra y una dictadura que se prolongó durante casi cuatro décadas”.

Alegan que atenta contra la Memoria Histórica

La senadora socialista Fuensanta Lima se refirió a este asunto en la Cámara Alta hace sólo un mes. La política recordó al entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, que el dictador “recompensó a 39 militares golpistas con títulos nobiliarios y que otorgó a su hija un ducado para perpetuar su apellido”, algo que tachó de “indignante”.

Además señaló que “el mantenimiento de esta situación” atentaba “contra la Memoria Histórica y contra nuestra democracia”. Después continuó diciendo: “Me pregunto si en otro país se otorgan títulos en nombre de Pinochet o Hitler”, para hacerle una pregunta directa a Catalá: “Dígame como demócrata que va a dar un paso adelante paralizando el procedimiento”.

Sin embargo, el entonces ministro manifestó su apoyo a la sucesión del título porque “no confiere ningún privilegio” al tratarse de algo honorífico. Además desde el ministerio de Justicia se justificó que no existía ninguna ley que ordenara la anulación del ducado de Franco y saltarse la ley sería “prevaricación”.

Ahora habrá que ver cuál es la opinión del nuevo ministro o ministra que ocupe esta cartera. La gestión se hace a través del Ministerio de Justicia pero en última instancia decide el rey, al que por más que se lo pidan, no puede quitarle el título porque, según lo que establece la ley de 1948, no han tenido ninguna conducta que se pueda tachar de “inadecuada”, el único motivo por el que él podría hacerlo.

PSOE e IU escribieron una carta al rey

EL PSOE también escribió una carta al rey Felipe VI apelando a Ley de la Memoria Histórica de 2007, que no dice nada de los títulos nobiliarios y menos de los otorgados por la actual monarquía. En la misiva pedían al monarca que ordenara la anulación del ducado de Franco, la retirada del título y la no continuidad del proceso sucesorio y que el Ministerio de Justicia paralice el proceso. Como comentábamos ante, el rey no podría dejar sin efecto un título, salvo que las personas tuvieran un comportamiento inadecuado como establece la ley de 1948.

También IU escribió en la carta al rey que se “frenara la sucesión del ducado de Franco, con grandeza de España, y se eliminara definitivamente”. El diputado y portavoz de Justicia en el Congreso de Izquierda Unida, Ricardo Sixto, detallaba en su escrito que “la preservación de dicho título” era “un acto ilícito, incluso penalmente sancionable” y que suponía una evidente “humillación y menosprecio a las víctimas de la guerra y de la dictadura, incluidas las de las personas desaparecidas forzosamente”.

Jaime Alfonsín, en nombre del rey Felipe Vi, respondió por carta al escrito de Ricardo Sixto: “Su Majestad me ha encargado que, en su nombre, le agradezca esta información y le envíe un cordial saludo”.

Si siguiera Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, seguramente ya habría salido publicada en el BOE la orden ministerial con la sucesión del ducado de Franco a Carmen Martínez Bordiú, que hubiera firmado el pasado viernes Consejo de Ministros porque es el plazo que marcan las leyes, según publica ‘La Razón’. De ahí se manda expedir la Carta de Sucesión, que refrenda el ministro de Justicia y sanciona el rey Felipe.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba