Cantante, compositor, intérprete… 'Lazos de sangre', presentado por Boris Izaguirre, ha rendido homenaje en su último programa de la temporada a Camilo Sesto, como ya hizo 'Hormigas blancas' hace una semanas. Así, TVE ha presentado un documental dedicado al cantautor alicantino cuando se cumple el primer aniversario de su fallecimiento en el mes en el que hubiera cumplido 73 años.

El programa ha desgranado la historia del hombre que triunfó cantándole al amor, la de un genio a veces incomprendido y encerrado en su propio universo. Ángela Carrasco, Marta Sánchez, Ramoncín, Alaska o Concha Velasco han descubierto al verdadero Camilo a través de sus anécdotas, historias y testimonios. 

Camilo Blanes

Camilín no quiere hablar de su padre 

El hijo de Camilo Sesto, Camilín, no ha querido participar en el documental de su padre por motivos económicos. A pesar de que el joven, solo en derechos de autor, podría recibir anualmente cerca de 200.000 euros, su madre, Lourdes Ornelas, aseguró el pasado agosto que había sido engañado por determinados abogados que se lucraron, injustamente, de gran parte de su fortuna, cifrada originalmente en alrededor de ocho millones de euros. 

Aunque muchos aseguran que el hijo del cantante era el verdadero amor de su vida, Camilín ha asegurado en numerosas ocasiones que la unión entre ambos no eran tan estrecha como muchos creían. Y es que el carácter del artista era bastante complicado. "La convivencia con él no era muy fácil", ha asegurado Rosa Villacastín. 

"La soledad se apoderó de su vida y se encerró en casa, no quiso hablar nunca más con sus hermanos", han revelado en el programa de Televisión Española. "Era una persona muy débil e insegura", ha añadido Marta Sánchez sobre el cantante. 

"Era un negado para comunicarse en la vida real", ha revelado el presentador sobre el artista. Muy duro en el trato a su familia y a la gente de su entorno, el intérprete de Pérdóname se aisló por culpa de la fama. "Su madre fue a vivir con él una temporada, pero acabó harta y se fue", han confesado en 'Lazos de sangre'. 

Camilo Sesto en 'Lazos de sangre'

Injerto de pelo y retoques estéticos 

Su personalidad tan controvertida y sus excentricidades lo convirtieron un objeto constante de polémica. Sobre la figura del artista siempre pesaron muchas leyendas sobre su obsesión por la eterna juventud. Sus continuos retoques estéticos y tratamientos para parecer más joven no pasaban desapercibidos, aunque el artista nunca quiso hablar de ellos.

De hecho, el cantante fue uno de los primeros españoles que se hicieron un injerto de pelo. Fue hasta Japón para realizar la operación, que debía realizarse en dos partes por el número de folículos que quería ponerse, pero él se negó y quiso hacerlo todo de una vez. Finalmente no salió como esperaba, y el intérprete de Mola mazo tuvo que utilizar pelucas durante el resto de su vida.