Familia real británica

El padre de Meghan Markle anuncia que no irá a la boda real tras producrise un nuevo escándalo

Thomas Markle no quiere avergonzar a su hija ni a la monarquía británica

El príncipe Harry y su prometida Meghan Markle.
El príncipe Harry y su prometida Meghan Markle.

La prometida del príncipe Harry no gana para disgustos con su familia paterna. Si hace unas semanas su hermanastro saltaba a la palestra tras enviarle una carta a Enrique de Inglaterra advirtiéndole de quién era su hermana y de que cancelara la boda, ahora, a cuatro días de la boda real, ha sido el padre de Meghan Markle el que ha protagonizado un nuevo escándalo.

Hace unos días salieron a la luz unas imágenes de Thomas Markle que él mismo ha acabado confesando que fueron un montaje pactado con un paparazzi. En ellas fingía no saber que le estaban fotografiando y se le veía tomándose medidas para el traje de la boda, leyendo el libro 'Imágenes del Reino Unido', que muestra los lugares más turísticos del que era su próximo destino y también aparecía sentado delante de un ordenador, en un cibercafé, viendo imágenes de su hija con el príncipe Enrique.

El padre de Meghan se siente ahora tan avergonzado por haber hecho este montaje, que ha anunciado que no irá a la boda real, según ha publicado 'TMZ'. Según ha declarado al mencionado medio, con estas fotos "no quería hacerle daño a Meghan ni a la familia real" cuando hizo el trato con el paparazzi de Los Ángeles. Además ha negado haber vendido el material por 100.000 dólares, según se había rumoreado, aunque seguro recibió una retribución económica que aún desconocemos.

La hermanastra estaba detrás del montaje

El pasado lunes, la hermanastra de Meghan, Samantha, confesó a la cadena de televisión ITV que ella era la culpable de este última polémica ya que fue su idea que se hiciese estas fotos “para que dieran una imagen positiva de él”. Una confesión que tiene que ver con el acuerdo que su hermano y ella tienen con esta cadena, con la que también tienen pactada su participación como comentaristas en el programa especial que se hará en directo el día de la boda real.

Por su parte, el hermanastro de Meghan, Thomas Markle Jr., ha revelado que su padre se disculpará con Meghan por el bochorno que le ha hecho pasar.

Desde Kensington Palace se ha enviado también un comunicado en el que se lee: "Este es un momento profundamente personal para Meghan Markle unos días antes de su boda. La novia y el príncipe Harry piden de nuevo que la comprensión y respeto por ellos se aplique también a Thomas Markle en esta situación complicada".

Antes de producirse este escándalo, Thomas, que vive en México, íi tenía pensado acudir a la boda real  y ejercer de padrino ya que hace seis días acababa de sufrir un infarto y abandonó el hospital para poder asistir al enlace. Sin embargo, este montaje ha desbarajustado los planes. Ahora el padre de Meghan ha decidido no ir para no avergonzar a su hija ni a la familia real británica. Tras su negativa a ejercer de padrino surge una nueva incógnita, ¿quién será la persona encargada de llevar a la actriz al altar de la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, el próximo sábado 19 de mayo?

Por su parte, la madre de Meghan, Doria Ragland, y la novia de Harry se alojarán en Cliveden House. Según el 'Daily Mail', varios miembros de la familia de la actriz fueron vistos llegando a Londres el pasado lunes, a pesar de que no están invitados al enlace por lo que todo parece indicar que habrá más polémicas por parte de la familia de Meghan el mismo día de la boda.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba