Let y Cia

Letizia, con su mujer ‘look’ de la temporada

Ya de vuelta en Madrid, después de haber estado en Mallorca y en Croacia, los Reyes decidieron hacer la rentrée en la capital poquito a poco.

  • Los reyes salen a cenar a su vuelta de vacaciones en Croacia - Gtres
    Los reyes salen a cenar a su vuelta de vacaciones en Croacia - Gtres
  • Letizia con uno de sus mejores looks del verano - Gtres
    Letizia con uno de sus mejores looks del verano - Gtres
  • Letizia con unas bailarinas lace-up de Munstag y bolso de Uterqüe - Gtres
    Letizia con unas bailarinas lace-up de Munstag y bolso de Uterqüe - Gtres

Son de esos a los que les gusta regresar a Madrid unos días antes que la víspera de vacaciones (todo lo contrario que a servidora) y por eso el pasado martes 23 de agosto, aprovechando que la capital estaba desierta, decidieron salir a cenar en plan romántico, es decir sin sus hijas, a una marisquería del centro de la capital.

Ya sabéis que de vez en cuando les gusta escaparse de Palacio como cualquier pareja y dejar a las niñas en casa. Unas salidas que seguro que recomiendan todos los coaches.

Días antes, el 11 de agosto, fueron al cine, a ver la comedia americana Todos queremos algo, del director Richard Linklater.  El cine es otra de sus aficiones favoritas y además es un sitio donde no dan mucho ‘el cante’. Tengo entendido que suelen entrar en la sala cuando la película está ya empezada para pasar lo más inadvertidos posibles. Supongo que Letizia aún echa de menos ser una mujer anónima.

Curiosamente para sus salidas nocturnas privadas a los Reyes les gusta mucho ir por el centro de Madrid. Podrían ir a restaurantes mucho más discretos de las afueras, pero imagino que ellos, que viven en una casa en el monte, lo que les apetecerá será el bullicio del centro madrileño y locales informales fuera de todo boato (bastante boato rige ya sus vidas).

Para esta cita, Felipe y Letizia acudieron al restaurante La Lonja de Mar, un sitio que ya conocían pues habían estado con unos amigos suyos hacía tiempo y que está especializado en marisco y pescado. El establecimiento en cuestión está muy cerca del Palacio Real y tienen un menú degustación de 50 euros. Ha sido decorado por Ignacio García de Vinuesa (todo un gurú en esto de la arquitectura de interiores en locales de hostelería) y pertenece al Grupo Lezama que tiene muchos restaurantes por toda la península. 

Para esa ocasión, Letizia llevó un look de lo más informal, trendy y favorecedor. Una camiseta sin mangas grises, una minifalda de neopreno de ligero vuelo, un bolso tipo bandolera negro cruzado con tachuelas y unas bailarinas lace up (atadas al tobillo) de Mustang (34,90 euros en rebajas) que son la sensación de la temporada.

La Reina estaba guapísima, y eso que se escondía de los fotógrafos detrás de su marido, vestida de manera muy informal. Vista por detrás parece una it girl o una universitaria más que una mujer que en unas semanas va a cumplir 44 años. Pocas veces he visto a Letizia con una ropa que me haya gustado tanto, sobre todo el calzado. Viéndola es normal que a veces, cuando se nos pone de señora, la notemos un poco rara. Creo que nuestra reina, si el protocolo se lo permitiese, iría vestida de otra manera, mucho más transgresora y a la moda.

Fijaos que os digo que este podría ser un de sus mejores looks del verano, mucho mejor que cuando lleva esos pantalones capri para los posados de Marivent que al final no son ni chicha ni limoná. Me gusta la Letizia de tachuelas y bailarinas, pero de bailarinas rompedoras, nada de cursilerías. Si a veces fuese más ella misma a la hora de vestir y no estuviese tan encorsetada por ser la Primera Dama del Estado, temblaría hasta Máxima de Holanda. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba