Letizia Ortiz

La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional

No hay mejor plan para el 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, que enchufarse a la tele, mantita en ristre, y tragarse el desfile militar

  • La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional
    La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional Gtres
  • La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional
    La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional Gtres
  • La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional
    La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional Gtres
  • La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional
    La lluvia y el rictus de Letizia, desacordes a su precioso abrigo en el Día de la Fiesta Nacional Gtres

Este miércoles, fiesta en toda España, está teniendo lugar uno de los actos más importantes de la Corona: el Desfile militar y la recepción a las autoridades en el Palacio Real. Fijaos si es importante que es uno de los pocos días al año en los que los Reyes deciden sacar a sus hijas de Palacio, mostrarlas en público y dejar que participan activamente como miembros de la Familia Real que son.

Lo primero que me ha hecho sentarme frente al televisor con expectación ha sido ver que llovía. He pensado, ¿Qué se pondrá la Reina para este primer día de verdadero Otoño? ¿Cómo vestirá a sus hijas? Otros años me consta que las chicas Borbón Ortiz han pasado frío así que este año estaba bastante intrigada.

Tengo que deciros que la aparición de Letizia no me ha defraudado. La he visto guapísima con un precioso abrigo nuevo de Felipe Varela en tweed blanco roto bordado a mano en cristal y georgette negro con motivos florales que me parece preciosísmo y que con él la Reina, además de estar muy favorecida, iba muy apropiada. Desde luego que es un abrigo para conservar porque me parece una verdadera joya. Se nota que cuando Letizia tiene actos de primerísimo nivel, como es el 12 de Octubre, recurre a Varela para pisar sobreseguro. Creo que es una de las mejores prendas que le he visto en la Fiesta Nacional. Los bordados son una obra de arte y es un abrigo lo suficientemente arreglado y favorecedor. El moño y los pendientes de perlas también me han parecido muy acertados, al igual que el maquillaje (Doña Letizia iba excesivamente maquillada, pero muy elegante). Lo que menos me ha gustado ha sido la elección del bolso y los zapatos: ambos en color claro, pero dado el día que hacía y la poca luz que hoy se atisba en Madrid con sus stilettos negros de Prada y una cartera negra de Varela ¡hubiera estado soberbia!

Desde luego que aunque su abrigo me rechifla, es cierto que el mal tiempo de hoy, especialmente la lluvia, lo ha deslucido. Si hubiese salido una jornada, como días atrás, con fresco, pero con un sol resplandeciente Doña Letizia hubiera brillado con luz propia. Pero el tiempo es así y nunca se sabe. Ha arriesgado con unos colores muy primaverales y por desgracia ha salido un día de lo más otoñal. Es lo que tiene Octubre que nunca se sabe cómo acertar para ir a un evento.

Además del tiempo creo que el rictus de Letizia ha sido un poco extraño. Ha estado muy seria y con la expresión extraña. Igual estaba incómoda con la lluvia (llevaba un paraguas muy grande) o tenía frío (dudo que llevara medias o mucha ropa debajo del abrigo) el caso es que su cara no parecía estar del todo relajada. De hecho durante el desfile, ella y sus hijas se han sentado rectísimas, ni siquiera han apoyado la espalda en los respaldos de las sillas.

La Princesa de Asturias y la Infanta Leonorhan seguido en la senda de sus estilismos con dos abrigos muy parecidos solo que cada una en un color: rojo y marino. Os diré que estaban monas, pero hubieran estado menor con leotardos en lugar de medias transparentes y con unos abriguitos que las quedaran más entallados, las quedaban como grandes. El detalle que sí que me ha gustado han sido sus trenzas de espiga y sus paraguas transparentes. La Reina, con uno transparente, al igual que hace su homónima de Inglaterra, hubiera ido mucho mejor y se hubiera sentido muchísimo más ligera.

Las niñas han disfrutado verdaderamente con el acto. No perdían comba de los aviones y de la vistosidad de los uniformes militares. Especialmente atenta y formal he visto a la benjamina, la Infanta Sofía.

Por último os diré que el Rey estaba muy apuesto con su uniforme del Ejército de Tierra. En los primeros planos me ha llamado la atención lo perfectamente recortada que llevaba la barba.

FOTOS:


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba