Reina Letizia

Letizia, recatada y muy cariñosa con las altas esferas de la Iglesia

Con la Iglesia hemos topado, que dice el refrán. Este martes y como primer día de su semana laboral, Letizia ha ido con su marido, el Rey Felipe, a la Conferencia Episcopal Española con motivo de su 50 aniversario.

  • Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica
    Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica Twitter de Casa de S.M. el Rey
  • Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica
    Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica Gtres
  • Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica
    Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica Twitter de Casa de S.M. el Rey
  • Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica
    Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica Twitter de Casa de S.M. el Rey
  • Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica
    Letizia, recatada y demasiado cariñosa con las altas esferas de la Iglesia Católica Twitter de Casa de S.M. el Rey

Es muy habitual que los Reyes visiten empresas, instituciones o colectivos cuando cumplen aniversarios importantes e incluso creo que en casi todo tipo de eventos de este tipo el monarca da algún discurso.

Este acto era un poco diferente. A Letizia la hemos visto visitando asociaciones de todo tipo, periódicos, revistas, empresas…, pero creo que es la primera vez que la Reina visita la Casa de los obispos y desde luego el estilismo se hacía un tanto peliagudo para no mantener el equilibrio

A nuestra Reina, que en algunas ocasiones se le ha criticado por no cumplir el protocoloen actos religiosos o castrenses, (os recuerdo que llevó un abrigo blanco en una misa con el Papa cuando era Princesa y este color solo pueden llevarlo delante del Pontífice las reinas católicas y también fue muy criticada por no ir lo suficientemente arreglada a actos militares) se le planteaba un dilema hoy a la hora de vestir. Ir con el toque moderno que últimamente quiere dar a sus looks para actos más formales, no pasar frío y teniendo en cuenta que el público que iba a tener delante era muy exigente: nada menos que la más altas esferas de la Iglesia Católica en España, que no es que sea lo más liberal en cuestiones de moda.

Pues bien, creo que Letizia me ha gustado. Ha ido abrigadita, que últimamente con esos vestidillos debía pasar un frío de miedo, con pantalones, recatada, pero con un punto sofisticado. ¡Hasta la cara se la he visto hoy de niña buena! Letizia se ha puesto un top bastante gordito (parece de lana) jaspeado en varios tonos en los que predominan el fucsia, el negro, el amarillo y que desde lejos, se mimetiza con el negro de las sotanas y las fajas rojas de los obispos. Es un detalle que me ha llamado mucho la atención.

El top, además de abrigado, es de los más recatado: tejido gordo, manga larga hasta la muñeca y cuello redondo bastante cerrado. Vamos, ideal para ir a ver a curas. Con esa prenda tan bonita la Reina ha decidido sabiamente ponerse unos pantalones negros básicos de Hugo Bossy los salones de Magrit que no se está quitando en todo el invierno y que le deben de ser comodísimos. La única licencia en este outfit se la ha llevado su cartera de piel de avestruz en color fucsia de Mbubag que estrenó el día que decidió pintarse, por primera vez, las uñas de las manos de color rojo y en los pendientes de Coolook de cuarzo que ya es una de sus marcas favoritas.

Para acabar con este estilismo un tanto de catequista, la Reina ha llevado la melena lisa, como casi siempre que tiene actos formales de mañana y un maquillaje discreto.

Lo que también me ha llamado sobremanera es la actitud de Letizia con los obispos. Un poco más y casi se arrodilla ante ellos. Mucha reverencia y besos en las manos. Cualquiera diría que estamos en el siglo XXI. Algunos diréis que se trata de respeto, pero al Rey no le he visto con tanta genuflexión.

Me encanta lo camaleónica que es a veces Letizia. Pasa de las tachuelas, a los cuellos cerrados pasando por transparencias, a los escotes más llamativos y a los bordados con la facilidad de una it girl.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba