Reina Letizia

Estreno catastrófico de Letizia en Fitur

La reina Letizia, visita el stand de Iberia, durante la inauguración, en IFEMA, de la trigésimo séptima edición de la Feria Internacional de Turismo
La reina Letizia, visita el stand de Iberia, durante la inauguración, en IFEMA, de la trigésimo séptima edición de la Feria Internacional de Turismo EFE

Los Reyes han arrancado su jornada laboral en miércoles y en un acto que a mí, como periodista, siempre me ha gustado cubrir.

Felipe VI y esposa han acudido a la apertura de la 37ª edición de la Feria Internacional de Turismo, Fitur, una de las ferias más importantes que se celebran en España tanto en el ámbito del turismo como fuera de él.

Ir a Fitur es llenarse de valor. La Feria se desarrolla en Ifema (unos pabellones gigantes a las afueras de Madrid, como una Feria de Muestras) y son metros y metros cuadrados de stands, de amables azafatas y azafatos que te obsequia con folletos, mochilas, bolígrafos, gastronomía típica… Vamos, que acabas la jornada cansadísima y atiborrada de todo tipo de suvenires.

A Fitur se va principalmente a andar así que esperaba ansiosa el calzado que Doña Letizia llevaría, aunque no me esperaba semejante debacle estilística.

La Reina ha estrenado, pero maldita la hora de su estreno. De entrada y de un vistazo su look no me ha gustado nada. Creo que se ha pasado de tendencia y me recuerda mucho a los estilismos que está llevando últimamente que para mí tienen un cierto aire ochentero.

Siempre me gusta que Letizia estrene y más en actos dentro de nuestras fronteras, pero la ropa elegida hoy no hay por dónde cogerla. Volvemos a lo que le ocurre a Letizia en múltiples ocasiones que aunque las prendas que lleva por separado son bonitas, las combina de forma extraña con un resultado que a mí no acaba de convencerme, algo no encaja claramente.

Lo que más me ha llamado la atención han sido sus botines nuevos de Uterqüe, ahora rebajados a la mitad

Lo que más me ha llamado la atención han sido sus botines nuevos de Uterqüe, ahora rebajados a la mitad (por 60 euretes pueden ser vuestros) en tono burdeos y con tacón cuadrado de madera y punta redondeada (no soporto este tipo de puntera que lo único que hace es acortar las piernas), y sus nuevos pantalones culotte de Hugo Boss, también en color burdeos o marsala (ya sabéis lo que le encanta a la Reina este color en invierno) y también rebajaditos a 131 euros. A mí esta combinación de botines (que además a veces se le ve un trozo de carne porque son cortos, con pantalones culotte no la veo. Es lo típico que en los catálogos de moda y en las egobloggers quedan genial, pero que luego cuando las ves a pie de calle pues vas hecha un cuadro. De todas formas ya sabéis que a Letizia le encantan este tipo de pantalones que pese a las críticas ella ha seguido poniéndose.

Igual de mal combinada me parece la blusa, de seda con brilli brilli cerrada hasta arriba con un toque mongil que me da para atrás. Lo único que se salva es el abrigo de Hugo Boss que estrenó en la visita al Grupo Zeta (normal que vaya bien abrigada con esta ola de frío polar) y el bolso, en tonos claro y burdeos de la línea U de Adolfo Domínguez, la destinada para el público más joven, en piel bovina y ecopiel. Supongo que por el trajín del acto, Letizia ha decidido llevar bolso bandolera para estar más cómoda y poder saludar más fácilmente en lugar de usar sus carteras de mano.

¿Y a vosotros os espanta tanto como a mí el conjunto elegido para ir a Fitur?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba