Las cosas del querer

Las últimas locuras de los famosos al cumplir los ochenta

He aquí el nuevo “hit parade” entre los famosos: Cumplir ochenta años y comportarse como si tuvieran treinta. Ellos, los octogenarios, copan las portadas de las revistas. Se casan, se inscriben como nueva pareja de hecho, tienen hijos, se divorcian, de todo, en fin. Los famosos, a los ochenta años, revolucionan su vida. Los octogenarios revolucionan el mundo del “cuore”.

Las últimas locuras de los famosos al cumplir los ochenta (Gtres).
Las últimas locuras de los famosos al cumplir los ochenta (Gtres).

No tenemos que ir muy lejos para ver muy claros ejemplos. El Nobel, Mario Vargas Llosa, llegó a la edad de oro de los ochenta el pasado mes de marzo. Y llegó divorciándose. Llegó diciendo que era ahora cuando sabía que la felicidad se escribía con un nombre: Isabel Preysler. Este hombre consagrado durante más de cincuenta años a la literatura y a su matrimonio con Patricia Llosa Urquidi, se ha puesto el mundo por montera. Ha sido llegar a las ocho décadas de vida y romper con casi todo, y con casi todos.  A los ochenta, lejos de la monotonía, Vargas Llosa salta de la portada de una revista a otra, una semana sí y otra también. Unas con buenas noticias, otras no tanto. No para.

El Marqués de Griñón, Carlos Falcó, ex de la Preysler, para más datos, se ha inscrito ahora como pareja de hecho con una modelo a la que dobla la edad. Esther Doña, su nueva compañera apenas tiene seis años más que la hija del Marqués, Tamara Falcó. Para el amor no hay edad. Y para los octogenarios famosos no hay fronteras. Al marqués le queda un año para cumplir los ochenta. Todavía puede darnos más sorpresas.

Con la vela de su ochenta cumpleaños aún humeante, Manuel Benítez “El Cordobés” se ha separado de su mujer Martina Fraysse. Y, por si fuera poca cosa separarse a los ochenta, también acaba de tener otro hijo. Y no ha tenido un hijo cualquiera sino un hijo de cuarenta y siete años, Manuel Díaz “El Cordobés”, primogénito, por más datos.

Ahora, si eres famoso y cumples ochenta años, o te mueves o no eres nadie en la fiesta del colorín. Así que, a vivir la vida.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba