Las cosas del querer

A Chabelita puede salirle el tiro por la culata

Chabelita se está arriesgando mucho. La hija de la Pantoja le ha cogido el gusto a la exclusiva, y le ha cogido el gusto a jugar al despiste o escondite con la prensa. Ahora estamos con que si se ha casado, que si no, por algún rito folklórico en Cancún. Y estamos en que si se casará, o no, por el rito de lo formal, en octubre, en Sevilla.

A Chabelita puede salirle el tiro por la culata (Gtres).
A Chabelita puede salirle el tiro por la culata (Gtres).

Hace dos tardes andábamos en quesi había roto con Alejandro o que si no había roto con Alejandro. Y un poco antes en que si tenía, o no tenía, otro romance. Ella, se pone las gafas de sol de famosa, y no contesta. No contesta, salvo que exista un interés propio de por medio. Chabelita supone, o sospecha, que así tiene la vida resuelta. Y puede salirle el tiro por la culata.

Esto de vivir del oficio de sí misma no es asunto tan fácil. Los famosos que ocupan las portadas de revistas sólo por sus aventuras o desventuras, y nunca, o apenas nunca, por su trabajo o por su talento, suelen durar poco. Suelen durar muy poco. De la noche a la mañana dejan de interesar al público, con lo que se les acaba el chollo. Y pasan, con suerte, a ser populares de rebajas. Además, Chabelita tiene un gran escollo para que esto de la fama fácil le resulte largo y próspero: Chabelita no parecer caer bien, en general.

A su favor funciona que es hija de archifamosa, Isabel Pantoja. Pero en ese tribunal de rigor que es la calle se escucha a menudo que la niña de la Pantoja resulta antipática. Será por esa sonrisa burlona que suele presentar ante las cámaras, será por esa pose de estar por encima de las preguntas de la prensa, o será por esas maneras de autosuficiente. Será por lo que sea.

El caso es que cunde por ahí que sus formas no suelen gustar mucho. Y hasta no suelen gustar nada. Al menos, eso es lo que más se oye en la calle, insisto. Si Chabelita quiere seguir teniendo papeletas de portada quizás debiera dulcificar su actitud, o hacerla más creíble. De lo contrario, puede salirle el tiro por la culata. De la fama a la nadapuede haber un paso. Un traspiés.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba