Anita Matamoros, hija de Makoke y Kiko Matamoros, fue una de las primeras en sufrir las consecuencias de la crisis del coronavirus. En febrero, la joven tuvo que dejar sus estudios pendientes en Milán y trasladarse a España.

Ana, que estudia Fashion Business, Communication & New Media en el Instituto Marangoni, uno de los más prestigiosos y caros de Italia, se vino a España después de que suspendieran sus clases. Y aquí sigue.

"Me iba a ir a Milán porque tengo que seguir con las clases... Nos han cancelado todo, la universidad ha decidido cancelar clases una semana. (...) Por una parte estoy contenta porque me quedo en Madrid pero por otro estoy un poco preocupada. ¿Hasta dónde va a llegar el coronavirus?", dijo en febrero en su perfil de Instagram.

España, no obstante, ya comienza a recuperar la normalidad. O la "nueva normalidad". Tanto que la joven ya tiene fecha para su operación de pecho: este lunes. Así lo ha asegurado este fin de semana en sus stories de Instagram.

Anita Matamoros (con bikini blanco)

Anita Matamoros se opera el pecho por segunda vez este lunes

La influencer se operó en septiembre de 2018 para acabar con los problemas de espalda que le provoca su prominente busto. Y aunque quedó "contenta" con el resultado de esa cirugía, las cicatrices nunca llegaron a curarse bien, por lo que hoy tiene marcas muy pronunciadas.

“Uno de los dos pechos me ha quedado con una cicatriz muy fea porque no se ha curado bien y eso es algo que a mí estéticamente no me gusta. Es cortar y coser, aunque suena asqueroso”, aseguró.

Anita Matamoros

“Cuando me operé las tenía súper bien, pero dos años después se me han vuelto a caer un poco. No tiene sentido haber pasado por quirófano para que no tenga un resultado que me guste del todo. Me voy a poner prótesis. Yo no quería tenerlas porque yo quería tener menos pecho, por lo que era absurdo. Lo que pasa es que las prótesis aguantan y sujetan. Me voy a poner las más pequeñas que haya y que servirán para que el pecho no se caiga”, dijo Ana, de 20 años de edad.