El estado de salud de Ángel Nieto es crítico y la familia se teme lo peor. El expiloto sufre un edema cerebral masivo y su pronóstico es grave. Anoche tuvo que ser operado de urgencia para para retirarle un hueso del cráneo para evitar daños cerebrales, según han informado fuentes médicas de la Policlínica donde se encuentra ingresado desde hace más de una semana.

El cambio de pronóstico ha sido repentino ya que ayer el parte médico señalaba que estaba en “proceso de despertar” del coma inducido y que no había signos de complicaciones a ningún nivel. Además indicaba que “la evolución que está teniendo hasta la fecha está dentro de la normalidad”.

GRITOS se ha puesto en contacto con los hijos del expiloto que han preferido no hacer declaraciones por el momento y se encuentran bastante afectados por este giro repentino.

Nieto sufrió un fuerte impacto en la cabeza hace una semana, el miércoles 26 por la mañana, cuando conducía un quad por la carretera de Santa Gertrudis y fue embestido por otro vehículo, saliendo disparado.