Desde que se hizo oficial el romance entre Ana Soria y Enrique Ponce, ambos son inseparables. De hecho, ella siempre le acompaña a las plazas de toros, donde se encuentra, dicho sea de paso, bastante intranquila hasta que el evento no finaliza.

Este sábado, Ana, de 22 años, acudió una vez más a acompañar a Ponce, de 48 años. La corrida tuvo lugar en Granada, pero la joven no aguantó hasta el final y se marchó visiblemente afectada y cabizbaja. Hay fotos y hasta tres versiones posibles de lo sucedido.

Las tres versiones sobre la 'espantá' de Ana Soria de la corrida de Enrique Ponce

Como te hemos contado, hay hasta tres teorías que explicarían por qué Ana Soria abandonó precipitadamente la plaza de toros de Granada. Una de ellas la ha dado la propia protagonista a través de su Instagram, la otra ha sido proporcionada por el programa 'Socialité' y la tercera, por un programa de EsRadio.

¿Cuál de todas es la verdadera? Lo analizamos.

1) Un mareo de Ana Soria

"Ayer me fui de la plaza de toros de Granada porque me encontraba mareada, y decidí salirme. Todo lo demás es completamente inventado. La gente se mostró más que cariñosa conmigo. Nada de lo que han dicho es verdad. Gracias a todos los que os habéis preocupado, pero ayer fue una tarde muy bonita y no hubo ningún tipo de altercado".

Ana Soria abandona la plaza

2) Abucheos e insultos hacia los dos

Según 'Socialité', el programa que presenta María Patiño en Telecinco los fines de semana, el público comenzó a abuchear e insultar a Ponce por el sufrimiento de Paloma Cuevas a raíz del divorcio.

Además, en el espacio de Mediaset se apuntó que también recriminaron a Ana Soria no mantener la distancia de seguridad. "Estaba muy crecidita porque ella se sentía intocable por ser la novia de Enrique Ponce", asegura un guardia de seguridad de la plaza al programa.

Finalmente, no habría sido capaz de aguantar esta presión y acabó abandonando la plaza muy disgustada.

Ana Soria con un amigo y Ponce

3) No dejaban de hacerse fotos con ella

La última versión viene de la crónica rosa de 'Es la mañana de Federico' (EsRadio), que contó con Isabel González, Beatriz Cortázar y Daniel Carande para tratar el tema de la 'espantá' de Ana Soria. 

Cortázar habló con Julio, la mano derecha de Ponce, y éste le dijo que "Ana abandonó la plaza porque no dejaban de intentar hacerse fotos con ella y no le dejaban ver la corrida. (...) Ella es  un encanto y una persona respetuosa. Cae bien a todo el mundo y todo el mundo quiere una foto con ella". 

La excusa del mareo sería, pues, según esta versión, una muestra de modestia por parte de la joven.

Ana Soria en la plaza

¿Cuál es la auténtica verdad?

A juzgar por las fotos de la corrida y a las diferentes versiones, es difícil y aventurado asegurar cuál de ellas es la verídica. Sin embargo, y dado que ella no tiene ninguna necesidad de mentir, le damos más credibilidad a las palabras de Ana que al resto. 

Lo cierto es que la joven lo pasa siempre muy mal en las plazas de toros. Sus caras de angustia mientras su novio está jugándose la vida la ponen muy, muy nerviosa. Así que no extrañaría que, en esta ocasión, los nervios se hayan traducido en mareos.

Ana Soria abandona la plaza

¿Tú qué opinas?