Ana Rosa Quintana trató este martes en su programa uno de los aspectos que más ha preocupado a los españoles durante el confinamiento: los kilos de más que se han cogido por estar encerrados en casa y sin a penas movimiento por el coronavirus.

La presentadora de 'El programa de Ana Rosa' fue sincera y confesó cuántos kilos había engordado durante los tres meses de cuarentena: "Yo dos kilos y eso que no me ha dado por hacer tartas", señaló, aunque no fue por falta de ganas.

Quintana contó que sí se había dedicado a la repostería, actividad por excelencia en los hogares españoles desde que se decretó el estado de alarma, pero que no cogió más kilos porque los supermercados no tenían productos como la harina o levadura. “Iba a por levadura para hacer pan y no había manera. Hay que comer de todo", explicó. 

Los dos kilos que ha engordado Ana Rosa seguro podrá quitárselos rápidamente ya que está por debajo de la media. Los expertos auguraron que los españoles cogeríamos entre 3 y 5 kilos de media. 

Unas horas después de hablar de este tema, la presentadora recibía una mala noticia: la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado procesar a su marido, Juan Muñoz, y al excomisario José Villarejo por el caso Tándem, junto a otras 12 personas más. El motivo es investigar si contrataron al expolicía para cobrar una deuda.

Su mayor preocupación y el motivo que le quitaba el sueño

Durante la cuarentena no solo hemos conocido los kilos que ha cogido Ana Rosa, también ha ido contando en el programa otros aspectos de su vida como cuál fue una de sus mayores preocupaciones durante la cuarentena: el no poder ver a su hijo mayor, Álvaro, fruto de su matrimonio con Alfonso Rojo, que también vive en Madrid. "Yo siento que mi libertad está coartada porque no puedo ir a ver a mi hijo", señaló a mediados de mayo cuando Madrid aún no lograba pasar a la fase 1 de la 'desescalada' por coronavirus. 

También desveló el motivo que le quitaba el sueño por las noches: "Me cuesta dormir, pero luego descanso bien y me cuesta levantarme. Pienso en los más de los 25.000 muertos y por eso no puedo dormir".

"No tenía cuerpo de hacer ninguna celebración el Día de la Madre"

Ana Rosa, que tiene otros dos hijos Juan y Jaime, estaba tan preocupaba con el tema del elevado número de fallecidos por la covid-19 que no se vio con fuerzas ni para celebrar el Día de la Madre: "El domingo me preguntaron cómo iba a celebrar el 'Día de la Madre', pero yo no tenía cuerpo de hacer ninguna celebración. Cuando te levantas justo ese día, te acuerdas de tantas personas que han perdido a su madre por esta crisis. Esas personas que están de luto y para las que este Día de la Madre es un dolor añadido", confesaba. 

Ahora habrá que ver si esta vez la presentadora es capaz de tocar el tema que afecta a su marido o prefiere hacer como si nada, como pasó cuando detuvieron a Juan Muñoz.  

Ana Rosa Quintana, con su marido Juan, y sus dos hijos, en Sotogrande, en 2009.