moda

Ana Jarén, la artista sevillana que cambió la moda por la ilustración (y acertó)

Charlamos con la joven ilustradora, que acaba de publicar un libro con Lunwerg con algunos de sus mejores trabajos

Ana Jarén, la artista sevillana que cambió la moda por la ilustración (y acertó)
Ana Jarén, la artista sevillana que cambió la moda por la ilustración (y acertó)

Ana Jarén (Sevilla 1985) se diferencia de otras artistas por su sello personal, implícito en sus ilustraciones, preciosistas y llenas de color, en las que representa la belleza de lo cotidiano. Sus protagonistas, sobre todo chicas, figuran entre iconos de la cultura popular doméstica, en escenarios caseros, conviviendo con productos de consumo diario.

Su carrera profesional comenzó en el sector de la comunicación de moda, en Madrid. Este contexto avivó su faceta más creativa e inició sus primeros trabajos como ilustradora, de lo que vive hoy en día. Actualmente, está triunfando con su libro, 'Amigas: Ladies celebrating ladies' (Ed. Lunwerg), un precioso recopilatorio de sus mejores trabajos, ideal para regalar a amigas. Hablamos con ella para conocerla mejor, así como su arte.

Comenzaste trabajando en el mundo de la moda, ¿cómo fue? ¿Qué es lo mejor y peor de ese mundo?

Estudié Publicidad y RRPP y, al terminar, exploré distintas alternativas que me atraían como la dirección de arte. La moda siempre me había fascinado por lo que orienté mis pasos hacia comunicación de moda. Lo que más gusta de este mundo es lo increíblemente creativo y plástico que puede llegar a ser: formas, texturas, colores, materiales… Es precioso.

En cuanto a lo menos bueno, podríamos decir que es, al final, como en cualquier negocio: no todo es glamour, sino que también hay un trabajo de batalla importante, con tareas más mundanas y tiempos que pueden llegar a ser muy apretados. Pero vamos, nada que en cualquier sector no encontremos.

¿Por qué lo dejaste?

En determinado momento empecé a compatibilizar mis primeros trabajos como ilustradora con el trabajo en comunicación. La decisión de dejarlo fue motivo de dos circunstancias: el volumen de ilustración iba creciendo y a mi marido le ofrecieron un traslado a Reino Unido. En este momento, decidí que era momento de definirse y apostar por la ilustración, actividad que podría desarrollar desde cualquier parte del mundo. Y así sería, en los siguientes años seguí creciendo como ilustradora desde Reino Unido, Vitoria y Bélgica.

Lovers, de Ana Jarén
Lovers, de Ana Jarén

¿En qué medida te influyó estar en contacto con grandes diseñadores en tus creaciones?

Fue una inspiración en toda regla. Fue el contexto creativo el que me animó a emprender algo por mi cuenta, ilustrado en mi caso. En un primer momento, la temática de mi trabajo orbitaba alrededor de la ilustración de moda, dando mucho protagonismo a la ropa y a la pose de los personajes, siguiendo la inspiración de los editoriales de las revistas de moda.

¿Qué diseñador te influyó más o te cayó mejor? ¿Alguna anécdota?

Con Juan Duyos compartíamos espacio de trabajo, por lo que el contacto era diario. Juan es encantador y le tengo muchísimo aprecio. Él diseño el traje de novia con el que me casé, que fue precioso. Los hermanos Antonio y Fernando García también son muy especiales para mí porque tuvimos un contacto muy estrecho durante varios años y hay mucho cariño, y además son de Sevilla.

¿Qué significa la moda para ti?

La moda para mí es una forma más de comunicación, de contar cómo eres o de contar lo que está pasando ahora mismo. Es un arte y como tal, nos expresamos a través de ella.

¿Desde cuándo dibujas?

He dibujado desde que era pequeña. Durante la adolescencia asistí a clases en un taller de barrio donde aumentó mi pasión por la pintura. Pero siempre me lo planteaba como una afición. De hecho, mi paso por la Universidad fue en Publicidad, que si bien tiene una componente creativa, no es Bellas Artes. 

¿Alguna vez pensaste que te dedicarías a la ilustración?

No realmente. Realmente fue un proceso, fue algo muy orgánico. Todo empezó dibujando mucho fuera del trabajo que tenía por entonces. Con el tiempo, los proyectos que me encargaban cogieron cierta continuidad hasta que, en determinado momento, el ritmo de trabajo ilustrado era tal que tuve que creerme que era realmente una ilustradora.

¿Cómo te inspiras o en qué para hacer tus creaciones?

El tema de la inspiración va por etapas. Según el momento, una va sintiéndose atraída hacia determinadas temáticas sobre las que quiere trabajar. Últimamente me inspiro en los pequeños placeres de lo cotidiano, aquellas cosas que son aparentemente irrelevantes pero que nos alegran la existencia y por tanto son tan importantes. También, el tema de los sentimientos es algo que estoy intentando desarrollar. Tratando de abstraer en las ilustraciones las imágenes que me evocan determinas emociones, desde un punto de vista que coquetea con el surrealismo.

Llevas dedicándote a la ilustración desde 2010, ¿cómo fueron tus inicios? ¿Algún consejo que quieras darle a los artistas jóvenes que están empezando en este mundo? Creo que sería de gran ayuda para ellos.

Así es. Los inicios fueron lentos pero muy emocionantes. En aquella etapa compatibilizaba la ilustración con otro empleo. Intentaba sacar todo el tiempo que podía para pintar y lo hacía antes de ir a trabajar por las mañanas, durante el descanso para el almuerzo y por las noches, sin importar si tenía algún encargo o eran trabajos propios para ir desarrollando un estilo. Los trabajos de ilustración remunerados eran esporádicos, pero siempre eran motivo de alegría y animaban a seguir pintando. El consejo que puedo dar a alguien que empieza es que pinte mucho. Hay que desarrollar destrezas y estilo y yo, que soy muy hormiguita, pienso que esto pasa por dedicarle el tiempo que requiere. Y encima de todo esto, disfrutarlo, porque como en todo trabajo duro, si no hay una pasión y un disfrute, no hay manera de hacerlo sostenible en el tiempo.

¿Actualmente vives de tu arte? 

Podría decir que alrededor de 2015 los ingresos de la ilustración se empezaron a volver más continuos y en los últimos 3-4 años el volumen de trabajo ha crecido mucho hasta un nivel por el que doy gracias todos los días. Me considero una afortunada.

¿Cómo es un día normal en tu vida? ¿Dónde vives (ciudad)? ¿Tienes mascotas/hijos?

Actualmente vivo en Torrelodones, un pueblo cercano a Madrid. Normalmente, me levanto a las 6:00 de la mañana y a las 6:05 ya estoy sentada pintando. Tengo que aprovechar antes de que mi hija de 4 años se levante a las 8 (si tengo suerte) y prepararla para el cole. Después, sigo pintando, cada minuto cuenta…

Por las tardes, procuro sacar algo de tiempo para estar con mi hija y mi marido, pero en los últimos meses los proyectos se suceden y aprietan en fechas, por lo que no siempre es posible. Pinto por la mañana, tardes y noches, 7 días a la semana. Disfruto haciéndolo, pero es cierto que es cansado y a veces cuesta compatibilizarlo con cosas tan básicas como salir a pasear sin prisa..

¿Por qué dibujas, sobre todo, chicas?

Es un interés que comenzó cuando vivía en Amberes con la series de ilustraciones ‘Loneliness’, en la cual representaba chicas tristes y melancólicas en contextos y habitaciones algo distorsionadas y perspectivas extrañas

No sé si el tema de las chicas podrá haber venido por afinidad, por ser yo mujer, por sentir las ganas de desarrollar todo este imaginario femenino del que me siento parte. Pero más allá de esto, no soy consciente de alguna razón concreta por la que he podido centrarme tanto en las chicas. Por otro lado, en los últimos tiempos esta tendencia está cambiando y aparecen más hombres y parejas en mis trabajos. Igualmente, todo de forma un tanto espontánea, sin reflexionar en exceso sobre ello.

Has publicado hace nada el libro 'Amigas', ¿cómo ha sido la acogida y tu incursión en el mundo editorial?

‘Amigas’ es mi primer libro escrito e ilustrado íntegramente por mí. Anteriormente había ilustrado portadas y libros de otros autores, pero esta era la primera oportunidad para crear algo mío, por lo cual ha sido algo muy especial para mi.

La historia de ‘Amigas’ y sus ilustraciones evocan situaciones que todas hemos vivido. Es el punto de partida para que nuestra mente eche a volar y recordemos los maravillosos momentos que hemos vivido con nuestras amigas. Y con el libro he recibido comentarios maravillosos de gente que lo ha leído y me ha felicitado y agradecido por las buenas historias que les ha traído a sus cabezas.

Amigas
Amigas

Me llama mucho la atención que tu arte es artesanal, manual, que no usas la tecnología, ¿crees que esto le da un valor añadido a tus creaciones? ¿Qué opinas de la incursión de la digitalización en el mundo del arte?

Así es, dibujo y coloreo a mano, dejando el ordenador normalmente para digitalizar los trabajos y editar mínimamente el arte final si hiciera falta. El estilo propio que tengo es en parte por la técnica manual que uso y pienso que esto le aporta cierta calidez en las líneas y las texturas que aparecen junto al color.

La técnica manual en mi caso, es una elección que viene de que me gusta el resultado y de que además disfruto muchísimo haciéndolo así. Sin embargo, pienso que hay un sinfín de posibilidades en las técnicas digitales, que son tan validas como las tradicionales. Desde mi punto de vista, lo importante es el resultado, y un buen trabajo debe ser siempre valorado, independientemente del proceso.

¿Cuál sería tu mayor sueño como artista? ¿Qué te gustaría alcanzar en unos años?

Esta es una buena pregunta, la cual me hago continuamente. Afortunadamente, en los últimos años estoy logrando muchos de los sueños que tenía: vivir de la ilustración, sacar mi propio libro, colaborar con grandes marcas, revistas… Tengo que dar gracias porque estas cosas ya se han asentado en mi flujo de trabajos.

Mirando algo más adelante, me gustaría que mis ilustraciones cogieran un mayor protagonismo en las acciones que intervienen, acompañando al producto, pero a su altura, siendo un valor por sí misma. Para ello, trabajo muy duro a diario, para seguir desarrollando un trabajo que sea cada vez mejor y digno de ello.

Turbante, de Ana Jarén
Turbante, de Ana Jarén

Dinos algo que creas que la gente piensa de ti pero que no es verdad.

Mucha gente que no me conoce demasiado puede verme como una artista, en su acepción más alocada o bohemia en cuanto a la aproximación al trabajo. No obstante lo primero que la gente ve cuando me puede observar más de cerca, por trabajar conmigo o por amistad, es que soy tremendamente sistemática, disciplinada y constante en el trabajo, una hormiguita como decía antes,

¿Cómo te definirías como persona, al margen de tu arte? ¿Cómo te definen tus allegados?

Soy una persona sencilla que disfruta de las cosas sencillas. A veces algo ingenua, me siguen sorprendiendo muchas cosas en la vida, casi como una niña que descubre el mundo por primera vez.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

El tiempo libre… Quien lo tuviera… jajaja. Me encanta leer y hacer deporte. Poder sacar tiempo para cuidarme y sentirme guapa, dedicarme tiempo a mí. Me encanta ir a exposiciones y reunirme con amigos a tomar algo. Y disfruto de poder hacer todas estas cosas sin prisas, con tiempo para poder saborearlas, cuando se pueda volver a hacer en condiciones.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba