Los Reyes comenzaron el curso en Nueva York en la cumbre de Naciones Unidas que se celebró el pasado 19 y 20 de septiembre y después continuaron han continuado su agenda que ha estado de lo más ajetreada.

Quizás por ello, el pasado fin de semana decidieron pasarlo con sus hijas y acudieron como una familia más al Teatro Lara a presenciar un concierto del violinista Ara Malikian junto a unos amigos y sus hijas. Así lo muestra la foto que ha publicado el teatro en Facebook, donde también han aclarado algunas dudas de varios usuarios.

Una de las principales cuestiones a resolver era si los Reyes habían pagado su entrada o tenían invitación, a lo que la persona encargada de las redes sociales del teatro contestó: “pagaron sus entradas y como ves en imagen estuvieron sentados en el patio de butacas como cualquier persona que acude al Lara a disfrutar, en este caso, del espectacular Ara Malikian”.

Sin embargo, otra persona que dudó de que fuera así escribió a continuación: “Y seguro que pagaron la entrada. Menuda panda de gorrones y parásitos”. La respuesta del teatro volvió a ser tajante: “Eres muy libre de pensar lo que quieras, pero no tenemos ningún motivo para mentir y no lo hemos hecho. Las entradas las reservaron previamente sin decir para quien eran y las pagaron sin descuento”.

Felipe se gasta 40 euros en un menú en Toledo

Después del concierto, Don Felipe se dirigió hasta Toledo, sin cambiarse de ropa, donde tenía un compromiso personal: la comida de promoción con sus compañeros de la academia con los que estudió en Toledo en 1985.

El encuentro tuvo lugar en la Hacienda del Cardenal donde degustaron un menú que se componía de varios platos y tenía un coste de 40 euros. Entre los platos que degustaron se encontraba el cochinillo asado al horno de leña.

Según testigos del encuentro, Don Felipe se mostró muy cordial con todos los comensales que se acercaron a saludarle y no dudó en fotografiarse con el equipo de trabajadores del restaurante.