Gritos

Un día por Madrid con Malia Obama: el plan (y el gasto) de la hija del Presidente

Malia Obama prepara su ‘Gap year’, el año sabático típico de los estadounidenses. Pero antes, Malia está realizando una visita obligada a la capital junto a su hermana Sasha y su madre, y nosotros le proponemos el plan que más se adapta a ella según sus gustos conocidos.

Un día por Madrid con Malia Obama
Un día por Madrid con Malia Obama Foto Gritos (Javier Martínez)

Malia Obama cumple 18 años este mes de julio, y para celebrarlo, va a disfrutar de su ‘Gap Year’ (año sabático tradicional de los americanos) en España. Con todo pronóstico en Sevilla. Sin embargo, aunque hemos podido saber que Malia no vivirá en Madrid, ahora visita la capital española junto a su hermana y su madre. Michelle está en Madrid promocionando la iniciativa 'Let Girls Learn' (Dejemos que las niñas aprendan), lanzada en 2015 para dar acceso a la educación a 62 millones de niñas y adolescentes en todo el mundo que no acuden a la escuela.

Por eso, desde GRITOS hemos diseñado un plan perfecto para que, mientras tanto, la hija mayor del Presidente de los Estados Unidos disfrute de un día por Madrid según sus gustos y antes de que se instale definitivamente en España en su año sabático.

1) BUSCANDO GYM PARA MALIA

De sobra es sabida la afición por los deportes y la educación física de los americanos, y más concretamente, de los Obama, muy concienciados con este tema. Por eso, buscamos el mejor gimnasio que Malia podría visitar.

¿La mejor opción? El Arsenal Club deportivo, un edificio de cinco plantas y 8.500 metros cuadrados que alberga dos piscinas, un Spa, restaurante con menús personalizados, solárium y hamacas en la azotea, tiendas de moda, peluquería, entrenadores personales, cursos de cocina y toda clase de lujos con un precio de 160 euros más 300 euros de matrícula.

Un espacio dedicado a la educación física que se caracteriza por ser solo para mujeres en su sede madrileña. Allí acuden a diario las clientas más exclusivas, como Tamara Falcó, Carmen Martínez Bordiú y Mariló Montero. Obama ha hablado de la afición de sus hijas por los deportes y que “les gustaría conocer a Messi”.

2) UN 'BRUNCH' CON AMIGAS

Si Malia opta por el gimnasio que le hemos recomendado, podría conocer a Tamara Falcó, cliente habitual del mismo, y tener mucha afinidad con la hija de Isabel Preysler, quien le llevaría a lugares a los que Tamara es asidua con su círculo social.

De hecho, ir al ‘Coffe Lounge de Adolfo Dominguez’ (C:/ Serrano 5), situado en la última planta de la conocida tienda, es una parada obligada para la hija del marqués de Griñón. Tomar un café o uno de sus sorbetes y zumos naturales –como el de melón y hierbabuena- y acompañarlo con una tarta Sacher mientras escuchas en directo un recital de Chopin o Debussy suena muy apetecible. Todo por unos 20 euros.

3) LA EXPOSICIÓN DE ‘EL BOSCO’, UNA CITA OBLIGADA

El pasado 30 de mayo, los reyes de España junto con Beatriz de Holanda inauguraron la exposición de ‘El Bosco’ en el Museo del Prado. Una que logra reunir el 75% de las obras conservadas del autor neerlandés y que estará abierta al público hasta el día 11 de septiembre por un precio de 14 euros, aunque seguro que en el caso de Malia, podría hacerle un pase más VIP y privado en caso de que se anime a visitarlo.

Barack siempre ha querido que sus hijas disfruten de la cultura, y con esta exposición de visita obligada este verano, estamos seguros de que Malia no se la perderá.

4) PARADA EN UN LUGAR DE PRODUCTOS NATURALES

El presidente de los Estados Unidos también ha especificado, cuando habla de sus hijas, que “deben tomar verduras” y son muy pro de tener sus propios productos de la huerta.

Quizá por eso, un lugar en Madrid que encaja con esta idea y que cuentan con la ‘magia hípster’ que tanto gusta ahora a los jóvenes, podemos encontrarlo en la calle Villalar 6, muy cerca del parque del Retiro, y se llama ‘Il Tavolo Verde’, donde se puede picar algo por unos 20 euros.

En este espacio, se pueden adquirir productos de huertas orgánicas familiares - van variando cada semana- y se conjuga además una decoración barroca de antigüedades con novedosos proyectos artísticos y literarios que sitúan el lugar en la mira de los más ‘culturetas’ de Madrid.

5) UNA COMIDA SIN OLVIDAR QUE ES HIJA DEL PRESIDENTE

A la hora de comer, Malia hará un alto en el camino pero sin olvidar de quién es hija. De hecho, son muchos los restaurantes donde los políticos paran a llenarse el buche, pero solo hay uno de riguroso prestigio situado en la parte trasera del Congreso de los diputados. Ese es el restaurante ‘Club 31’, uno de los puntos de encuentro de la alta sociedad nacional e internacional, así como uno de los centros neurálgicos del mundo de los negocios. Su prestigio y reconocimiento le hicieron contar entre su clientela con muchas caras conocidas del mundo de las artes, la política y los círculos financieros. “Por aquí ya han venido políticos de la talla de José María Aznar y Pedro Sánchez”, nos cuenta su actual propietario, Joaquín Castellanos.

Su jefe de cocina, Ángel Paracuellos, ha logrado elaborar una cocina en la que se combinaban los platos clásicos de la casa con las propuestas más innovadoras del mercado y donde la materia prima de calidad es la protagonista. Aunque su especialidad es el caviar beluga servido con blinis y varias guarniciones en latas de 30 y 125 gramos, destacan otros platos como el atún rojo con toffee de soja, el solomillo strogonoff con arroz pilaf y de postre, destacaríamos el soufflé Grand Marnier con caramelo de violetas. Un menú que, dependiendo de con qué lo acompañemos, le podría costar entre los 50 y los 100 euros.

6) PASEO DE OCIO CON LA REINA LETIZIA

La afición más conocida de Malia Obama es la que tiene por la moda. De hecho, numerosos críticos del mundo han alabado el estilo de las hijas del Presidente de los Estados Unidos, convirtiéndoles en auténticas ’it girls’.

Por eso, teniendo la embajada en la milla de oro de Madrid, Malia podrá citarse con la Reina Letizia junto a su hermana Sasha y su madre, y ésta podrá ejercer de Cicerone con ellas, ya que ambas familias comparten pasiones.

La hija de Barack y Michelle deberá hacer paradas en las mejores tiendas de la calle Serrano, como Loewe, Prada, BDBA, Michael Kors o Stella McCartney, adquirir alguna joya en Aristocrazy o Tous, y un buen par de zapatos en la tienda de Castañer o Pretty Ballerinas. Pongamos que, tirando a la baja, un ‘total look’ comprado por alguna de estas marcas podría costarle entre los 2.000 y 3.000 euros.

Cuando esté definitivamente instalada en España en el mes de agosto, Malia podrá hacer una escapada relámpago a Barcelona para ir a disfrutar del concierto que da Beyoncé (ya que se declara fan de esta artista). con su ‘The Formation World Tour’en el Estadi Olímpic el próximo 3 de agosto con entradas entre los 65 y los 145 euros.

7) Y ANTES DE DORMIR... CENA Y SERIES

Para terminar el día, a Malia seguro que le encantará probar el ‘steak tartar’ de El Perro y La Galleta, un establecimiento muy rústico situado en la C:/ Claudio Coello número 1 del que Riccardo Tisci, director creativo de Givenchy, colgó en su momento en su Instagram una imagen de la original decoración del restaurante con el comentario: “La mejor cocina de Madrid”. El precio oscila entre los 30 y 40 euros.

Tras la cena, la hija mayor de los Obama volverá a su hotel para preparar su hipotético regreso a Sevilla, no sin antes relajarse con un capítulo de ‘Modern Family’, su serie favorita, que puede verse en España todos los domingos, miércoles y viernes en el canal Neox.

En conclusión, un día por Madrid según sus gustos, podría costarle al bolsillo a Malia Obama unos 3.500 euros. Una cifra más que respetable.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba