La Reina ha vuelto a ‘escaparse’ por el barrio madrileño de Madrid. Dejó a su marido y a sus hijas en palacio para reencontrarse con algunos de los compañeros de su promoción con los que estudió en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Letizia llegó alrededor de las diez de la noche al ‘Café de la Luz’, situado a cinco minutos de la Gran Vía, conocido por sus batidos de frutas y cócteles. La Reina disfrutó de una noche de risas y confidencias sin Felipe, tal y como publica la revista ‘Semana’.

Según varios testigos, la Reina se sentó en una mesa compartida con otras 10 personas y mantuvieron una charla distendida acompañados con cerveza, tinto de verano y unas tapas, entre las que no faltó el jamón. Sin embargo ella bebió agua ya que no acostumbra a tomar alcohol.

Para la ocasión, se decantó por ir informal, con pantalones vaqueros, una camiseta básica de color caqui y unos zapatos de tacón.