Gritos

James Rhodes relata en el Chéster los abusos sexuales que sufrió cuando era niño: "Es una sentencia de por vida"

El pianista británico fue uno de los invitados en el programa de Risto Mejide del pasado domingo

James Rhodes en el Chéster de Risto Mejide
James Rhodes en el Chéster de Risto Mejide Cuatro

La noche de este domingo, la entrevista en Salvados, de Jordi Évole a Nicolás Maduroregistró un 18,5% de share. Dato que supuso ser el programa más visto del día. Quizás, por eso, pasó más desapercibido el desgarrador testimonio que James Rhodes dejó en el Chéster de Risto Mejide en Cuatro. 

El pianista y escritor británico se sinceró junto al presentador y publicista, al relatar los abusos sexuales que sufrió desde los seis hasta los once años. Una historia de la que ya ha hablado en varias ocasiones. De hecho, una vez más, incidió en la necesidad de cambiar las leyes para evitar casos como el suyo. "No entiendo como en un país tan bonito [España] se siguen cometiendo abusos a menores". 

James Rhodes le contó a Risto Mejide los terribles episodios que sufrió hace años. Momentos por los que asegura todavía hoy sentirse "culpable".

"Todavía me siento culpable"

"Mi profesor de educación física me violó desde los 6 a los 11 años", relataba el pianista. "Sigo pensando que fui su cómplice, no una víctima, porque callé. No hablé hasta los 35 años y todavía hoy me siento culpable por ello". 

James Rhodes explicaba así en el Chéster de Risto Mejide como empezaron esos episodios cuando tan sólo era un niño. "Un día me pidió que me quedara después de clase, que le ayudara a recoger. Me llevó a un cuarto y cerró la puerta. Yo pensé 'otro regalo, genial'. Entonces, me violó". 

Cinco años de abusos continuos

James Rhodes contó a Risto Mejide que desde los 6 hasta los 11 años, sufrió abusos de manera continua. "Era un niño muy tímido, pero con él me sentía el centro de atención", relata. La situación, sin embargo, fue todavía a más, cuando junto a los abusos llegaron las agresiones.

"Una vez otra profesora me vio. Tenía sangre porque él me pegaba también. Habló con el director, pero éste simplemente dijo que tenía que hacerme más fuerte", explica el pianista, quien detalla que incluso el profesor le llegó a romper la espalda. Lesión por la que tuvo que recurrir a cirugía. 

Finalmente, y diez años después, Rhodes terminó cambiando de escuela. Entonces, pensó que todo había acabado, sin embargo esos terribles episodios son para el pianista "una sentencia de por vida". "La vergüenza y la inestabilidad emocional me acompañan", confiesa.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba