Familia Real

Jaime Peñafiel desvela más infidelidades del rey Juan Carlos: “Es una suerte que España no se llenara de bastardos"

El periodista desvela nuevas anécdotas de la familia real y una nueva amante del monarca emérito en su libro 'Anécdotas de oro' que se publica el 20 de noviembre

Jaime Peñafiel y el rey Juan Carlos I
Jaime Peñafiel y el rey Juan Carlos I GTRES

Jaime Peñafiel, de 87 años, ha hablado de su último libro 'Anécdotas de oro', que saldrá a la luz en unos días, el 20 de noviembre. En él habla de diferentes episodios que ha vivido en estos 50 años de profesión y cómo no, también desvela anécdotas de la familia real, que despertarán una gran polémica.

El periodista desvela en su libro la respuesta que le dio al hombre que fue a un plató de televisión para contar que era hijo ilegítimo del rey Juan Calos. “Sí, hombre, cuando tú fuiste concebido, el Rey iba a estar como para echarle un polvo a tu madre", le espetó.

“Con lo follador que ha sido Juan Carlos es un milagro que no haya llenado España de bastardos”

“Es que, vamos a ver, Don Juan Carlos no ha tenido hijos ilegítimos, eso puedo asegurártelo. Fue por pura suerte pero es así. Con lo follador que ha sido Juan Carlos es un milagro que no haya llenado España de bastardos. Pero es así", ha declarado Jaime Peñafiel en una entrevista a ‘LOC’.

El rey Juan Carlos fue infiel a Sofía con la condesa Olghina de Robilant

Después, Peñafiel desvela el nombre de otra amante del monarca emérito con la que le fue infiel a la reina Sofía. El periodista desvela que el anillo de pedida que el rey Juan Carlos iba a regalarle a la Reina para pedirle matrimonio, el día antes “estuvo perdido entre las sábanas de la cama de una habitación de una pensión romana, pagada y reservada por la condesa Olghina de Robilant”.

Además, Jaime cuenta en el libro que el día de la celebración de la boda ortodoxa del rey Juan Carlos y la reina Sofía, que se celebró en Atenas, un canciller de la embajada le encomendó que recogiera una sotana de la sastrería y como las medidas de seguridad eran tan fuertes, no se le ocurrió otra cosa que vestirse de cura. "El rey me reconoció y me guiñó un ojo".

Al rey emérito le regalaron el carnet de conducir cuando era joven

También desvela que cuando el rey Juan Carlos atropelló a un ciclista siendo menor y conduciendo sin carné de conducir, el general Martínez Campos montó en cólera pero después le regaló un carné de conducir por la cara. “El general era durísimo con Juan Carlos” pero “quiso tener un detalle con él y le metió el carné en un sobrecito muy pequeño y ese sobre en otro más grande y ese en otro más grande... Juanito los fue abriendo uno tras otro y al final se le iluminó la cara".

Peñafiel, sobre la reina Letizia: "O entras como ella en la Casa Real, o te devoran, te anulan"

El periodista también ha hablado de la reina Letizia, un ‘must’ de sus artículos, aunque esta vez ha rebajado el tono: “Entrar en una familia real es muy duro y entrar en una familia real donde hay dos infantas como Elena y Cristina es tela marinera. O entras como entró Letizia en la Casa Real, o te devoran, te anulan y hay que reconocerle ese arrojo”.

Además le reconoce a Letizia Ortiz “la buena educación y la disciplina de sus hijas o todo lo que el Rey ha mejorado su prosodia. También le gusta que sea una mujer de carácter y que no se deje avasallar.

Peñafiel recuerda como la última vez que coincidieron el periodista y la ex periodista, -hace diez años-, ella no le negó el saludo pero le abroncó por algo que había escrito, algo que él describe como un capítulo “muy desagradadle” y que hace que no haya marcha atrás en su relación. “No me perdona que insista tanto en que es la nieta de un taxista, cuando su abuelo era de lo mejor, un tipo fantástico y la de taxista es una profesión muy noble”.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba