Ivonne Reyes

Ivonne Reyes le gana la guerra a Pepe Navarro: el Supremo deniega la revisión de paternidad

El Tribunal Supremo ha denegado el recurso de revisión de paternidad que presentó la hija de Pepe Navarro, Andrea. Por lo tanto, finalmente, Ivonne Reyes le gana la batalla a Pepe Navarro. Sin embargo el presentador pretende seguir adelante hasta que la verdad genética coincida con la verdad legal ya que cree que el Supremo se ha basado en la forma y no en el fondo de la cuestión.

Una prueba de ADN que le 'robó' un detective al hijo de Ivonne  dio negativa pero el Supremo se basa en otros motivos.
Una prueba de ADN que le 'robó' un detective al hijo de Ivonne dio negativa pero el Supremo se basa en otros motivos. Gtres

Eva Navarro presentó un recurso de revisión de paternidad en su nombre y en el de sus hermanos ante la Sala Primera del Tribunal Supremo utilizando una prueba de ADN obtenida a través de un detective privado que contrató la familia Navarro con la intención de demostrar si Alejandro, el hijo de Ivonne Reyes, era su hermano o no. Sin embargo, el resultado fue negativo, según publicó 'El Mundo', algo que algunos miembros de la familia venían insinuando desde hace tiempo.

Sin embargo, ahora, a pocas semanas de que prescribiera el caso, la Sala Primera del Tribunal Supremo ha denegado el recurso exponiendo: "La Sala Primera del Tribunal Supremo ha inadmitidoa trámite la demanda de revisión interpuesta por la representante procesal Dª Andrea Navarro Zaldívar, que pretendía revisar la sentencia firme dictada el 2 de febrero de 2012 por la Audiencia Provincial de Madrid –Sección 22ª- en virtud de la cual se declaró que D. José Navarro Prieto era padre biológico de un menor cuya madre era la entonces demandante Dª Yvonne Reyes", según la sentencia a la que ha tenido acceso GRITOS y añade: "Contra la presente resolución no cabe recurso alguno".

La demanda no precisa el motivo de la revisión, no está dentro del plazo legal y se hizo cuando Andrea tiene 21 años

El auto resalta el carácter excepcional y formal que tiene el tipo de procedimiento iniciado por Dª Andrea Navarro, cuya finalidad es revisar una sentencia que ya ha ganado firmeza. En primer lugar y como razón principal, la Sala Primera rechaza que Dª Andrea tenga legitimación para entablar la demanda de revisión, ya que no fue parte en el procedimiento en el que recayó la sentencia que se pretende revisar.

Además, el Tribunal Supremo añade otros argumentos que también conducen a la inadmisión de la demanda como que en ella no se precisa adecuadamente el motivo de revisión de la sentencia. En este aspecto, el Tribunal Supremo recuerda que los motivos establecidos por la ley para permitir una revisiónson tasados y deben ser identificados en la demanda con claridad. Además también recuerda que las demandas de revisión deben presentarse en un determinado plazo legal. 

En cuanto a la pretensión de D.ª Andrea Navarro, basada en el perjuicio personal que alega sufrir a consecuencia de la sentencia firme en la que se establecía que su padre era padre biológico del menor, se cuestiona la demora en la obtención del informe en que se funda la demanda, pues desde que D.ª Andrea Navarro alcanzó la mayoría de edad ha esperado hasta el mes de noviembre de 2016 para presentarla, cuando ya tenía 21 años de edad. Esta falta de precisión a la hora de justificar el momento a partir del cual se pudo interponer la demanda de revisión determina que, conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, su presentación se haya efectuado fuera de plazo.

El Tribunal Supremo analiza otros precedentes jurisprudenciales sobre la revisión de una sentencia firme de paternidad por la obtención de una prueba biológica posterior que "conducen también a inadmitir la presente demanda de revisión, porque no es posible crear en la fecha que se considereconveniente una prueba después de recaída sentencia firme para remediar la voluntaria inactividad y falta de colaboración precisamente de la parte a quien dicha sentencia firme le fue desfavorable. En la demanda examinada, no es D. José Navarro, padre biológico según la sentencia firme, quien pretende la revisión y, además, fue él mismo quien pertinazmente se negó en su momento a colaborar en la práctica de la prueba biológica”.

Dado que todos esos argumentos son determinantes de la inadmisión de la demanda, el Tribunal Supremo no considera pertinente pronunciarse sobre si el interés de Dª Andrea Navarro puede tutelarse por otras vías procesales ni sobre la forma en que se obtuvieron muestras biológicas de un menor de edad.

Recordemos que Pepe Navarro se negó a hacerse la prueba hasta en cuatro ocasiones cuando Ivonne le interpuso la demanda de paternidad en 2010. Finalmente en 2012 la Audiencia Provincial de Madrid declaraba a Pepe Navarro como el padre biológico del menor.

El Tribunal señala que "la presente demanda, como resulta de sus peticiones, no pretende otra cosa que replantearuna controversia ya resuelta con fuerza de cosa juzgada, invocando una legitimación extraña y la existencia de un documento de fecha posterior y generado ex profeso para cambiar el sentido del fallo de la sentencia firme. En consecuencia, sin entrar en si el interés de la aquí demandante puede satisfacerse por otra vía, ni tampoco en la forma por la que se han obtenido muestras biológicas de un menor, lo cierto es que, ya de entrada, la demanda no cumple los estrictos requisitos del juicio revisorio, por lo que la decisión procedente no puede ser otra que su inadmisión, sin imposición de costas por no haber llegado a intervenir la otra parte del proceso de origen".

Pepe Navarro: "Seguiremos hasta que la verdad genética coincida con la verdad legal"

Por su parte Pepe Navarro y su familia piensan continuar con su lucha porque a pesar de la decisión del Supremo asegura que éste se ha basado en la forma no en el fondo de la cuestión para no admitir la revisión de paternidad: “La prueba científica es rigurosa y sigue intacta porque demuestra científicamente que el hijo de Ivonne no es hermano de mi hija”, ha declarado a este medio y sobre esta prueba “el Supremo no se ha pronunciado”.

Añade que están estudiando qué pasos legales podrían seguir para “que la verdad genética coincida con la verdad legal pero seguiremos”. Según el presentador nada ha cambiado “ahora nosotros sabemos con toda seguridad quién es nuestra familia” y añade: “Mi hija Andrea Navarro solo tiene tres hermanos, Marlo, Layla y Darco”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba