Gritos

Las amistades ‘reales’ de Juan Carlos: de Adolfo Suárez, Botín y los jeques árabes, a Corinna o Rafa Nadal

En sus 39 años de reinado, Juan Carlos se ha codeado con diferentes personalidades de la política, del deporte e importantes empresarios. Cabe destacar su estrecha amistad con Adolfo Suárez, con las familias reales de Marruecos y Arabia Saudí, así como su polémica relación con Corinna zu Sayn-Wittgenstein y su amistad con deportistas como Ángel Nieto, Rafa Nadal o Fernando Alonso.

  • El Rey Juan Carlos se ha codeado con políticos, empresarios, jeques árabes y deportistas de élite (Gtres).
    El Rey Juan Carlos se ha codeado con políticos, empresarios, jeques árabes y deportistas de élite (Gtres).
  • Adolfo Suárez y el Rey Juan Carlos I (Gtres).
    Adolfo Suárez y el Rey Juan Carlos I (Gtres).
  • El Rey emérito cenando con Rafa Nadal (Gtres).
    El Rey emérito cenando con Rafa Nadal (Gtres).
  • El Rey Juan Carlos y Emilio Botín (El Intermedio).
    El Rey Juan Carlos y Emilio Botín (El Intermedio).
  • Salman bin Abdulaziz al Saud, el gran amigo de Don Juan Carlos (Gtres).
    Salman bin Abdulaziz al Saud, el gran amigo de Don Juan Carlos (Gtres).
  • El Rey Juan Carlos con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, Urdangarín y su hija Cristina (Gtres).
    El Rey Juan Carlos con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, Urdangarín y su hija Cristina (Gtres).
  • Oscar De La Renta, Barbara Walters, Mercedes Bass y J. Pepe Fanjul (Gtres).
    Oscar De La Renta, Barbara Walters, Mercedes Bass y J. Pepe Fanjul (Gtres).
  • Alberto Cortina y Alberto Alcocer (Gtres).
    Alberto Cortina y Alberto Alcocer (Gtres).

Pepe Fanjul

Uno de los íntimos amigos del monarca es Pepe Fanjul, dueño de La Romana, una exclusiva urbanización en República Dominicana, a la que Juan Carlos suele cada vez que puede y que fue sonde se alojó tras su abdicación: "Viene mucho, se aloja varios días y todo el mundo le conoce. Cuando llega saluda tanto al jardinero como al chófer y al personal de servicio. A todos, sean ricos o no. Todos le admiran", explicaba a Vanity Fair hace un año.

Fanjul es amigo de hace más de 50 años del Rey emérito, sus familias ya mantenían una gran amistad de antes: "Mejor amigo que él no existe, no conozco a un amigo más leal. Todo el mundo le quiere mucho. Cuando va de cacería o de regata, él saluda a todos. Es natural y cariñoso, una persona excepcional con una paciencia tremenda”.

Emilio Botín

El Rey emérito sabía que siempre podía contar con él. Fue un defensor a ultranza de la Corona, algo que le venía de familia, por la buena relación que mantuvo su padre con Don Juan de Borbón. Cuando el Conde de Barcelona viajaba a Santander, sabía que tenía abiertas las puertas de la casa del Promontorio. Incluso fue Botín padre el encargado de pagarles a los Reyes eméritos su viaje de novios en aquel entonces. Sin embargo, la relación que mantuvieron los hijos en los siguientes años fue mucho más intensa. Fue uno de los pocos españoles que asistió a las bodas de los tres hijos de Don Juan Carlos y Doña Sofía. 

Emilio Botín ofreció a la Corona su apoyo personal e institucional como presidente del primer banco de España. Según publicó 'ABC', en los últimos años de crisis, en los que Don Juan Carlos tenía una gran inquietud por conocer las opiniones de los expertos sobre la economía española, Botín se convirtió en uno de sus hombres de confianza y era uno de los cuatro empresarios a los que más consultaba junto César Alierta, presidente de Telefónica; Isidro Fainé, de CaixaBank y Javier Monzón, de Indra.

El monarca y Botín estaban convencidos de que había que internacionalizar las empresas españolas, y ello les llevó a coincidir en algunos viajes al exterior. Uno de ellos fue especialmente anecdótico cuando en Brasil, en el año 2012, el banquero, que venía de hacer deporte, coincidió con el monarca en el vestíbulo y saludó al Rey vestido de una manera muy peculiar, con bermudas y polo de color rojo y zapatillas de deporte. El presidente del Banco Santander hizo ante las cámaras la tradicional inclinación de cabeza, que en su caso solía ser muy pronunciada.

Otros amigos empresarios: de Manuel Prado y Colón de Carvajal y 'los Albertos', a Mario Conde

La vida de Juan Carlos está íntimamente ligada a empresarios de toda la vida e hijos de familias de banqueros. En su círculo de amigos más cercano y de la adolescencia se encuentra Jaime Carvajal y Urquijo, cuya familia puso a disposición de la familia real la finca que serviría de improvisado colegio para el monarca y sus amigos. Éste llegó a ocupar la presidencia de Ford España, firma del motor que algunos aseguran que el Rey ayudó a instalarse en España. También trabajó en los consejos de Telefónica, Unión Fenosa, Repsol y Ferrovial, entre otros.

Otro de los amigos de la pandilla era Fernando Falcó, marqués de Cubas y marido de Esther Koplowitz, una de las principales multimillonarias españolas, dueña de FCC. También José Luis Leal, que llegó a presidir la Asociación de Banca Privada, estuvo en nómina de BBVA y fue consejero de Prisa. 

Durante su reinado, se rodeó de otros importantes hombres de negocios a los que ha ayudado mucho gracias a sus contactos con dictadores de países emergentes. Es el caso de Villar Mir, presidente de OHL al que regaló un marquesado y también consejero de Banco Santander, cuyo nombre ha aparecidaparece en los papeles de Bárcenas como uno de los donantes secretos del Partido Popular. También están Borja Prado, presidente de Endesa y Gerardo Díaz Ferrán y Arturo Fernández, con los que compartía su afición por la caza. El primero está en la cárcel y el segundo se ha visto envuelto en varios escándalos relacionados con la forma de gestionar sus empresas.

Otro que se convirtió en un íntimo amigo fue el ya fallecido, fue Manuel Prado y Colón de Carvajal, al que presentó su primo Carlos de Borbón y dos Sicilias en una cena. Manuel Prado es el que realmente ha pasado a la historia como "amigo del rey". Prado fue el administrador de sus finanzas, y llegó a entrar en la cárcel condenado por un fraude millonario a los dueños de KIO. Prado fue senador por designación real en 1977 y luego desempeñó cargos en empresas públicas, como la presidencia de Iberia. Su hijo Borja Prado es el presidente de Endesa, representante español del grupo financiero italiano Mediobanca y consejero en Mediaset.

Con los que también ha mantenido una buena amistad son con los primos, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, sobre todo con éste último. Con ellos solía ir a cazar a la finca que Alcocer tiene en El Avellanar, Ciudad Real. Sin embargo, después de su vinculación en un escándalo judicial, y después de la implicación de su hija Cristina y su yerno en el Caso Nóos, el monarca decidió mantenerse en un segundo plano, al menos de cara a la galería, ya que algunos han señalado qe gracias al monarca, se libraron de la cárcel. Algo que no le ocurrió a Mario Conde, a pesar de su buena relación con el monarca.

Su estrecha amistad con los jeques árabes

Una de las últimas visitas que hizo el Rey al extranjero antes de abdicar fue a Arabía Saudí, donde se encuentra el Rey Salman Bin Abdulaziz Al Saud, con el que mantiene una relación fraternal desde la época del Rey Fahd, ya fallecido, que llegó a obsequiar al monarca con un yate. Por su parte Juan Carlos llegó a concerder al Rey Abdullah el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro, la mayor distinción que el Rey puede conceder a título personal. Incluso el Rey emérito interrumpía sus vacaciones en Mallorca por ir a verle a Marbella donde pasaba largas estancias, ahora su destino es Tánger.

Otros jeques le han regalado joyas, entre las que se encuentra una daga cuya empuñadura la componen piedras preciosas. Incluso, según contó Jaime Peñafiel, un Rolls Royce Phantom Drophed Coupé con embellecedores de oro podría haber sido un presente de un importante jeque del Golfo Pérsico.

Con Kuwait, tiene una amistad de casi 50 años, ya que las relaciones diplomáticas entre los dos países comenzaron en 1964. Desde este año, los viajes y los acuerdos se han ido sucediendo, el jeque Abdula al-Jaber al-Sabah, emir de Kuwait, llegó a asistir al funeral de Juan de Borbón, en 1993. También mantiene una relación estrecha con el emir de Qatar, Hamad Bin Jalifa al-Thani. En la última visita de éste y su segunda esposa, los Reyes hicieron una excepción y acudieron a recibirles al aeropuerto de Barajas, algo que se ha llevado a cabo en muy contadas ocasiones, como fue el caso de la visita del Papa.

También tiene una muy buena relación con Marruecos y el Rey Mohamed VI, uno de los que mejores relaciones bilaterales mantiene con la Casa Real española. Se trata de una relación de años atrás ya que Juan Carlos I y Hassan II fueron muy amigos. El monarca ha viajado allí en varias ocasiones. Sin embargo, su relación con los países árabes no siempre le han traído buenas noticias, fue un empresario saudí el que le pagó el nefasto viaje a Botsuana en el que iba Corinna y ésta también estuvo ligada en algunas negociaciones un poco turbias.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Tal y como recoge el libro 'Final de partida', de Ana Romero, Corinna y Don Juan Carlos se conocieron "en una cacería en La Garganta", en Ciudad Real en febrero de 2004, cuando la princesa alemana aún estaba casada con su segundo marido, aunque ya hacían vidas por separado. Según relata la escritora, el Rey se quedó prendado de aquella mujer con rasgos nórdicos y gran destreza tanto para las armas como para las relaciones sociales.

Pronto iniciaron una relación especial que duró años y que sonó aún con más fuerza tras la abdicación de Juan Carlos. Se llegó a hablar de un acuerdo económico a cambio de su salida de España, de que seguía viviendo en un chalé de Somosaguas de 500 metros cuadrados y 2.195 de terreno que estaba reformando para estar cerca del monarca y luego se dijo que se había instalado en Londres, donde Juan Carlos iba a visitarla a menudo. Al respecto, Corinna llegó a declarar a 'Vanity Fair': "He sido muy clara en mis declaraciones sobre nuestra amistad. Algunas personas difundieron desagradables rumores acerca de que yo no me quería ir, que estaba tratando de negociar algún acuerdo y que estaba resultando una persona difícil. Esto es categóricamente falso. Tan falso como la casa fantasma de Madrid".

Deportistas como Ángel Nieto, Fernando Alonso o Rafa Nadal

Don Juan Carlos siempre ha mostrado un gran interés por el deporte. Por ello es normal verle participar en las regatas, acudir a torneos de tenis, a carreras de coches o de motos, partidos de fútbol y de tenis. Entre sus amistades más estrechas en este ámbito se encuentran la de Ángel Nieto, al que le une una amistad de muchos años; y su estrecha relación con Fernando Alonso y Rafa Nadal por los que siente una gran admiración.

Tras el torneo que se celebró en la Caja Mágica en Madrid hace un mes, el monarca y Nadal se fueron a celebrar la victoriaen el restaurante que el mallorquín tiene en Madrid. Los dos ya compartieron cena por primera vez en 2012 en Palma de Mallorca. Por el que también siente predilección y para el que siempre ha tenido palabras de elogio es para Alonso. Tras su grave accidente mostró su preocupación y alivio, a la vez, de que el piloto hubiera salido con vida: "Menos mal que está vivo y entre nosotros", dijo del asturiano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba