Gritos

Dos años de la abdicación de Juan Carlos I

El 2 de junio de 2014, lunes, el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy convocó a los medios de comunicación en Moncloa para realizar un anuncio oficial de enorme trascendencia para el país.

La monarquía se encontraba en el momento más bajo de su popularidad y las perspectivas no eran buenas. Los escándalos de corrupción que habían salpicado a la institución, el deterioro de la salud del monarca y la crisis económica situaban a la corona en una situación muy complicada.

Aquella mañana los acontecimientos se sucedieron a un ritmo inusualmente rápido.

El Rey recibió a Mariano Rajoy en su despacho del Palacio de la Zarzuela. El monarca le entregó el acta de abcicación y el jefe del Gobierno convocó a las 10:00 horas a los medios de comunicación para una declaración institucional que se realizaría a las 10:30.

No hubo tiempo para especulaciones ni para filtraciones. Quizás el rey recordó que su querido amigo Adolfo Suárez había legalizado el Partido Comunista cuando media España estaba de vacaciones de Semana Santa.

Rajoy leyó sin vacilaciones un mensaje escueto y directo: «Su Majestad el Rey Don Juan Carlos acaba de comunicarme su voluntad de renunciar al trono y abrir el proceso sucesorio. Los motivos que han llevado al Rey a tomar esta decisión es algo que Su Majestad desea comunicar personalmente a todos los españoles a lo largo de esta misma mañana».

El monarca, entretanto, grabó un mensaje en Zarzuela, que fue emitido a las 13:00 de ese mismo lunes, 2 de junio. A sus 76 años, ponía así fin a 39 años de reinado. En su mensaje, el rey se refirió al momento en el que había tomado la decisión: “Cuando el pasado enero cumplí 76 años consideré llegado el momento de preparar en unos meses el relevo para dejar paso a quien se encuentra en inmejorables condiciones de asegurar esa estabilidad.”

En su segundo aniversario, alejado de primera línea de la vida pública, ha seguido protagonizando algunos actos institucionales, e incluso viajes fuera de España.

La fecha elegida para la coronación de su hijo Felipe, el 19 de junio, permitió que el acto coincidiera con un festivo en muchas comunidades autónomas y se daba así entrada a una nueva era, en la que el rey emérito empezaba a disfrutar de su jubilación de oro.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba