Gritos Carmen Enríquez: "Letizia ha exagerado bastante el tema de la privacidad"

Entrevistamos a Carmen Enríquez, autora de Felipe VI, la monarquía renovada para analizar los dos años de reinado de Felipe VI.

Carmen Enríquez afirma en el libro “Felipe VI, la monarquía renovada” publicado en 2015, que “la reina Letizia parece otra persona desde que su marido ha pasado a ser Rey de España, ha cambiado sustancialmente en forma y lo ha hecho para bien”. Esta afirmación nos da pie para repasar con la periodista almeriense el papel de la reina, sus diferencias con respecto a doña Sofía o su faceta de madre. Y es en este punto en el que Carmen se muestra más crítica con la reina, sobre todo en su exceso de celo para mantener la privacidad de las infantas Leonor y Sofía. 

Carmen Enríquez: "El 19 de junio fue un día de rango histórico"

Enríquez recuerda el 19 de junio de 2014 como un día de ‘rango' histórico: “En primer lugar porque las abdicaciones son poco frecuentes en todas las monarquías, aunque ahora empiezan a ser habituales porque ha aumentado la esperanza de vida”, y en segundo lugar porque “todas las cosas transcurrieron como tenían que transcurrir, conforme a las normas marcadas en la Constitución”. Concluye con un “dimos la talla”.

El balance de los dos años del reina de Felipe VI es positivo 

El balance de estos dos años de reinado de Felipe VI  es positivo. En poco tiempo se han dado pasos de gigante, sobre todo en lo relativo a la Ley de Transparencia, no solo, en los aspectos que atañen a la familia real, sino, tambien, en lo referido a los equipos que trabajan en Zarzuela, incluyendo las auditorias de la Agencia Tributaria.  Además, apunta Carmen, “siempre dije que la transparencia es una cuestión de actitud y ahí falta un poco de voluntad, aún hay zonas oscuras, aquellas que están relacionadas con la privacidad de los monarcas”.

Por otro lado Enríquez cree que a Felipe VI  le queda pendiente hacer algo a lo que se comprometió en el discurso de proclamación en las Cortes: tomar contacto directo con las personas golpeadas por las crisis. “Eso hay que hacerlo de una forma pública, si lo hace de forma privada está bien, pero tiene que hacerse público. Sé que no es fácil porque hay que consensuar con el gobierno y quizás al gobierno no le interesa que trascienda que hay gente que lo está pasando mal con la crisis".

En cuanto al equilibrio del papel entre el rey y la reina, la periodista afirma que “el comportamiento de Felipe VI es impecable. Él lo está haciendo muy bien. La reina hace las cosas a su manera, pero no hay que olvidar que a quien hay que pedir cuentas es al rey, que es el Jefe del Estado. Ella es reina consorte, no tiene ningún papel en este momento según la Consititución. No hay que pedirle cuentas de forma tan directa como a don Felipe".

A Letiza le falta tener una causa propia.  

Aquí, la escritora experta en monarquía lo tiene muy claro y cree que a doña Letizia le falta tener una causa propia. A este respecto recuerda que la reina emérita doña Sofía decidió crear la Fundación Reina Sofía. Se creo después de varios años ejerciendo como reina y se ha centrado en labores relacionadas con la Cooperación internacional, además de apoyar a causas como el alzheimer. La Fundación ha colaborado y sigue colaborando con organizaciones no gubernamentales, para apoyar a familias poco favoridas, en España y fuera de nuestras fronteras. Ademas, la reina Sofía estaba muy volcada con la cultura, la música, de todos es conocido que es una gran amante de la música, una melómana.

Doña Letizia va desempeñando actividades de tipo benéfico y cultural pero le falta crear alguna acción específica como reina consorte, aunque Carmen es consiciente de que “lleva poco tiempo. Hay que esperar para definir a que va a dedicarle sus esfuerzos”.

"No se puede esperar lo mismo de una y de otra" afirma Carmen Enríquez refiriéndose a Doña Sofía y a la Reina Letizia  

Letizia va imprimiendo su propio carácter. Hay muchas diferencias entre ambas, para empezar la procedencia de cada una de ellas es muy distinta. Por un lado, doña Sofía era la hija del rey de Grecia, eso, aunque fueron una familia que vivió sin grandes lujos, imprime carácter. Letizia, era periodista, "todos conocemos su historia, proviene de una familia de clase media, con una carrera universitaria y profesional brillante. No se puede esperar lo mismo de una y de otra".

Carmen constata que poco a poco Letizia se está sintiendo más a gusto con el trabajo que tiene que desempeñar. Se le critican algunos gestos, pero nadie pone ningún pero a la forma en que desempeña sus obligaciones, "se lo toma en serio, se documenta, estudia, y cuando lo hace, lo hace bien". En ese sentido su desempeño es impecable

Relación con la familia de Felipe VI "La familia real se encontró con un problema gravísimo"

Felipe VI y Letizia han delimitado las relaciones familiares. Nadie duda a estas alturas de que todo se complicó con el 'caso Noós', las relaciones tomaron otro cariz a partir de que Iñaki y Cristina se sientan en el banquillo. Carmen Enríquez es contundente: "se ha vivido un drama familiar muy intenso. La familia real se encontró con un problema gravísimo”. El hecho de que Cristina mantuviera una postura de apoyo incondicional a su marido complicó aún más la situación. “Ha envenenado mucho las cosas” remata. Además, para la reina Sofia, se hizo todo más difícil porque como madre no puede dejar abandonada a la Infanta Cristina, "es su hija, es parte de su familia". 

La reina Letizia y don Felipe tuvieron que establecer una distancia porque era la única manera de evidenciar que ellos rechazaba de plano los negocios de Iñaki Urdangarín

"Doña Letizia ha exagerado el tema de la privacidad de las niñas. Leonor ya tiene 10 años, ella y su hermana ya no son tan niñas."

"Doña Letizia ha exagerado el tema de la privacidad de las niñas. Leonor ya tiene 10 años, ella y su hermana ya no son tan niñas." Carmen cree que "sería bueno compartir cómo van creciendo, que se compartiera alguna foto de los cumpleaños, compartir de forma más natural la vida de unas niñas que en el futuro van a ocupar un lugar destacado en la sociedad". El papel del Rey Felipe VI marcará la diferencia pues como él lo ha vivido de pequeño lo vive de forma natural, pero como "el rey es muy conciliador en ese tema tiene que llegar a un acuerdo con su mujer".

Esto no es óbice para remarcar que la educación de las niñas está siendo excelente: ”las infantas están siendo muy bien educadas, pero habría que evitar la imagen de princesa de cuento de hadas que, al final, la reina está consiguiendo que tenga su hija Leonor".

El gran reto al que tendrá que enfrentarse Felipe VI son los nacionalismos y las tendencias independentistas.

En uno de los capítulos escritos por Carmen Enríquez en el libro 'España 20/20' apuntaba que la clave para que una monarquía sea aceptada y perdure es que los ciudadanos vean y "sientan" la utilidad de la institución, es decir, que los españoles se vean representados e identificados con los reyes. Pasó con Juan Carlos I y Sofía, aunque al final hubo un paréntesis. 

El gran reto al que tendrá que enfrentarse Felipe VI son los nacionalismos y las tendencias independentistas, un reto harto difícil porque el rey solo puede mantener y favorecer el diálogo, pero no puede ir más allá. "Hay quienes dicen que debería hacer más, que debería ir más allá de la atribuciones recogidas en la Constitución, pero, si lo hiciera, le lloverían las críticas. Su labor es mantener las puertas abiertas del diálogo, hablar y mediar para que luego sean los políticos quienes se sienten y lleguen a los acuerdos definitivos".

Así termina la conversación con Carmen Enríquez, que nos ha recibido en su casa con una fotografía del rey Juan Carlos I de fondo. 

VOLVER AL INTERACTIVO



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba