A nadie le queda duda de que Audemars Piguet es una marca con una visión especial del tratado relojero, de la herencia mecánica... lo que se traduce en a ruptura con lo convencional. Una creación de sus propias reglas, con piezas que hablan de futuro pero que al mismo tiempo respetan la tradición. Entre las grandes novedades de este año, destaca el acuerdo con Marvel que se plasma en un Royal Oak Concept ‘Black Panther’ Flying Tourbillon, limitado a 250 piezas. Esta nueva propuesta se inspira en los diseños de Gérald Genta en los años 80, y con ella se rinde homenaje a los héroes del universo Marvel. El reloj ha sido presentado en Los Ángeles y durante el evento se ha realizado la subasta de una pieza única y especial de este reloj –junto a otros objetos donados por amigos de la marca– con la que se han alcanzado un total de 8 millones de dólares, que serán donados a First Book y a la Fundación Ashoka.

La nueva creación, con 42 mm de diámetro, es testimonio de la trayectoria de Audemars Piguet en cuanto a experimentación en el diseño y, por supuesto, en la conexión con el mundo de la cultura, especialmente en el ámbito de la cultura pop y en la industria del entretenimiento. François-Henry Bennahmias, CEO de Audemars Piguet, reconoce que llevaba tiempo buscando esta colaboración: “Estaba predestinada. Mi primer intento de trabajar con Marvel se remonta a hace 15 años. Hoy es un honor rendir homenaje a los héroes de Marvel y fomentar la fuerte conexión que Audemars Piguet siempre ha tenido con la industria del entretenimiento. Esta aventura de colaboración promete muchas sorpresas”. Y va más allá: “Cuando firmamos el acuerdo, hemos dicho que queremos estar juntos el mayor tiempo posible, así que no se trata de cuántos relojes, ni de cuántos años... esta relación no tiene límites”. 

La caja del Royal Oak Concept es el mejor 'contenedor' para esta creación que inaugura la unión de Audemars Piguet y Marvel.

Un diseño impactante

Como tampoco los hubo a la hora de afrontar el diseño del reloj. De corte futurista, recuerda al traje vanguardista que luce 'Black Panther'. Elaborada en titanio, la caja está rematada con un bisel y una corona de cerámica negra de forma octogonal. El bisel de cerámica negra se ha decorado con la alternancia de cepillado satinado y chaflanes pulidos característica de la marca. La caja de titanio presenta un aspecto texturizado con superficies arenadas e inserciones de titanio satinado y biselado. La esfera es puro espectáculo y reúne al tourbillon volante a las 6 horas y una interpretación muy contemporánea de la  figura del héroe Black Panther realizada en oro blanco y pintada a mano. Para su realización, montaje y colocación en el movimiento se ha necesitado recurrir a nuevas fórmulas de trabajo. Así, por ejemplo, la silueta y el volumen del personaje se han recortado previamente en un disco de oro blanco de forma mecanizada. A continuación, se ha tallado con láser la textura del traje. Esta etapa se complementa con un meticuloso grabado a mano, en el que se esculpen todos los detalles que adornan el cuerpo de ‘Black Panther’, desde sus manos hasta sus músculos y rasgos faciales, y lo realiza un solo grabador. 

Lo mismo hay que decir cuando hay darle color a ‘Black Panther’; un solo pintor se aplicará en pintar los ojos y aplicar numerosas capas de pintura oscura diluida sobre el traje para alcanzar el equilibrio perfecto de textura y contrastes. Además, los pequeños detalles del traje de ‘Black Panther’ se han dejado sin pintar para aumentar el contraste y añadir profundidad. Estas aparentes superficies de oro blanco se han pulido para proporcionar un sutil juego de luces. Son necesarias 30 horas de trabajo para completar cada una de las figuras y en esa tarea se ha empleado un equipo altamente especializado de 4 grabadores y otros tantos pintores para realizar las 250 piezas de la colección.

El fondo abierto deja ver partes del mecanismo, pero también unos puentes que siguen la estética del traje de 'Black Panther'.

Tradición y espíritu de familia

Bennahmias argumenta la presencia de este personaje Marvel para inaugurar la colaboración: “Entre el repertorio de personajes Marvel, 'Black Panther' encarna perfectamente nuestros principios y valores. No solo es el reflejo de la historia y las tradiciones, sino que mira al futuro y al optimismo. También se guía por fuertes lazos familiares. Esta combinación de tradición, cultura orientada al futuro y espíritu familiar es nuestro principio rector. Respetamos el pasado al tiempo que avanzamos hacia el futuro, pero nunca a expensas de la relación y la familia”.

En la parte mecánica, el Calibre 2965, la última evolución de la casa en cuerda manual, es el encargado de impulsar esta creación. Este movimiento con tourbillon volante fue lanzado originalmente por Audemars Piguet en 2018, en la colección Royal Oak Concept. El diseño contemporáneo en dos tonos de la jaula del tourbillon hace juego con la estética general del reloj, otorgando al movimiento un efecto 3D muy llamativo y único. El fondo de la caja de zafiro ofrece otra ventana a la mezcla perfecta de avances tecnológicos y savoir-faire tradicional del reloj. Los puentes geométricos de titanio pulido están adornados con un revestimiento de PVD negro y gris, y revelan los componentes del corazón del reloj, incluido el fondo de la jaula del tourbillon volante y parte del tren de engranajes. Cuenta con 72 horas de reserva de marcha y resistencia al agua hasta 50 metros.

El tourbillon volante comparte protagonismo en la esfera con la figura del héroe de Marvel, realizada completamente a mano.

Los relojes históricos

Y si hay que hablar de inspiración en esta nueva creación, hay que acudir a la influencia de personajes del pasado en los relojes Audemars Piguet, incluyendo los diseños de Mickey Mouse de Genta de los años 80 y lo que ésta representa para el CEO de Audemars Piguet: “Yo era fan de Mickey Mouse cuando era niño, obviamente, y tengo una colección que era de mi padre o de mi tío, en casa de mis abuelos... y todavía veo esa colección hoy en día, por cierto. Así que me crié con esos personajes, por lo que ahora, tengo el mismo sentimiento sobre la empresa Marvel, ¡es lo que hace soñar a la gente! Mickey Mouse fue una inspiración, y hoy es otro sueño”.

El primer reloj de Mickey Mouse diseñado por Ingersoll en colaboración con Walt Disney inició un fenómeno de la cultura pop. Era el año 1933 y marcaba el comienzo de una etapa de éxitos. Años después, Gérald Genta lanzó su primer reloj Mickey Mouse en 1984. Pionero, Gérald Genta combinó la alta relojería con la visualización animada de la esfera, combinando el minutero retrógrado con la hora saltante. La colección titulada ‘Fantasy’ se desarrolló a lo largo de los años para abarcar a numerosos personajes de Disney, culminando en 2008  con el Gérald Genta Octo Ultimate Fantasy Mickey Mouse Tourbillon para celebrar el 80º aniversario del icónico personaje. Y eso nos lleva al legado de Gérald Genta para la relojería y, más concretamente, para Audemars Piguet.

“Siempre consideraré a Gérald Genta como el ingeniero más importante del mundo de la relojería”, dice François-Henry Bennahmias, “y su legado es el mejor de todos los tiempos. En los deportes, utilizamos el término de un “dios”, para definir al mejor y esa descripción es válida para Genta. Ha sido una figura importante para la industria relojera y me hubiera encantado poder trabajar con él. Podríamos haber hecho cosas muy grandes”. Queda claro que el Royal Oak Concept ‘Black Panther’ Flying Tourbillon de Audemars Piguet se basa en este legado de excelentes relojes de carácter. Y cómo no, lo hace en formato Royal Oak Concept. Lanzado para conmemorar el 30º aniversario del Royal Oak en 2002, estableció una estética nueva para la Alta Relojería del siglo XXI. Ahora lo hace 'vestido' de héroe.