Cuando parecía que el acero iba a recuperar protagonismo y ser el material de la temporada, vuelven las súper aleaciones de materiales de nombres futuristas -como HAYNES 214- y oros de autor de todos los colores y nombres. Los materiales censados son muchos y variados, entre ellos cobalto, carbono TPT y hasta plata. Por lo demás, el zafiro se impone con su transparencia en una variedad de modelos de todo signo y origen.

1. Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire. Pionera en añadir color al zafiro, le ha llegado la hora a un color inédito: el naranja. Se acompaña de un movimiento tourbillon novedoso de cuerda automática.

2. Piaget Altiplano Ultimate Concept. La platina base del movimiento está mecanizada directamente sobre una caja de aleación de cobalto de solo 0,12 mm de grosor.

3. Montblanc 1858 Split Chronograph. Realizado en una aleación inédita de oro de 18 quilates, plata y hierro llamada oro lima. Edición limitada a 18 piezas.

4. Tudor Black Bay Fifty-Eight 925. Luce ese número como referencia al inédito material de su caja: plata 925. El primer reloj de submarinismo de la casa en ofrecer esta aleación, inspirado en el Big Crown de 1958, está accionado por el calibre de manufactura MT5400.

5. Richard Mille RM 21-01 Tourbillon Aerodyne. Compuesto por una una compleja estructura de caja de oro rojo reforzada con carbono TPT. En la platina, además, hay una estructura de HAYNES 214 con tratamiento PVD azul.