“Dentro de 20 años, viviremos en espacios vacíos. La mayoría de los objetos que nos rodean, calefacción, iluminación, música..., desaparecerán integrados en las paredes. Nos convertiremos en espíritus, pura inteligencia, y lograremos uno de nuestros objetivos: convertirnos en Dios”. Así imagina Philippe Starck, esa estrella absoluta del diseño, el estilo de vida del futuro. En boca de quien ha creado, en 40 años de carrera, proyectos visionarios convertidos en iconos de la creatividad, no es una predicción cualquiera. 

El mar

Con mi esposa Jasmine, vivo entre Lisboa, Cap Ferret y la isla de Burano, donde paso la mayor parte del año. Lugares del mar, porque el mar está en mi ADN. Cuando siento que tengo que estar distraído, me resulta suficiente coger un bote y navegar.

Trabajo

Tengo dos trabajos: uno como diseñador y otro como arquitecto. Como arquitecto, siempre tengo problemas con los espacios al aire libre: los muebles de exterior son todos iguales. Y no se adaptan a la naturaleza. Tengo que dibujarlos yo mismo.

Al aire libre

En Fen-c Nature intenté darle un toque de humanidad y creatividad a los muebles que diseñé, inspirados en fotografías antiguas de la vida de personajes del pasado, como Picasso. No se perciben como muebles perfectos, pero hay algo elegante y poético en ellos.

Música

No puedo trabajar sin música de fondo. Uso una aplicación muy especial, creada para mí, que me sugiere el tipo de música para escuchar según el momento del día y mi estado de ánimo.

Lápiz y papel

He usado el mismo tipo de bloc y el mismo tipo de bolígrafo desde hace 30, 40 años. No tengo ordenador, solo un iPad para la música. Me hace sentir libre; cuando trabajas con un ordenador, estás usando algo con límites, creado por alguien, eres como una mosca dentro de una caja de la que es difícil salir.

Elíseo

El apartamento que diseñé para François Mitterrand cuando era presidente fue uno de los mayores desafíos. Tenía solo 30 años y era un perfecto desconocido.

Inteligencia

La inteligencia me fascina. Me siento inspirado por la experiencia de maestros absolutos de la historia, como Einstein, Leonardo, Platón...

Recientemente se ha convertido en el encargado del diseño de interior del primer hotel de lujo del espacio, que podría abrir sus puertas en 2024. Paredes acolchadas, vistas panorámicas del espacio y la estética espacial que imaginan las películas de ciencia ficción se harán realidad en este proyecto liderado por Michael Suffredini, ex gerente de la Estación Espacial de la NASA y Axiom Space, empresa dedicada al desarrollo de sistemas en el espacio, utilizando la microgravedad en actividades como entrenamientos de astronautas, medicina espacial y el diseño y arquitectura de infraestructuras destinadas a integrar la vida humana fuera de la órbita de la Tierra, como por ejemplo, en Marte o la Luna. El hotel contará también con un laboratorio y un observatorio panorámico, que estarán finalizados en 2028.